Orquideorama en Medellín

Arquitectura: territorio y ciudad

El Congreso Arquine, que se celebra en Medellín del 16 al 17 de julio y contará con la presencia de reconocidos arquitectos nacionales e internacionales, busca generar un espacio de concentración en torno a la cultura arquitectónica.

2015/07/16

Por RevistaArcadia.com

Arquine convoca este congreso donde se reflexiona sobre la arquitectura y su relación con el territorio y la ciudad. Para Alejandro Echeverri, un reconocido arquitecto paisa que participará en el congreso, el mayor logro del proceso urbano de Medellín “es tratar de hacer la ciudad más transparente e incluyente […] buscar que el espacio urbano y la nueva arquitectura sean para todos, que promueva el encuentro y la diversidad. Tratar de transformar el temor que hemos tenido hacia el otro, en un escenario de intercambio y de confianza”.

La arquitectura teje diversas coyunturas, desde su relación con el arte hasta su efecto en la sociedad. Hablamos con tres arquitectos de distintas ciudades para preguntarles por su trayectoria profesional y su relación con el arte y la transformación social desde su quehacer.

¿Cómo juegan la creatividad y el pragmatismo en la arquitectura?

Alejandro Echeverri (Medellín)
Planeador urbano de Medellín. Cofundador y director de urbam, Centro de Estudios Urbanos y Ambientales de la Universidad Eafit.

"Estos dos  conceptos  no son exclusivos de la arquitectura pues creo que aplican en todos los campos,  pero preferiría hablar en nuestro caso de la intuición, la pasión,  y la razón, siempre existe ese dialogo dual. Las grandes obras de arquitectura emocionan, tienen la capacidad de sorprender y además de despertar sentimientos de complicidad y afecto. Y también deben responder a exigencias muy precisas, programáticas, presupuestales, temporales… pero la arquitectura excepcional tiene la capacidad de capturar en un espacio el espíritu de un momento y también de quienes o quien la conciben. Los arquitectos debemos responder a solicitudes muy precisas, pero debemos conducirnos bajo nuestras propias obsesiones".


Frida Escobedo (Ciudad de México)
Dirige su propio taller de arquitectura desde 2003. Sus proyectos buscan la manera de hacer evidentes las apropiaciones espontáneas y las relaciones entre los usuarios de un espacio común. Arquitecta del museo La Tallera Siqueiros.

"La arquitectura en general es entendida como una de las bellas artes, sin embargo, es la única que tiene que resolver problemas prácticos, que tienen que ver con la vida misma. Adolf Loos alguna vez señaló que sólo una parte muy pequeña de la arquitectura pertenece al arte: la tumba y el monumento, y que todo lo demás, todo lo que sirve a un propósito, debería de excluirse de ese campo.

Así que, por un lado, la arquitectura cumple la tarea de construir espacios para el uso humano, pero por otro genera de significados. Hannah Arendt definió como labor a las actividades que corresponden con los procesos biológicos y las necesidades para la existencia humana: aquello que es necesario para el soporte de la vida misma. La Labor esta distinguida por su carácter permanentemente inconcluso, porque no genera nada permanente, y porque todas sus acciones deben de ser por lo tanto continuamente renovadas para mantener la vida. Arendt se refería a los humanos que se encontraban en este modo de existencia como animal laborans. Por otro lado, el trabajo son todas las actividades que corresponden a la antinaturalidad de la existencia humana y que corresponden a la fabricación de un mundo artificial de objetos. Ella explica también que si bien el animal laborans requiere de la ayuda del homo faber: sin la creación de un artificio como el lenguaje o el arte, el producto de toda actividad, la historia que todos representamos no sobreviviría".

Antonio Yemail (Bogotá)
Director de Oficina Informal, estudio que aborda el marco ecológico, tecnológico y social. Ha publicado en revistas especializadas como la Harvard Design Magazine y Arquitectura Viva.

"Es un viaje de ida y vuelta entre las dos situaciones y de alguna manera explica porque usamos el nombre de "Oficina Informal" para identificar la forma en que trabajamos: el término "oficina" supone una noción muy pragmática y corporativa de la práctica, relacionada con la ejecución, la precisión y con la gestión material de un proyecto; pero por otro lado está lo 'informal' que atiende justamente a toda esa energía que se activa con el crecimiento espontáneo, lo inesperado y  con el estado no planificado  que antecede la interpretación más básica de  creatividad, así que sin duda que en la línea que separa esta contradicción es donde queremos situar nuestro trabajo".

¿Cuál es el mayor reto que tiene la arquitectura en su ciudad?

Alejandro Echeverri (Medellín)

"El reto hacia el futuro es inmenso. Las ciudades que han producido exitosamente cambios estructurales y definitivos, han tenido la virtud de construir un consenso durante un periodo largo de tiempo, y trabajar obsesivamente sobre pocos relatos, pocas obsesiones, continuidad y claridad. En Medellín los problemas están claros y creo que las preguntas correctas están sobre la mesa, pero apenas estamos empezando a encontrar soluciones pertinentes. Creo que el riesgo es creernos más de lo que somos y emular ciudades que están en otro estado de desarrollo. Todavía tenemos muchos años de trabajo para seguir intentando construir una ciudad más incluyente cercana a la gente. El riesgo seria no continuar y cambiar el relato".

Antonio Yemail (Bogotá)

"Concretamente me parece que en Bogotá como en muchas otras ciudades hubo un punto de quiebre en el que la tradición y el oficio que supone una práctica cultural como la arquitectura quedó supeditado a las leyes del mercado y eso hoy en día lo estamos padeciendo con creces.  Por ejemplo, el desmejoramiento de la habitabilidad en cuanto a sus condiciones mínimas de  calidad constructiva, confort,  espacio  pero sobre todo en los precios. Poco a poco perdimos la tradición moderna del buen vivir que tuvo es los años 50 y 60 un momento de esplendor y buen oficio. Siento que en Bogotá la arquitectura ya no se reconoce en el imaginario social como una plataforma desde la cual pensar la  ciudad, dejando ese espacio a los crecimientos informales, los intereses políticos y el régimen del mercado, y justamente ese es el reto, cómo a través de la arquitectura  se puede cuando menos equilibrar esa pérdida instruyendo, ejemplarizando o incluso retando la sociedad con proyectos, acciones o debates que hablen no sólo de habitabilidad y formas de vivir de una manera más digna y menos especulativa, sino con toda una serie de iniciativas que reactiven la desmejorada vida cotidiana de la capital".

¿Cuál es la relación del arte y la arquitectura en su trabajo?


La Tallera Siqueiros diseño arquitectónico de Frida Escobedo

Frida Escobedo (Ciudad de México)

"Es muy difícil tratar de definir que es el arte, o cuál es su campo. Para mí sería más sencillo pensar en un campo intermedio, tal vez más difuso que sería el de las prácticas espaciales. El espacio no solo sirve para que las relaciones sociales sucedan, sino que es producido y produce estas relaciones. Dicho en otras palabras, la arquitectura es una acción y un objeto que actúa. Creo que lo que puedo yo interpretar del argumento de Hannah Arendt, es que cuando se generan significados, cuando un objeto logra hablar o expresar ciertas condiciones que de otra manera no se podrían definir (como el caso de la muerte o la memoria) se está construyendo parte de nuestra identidad, de nuestro lenguaje común...de nuestra cultura". 

Antonio Yemail (Bogotá)

"Ocurre de dos maneras: por un lado a través de colaboraciones con artistas en las que buscamos un dialogo menos instrumental, más allá del rol del arquitecto que atiende las situaciones técnicas dentro de la obra,  y que por el contrario suponga un intercambio que potencie la presencia pública, la búsqueda de escenarios de actuación o el manejo del espacio. Pero por otro lado, en nuestros proyectos se informa en protocolos que el arte ha explorado desde hace mucho tiempo como la instalación, la perfomatividad o la noción de lo efímero".

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com