"Painting-Poem" de Miró.

Días espléndidos para el arte

En los últimos quince días, obras de Miró, Moore, Van Gogh, Cézanne y Degas se han vendido en cifras descomunales que nunca habían alcanzado estos artistas. Todo parece indicar que el mercado del arte anda sobre ruedas a pesar de la crisis económica.

2012/02/08

Por EFE y Revistaarcadia.com

La casa de subastas Christie's acaba de vender dos piezas a precios récord, una del inglés Henry Moore y otra del español Joan Miró.

La escultura de bronce "Reclicling Figure: Festival", que Moore realizó en 1951, fue la gran sorpresa de la noche en la sala de subastas, abarrotada de compradores y aficionados. Se vendió en 30,2 millones de dólares.

El óleo "Painting-Poem", de Miró, alcanzó el récord de 26,6 millones de dólares. La obra fue pintada en 1925, pertenecía a un coleccionista privado de Nueva York y contiene unos versos escritos sobre un fondo color arena y trazos abstractos.

Nunca se había vendido una obra del artista catalán a un precio tan alto. El récord de una obra de Miró había sido alcanzado en 2008 por "La caresse des étoiles", que fue vendido en 17 millones de dólares.

La colección de Elizabeth Taylor

La misma casa de subastas vendió con éxito, también, varias obras de la colección privada de la actriz Elizabeth Taylor.  El más importante de la colección, "Vue de l'Asile de la Chapelle de Saint-Remy" de Vincent Van Gogh, se vendió por 16,05 millones de dólares durante una puja frenética que consiguió superar en cuatro millones el precio máximo estimado.

La obra de atmósfera otoñal, que no se había visto en público desde hace 20 años, fue pintada por el genio holandés en 1889, un año antes de morir, y Taylor la adquirió en 1963.

Además, como parte de la colección de la actriz, que terminará de subastarse en dos sesiones más,  se vendió "Autorretrato" de Degas, por 1.131 dólares, y "Manzanos de Eragny" de Camille Pissarro, que llegó a los 4,67 millones de dólares.

La obra más cara del mundo

Además del éxito en ventas de la Casa Christie's, hace unos días se vendió el cuadro más caro del mundo: “Los jugadores de cartas”, de Paul Cezanne, a 252,91 millones de dólares. La compra fue realizada por la familia real de Catar. Hasta ese momento, el cuadro más caro había sido un Picasso, valorado en 108,1 millones.

La familia ha comprado arte durante los últimos años en su proyecto de transformar el emirato en centro cultural de Oriente Próximo. De su colección ya hacen parte obras de Andy Warhol, Mark Rothko y Damien Hirst, entre otros.

Definitivamente, el mercado del arte anda con muy buena salud. ¿Cuál será la razón?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.