"Naranja, rojo, amarillo" de Mark Rothko.

El arte logra recaudar 388 millones de dólares en una noche

La obra "Naranja, rojo, amarillo", de Mark Rothko, se convirtió en la estrella de una subasta de arte contemporáneo y de posguerra celebrada en Nueva York por la casa Christie's, en la que alcanzó un precio de 86,8 millones de dólares.

2012/05/09

Por EFE.

"Este cuadro de Rothko, que data de 1961, es una obra maestra que ha atraído la atención de mucha gente por su valor y belleza", explicó Laura Paulson, directora de la venta, en la que se recaudó un total de 388 millones de dólares.

Este cuadro, el más importante del artista estadounidense (1903-1970) que ha salido al mercado desde "Centro blanco", vendido en 2007 por 72,8 millones de dólares, es la "personificación" del arte de Rothko, según Paulson, quien añadió que "en él se recrea una experiencia que invoca lo trascendental". El trabajo fue subastado a un precio récord para una obra de arte contemporáneo.

"La extraordinaria escala y la fuerza de la paleta de esta obra sublime son la esencia de la profunda visión de Rothko", explicó Paulson sobre el cuadro, que se vendió tras una intensa puja que hizo dispararse vertiginosamente el precio de la obra.

Otra de las estrellas de la venta fue "FC 1", de Yves Klein (1928-1962), por el que se pagaron 36,4 millones de dólares.

Esta pintura, una de las más importantes del periodo de posguerra, en la que el artista francés combina su característico color azul con pigmentos rosas para representar el fuego y unas siluetas humanas, es la última que pintó, tan solo unas semanas antes de su prematura muerte, a los 34 años.

"Esta obra de Klein es para Europa lo que la pintura 'Número uno' de Pollock es para Estados Unidos, y en ella se encarnan las obsesiones de este artista por reconciliar los conceptos de la presencia y la ausencia, la vida y la muerte", describió la experta en arte de posguerra Loic Gouzer.

Por su parte, el cuadro "Número 28" de Jackson Pollock (1912-1956), pintado en 1951, se vendió por 23 millones de dólares. En esta obra maestra del expresionismo abstracto se combina el esmalte negro con la pintura gris, salpicada con las características gotas del artista estadounidense en blanco, amarillo y rojo.

"Onement V", un lienzo en azul cerúleo con la firma de Barnett Newman (1905-1970) alcanzó un precio de 22,4 millones de dólares, ya que no había salido una obra del artista de tanta magnitud en los últimos veinte años.

También de Newman, "Sin título", una pintura de 1945 en la que el estadounidense juega con las líneas horizontales y verticales, se vendió por 3,2 millones de dólares.

Uno de los artistas con más presencia en la subasta fue Gerhard Richter (1932), cuyo "Abstraktes Bild (798-3)", en el que el pintor alemán combina los rojos intensos con el azul noche, el blanco alabastro y el verde, y que no había salido a la luz en dos décadas, alcanzó los 21,8 millones de dólares.

Otras obras suyas que alcanzaron elevados precios fueron "Seestück", un paisaje marino ejecutado con la técnica del hiperrealismo, para emular una fotografía, por 19,3 millones de dólares, o las abstractas "Farbschlieren", por 4,3 millones, y "Abstraktes Bild Violett", por 4,6.

La subasta ofrecía una amplia muestra del trabajo de Alexander Calder (1898-1976), en la que sobresalió "Lirio de fuerza", una escultura de dos metros en la que, según Christie's, el artista aúna "la ingenuidad, el lirismo y el sentido del juego dentro de una forma perfecta", y que alcanzó los 18,5 millones de dólares.

Por 5,7 millones se vendió "El rojo de Saché", una de las características esculturas móviles de Calder, realizada en 1954, el año en el que se trasladó a esta población francesa, en la que desarrolló uno de los periodos más fructíferos de su carrera, mientras que "Ráfaga de nieve" alcanzó los 10,3 millones de dólares.

Asimismo, suscitaron una gran cotización varias obras de Willem de Kooning (1904-1997), como "Sin título I", de 1980, por la que se pagaron 14 millones de dólares, y que constituye la culminación del estilo expresionista del artista holandés.

De sus pinceles es también "Sin título V", de 1983, que se vendió por 8,4 millones de dólares, así como "Mujer sentada en un banco" o "Gran torso", que están muy influenciadas por sus esculturas y que alcanzaron respectivamente unos precios de 2 y 2,8 millones.

Por otro lado, por 6,2 millones de dólares se vendió "Berkeley #59", de Richard Diebenkorn (1922-1993), un lienzo del que su hasta ahora propietaria, la coleccionista Evelyn Haas, dijo que sería "el primero que tomaría" si su casa se incendiara.

Una de las icónicas latas de sopa Campbell de Andy Warhol (1928-1987), la de "Ternera con chili", se vendió por 7,3 millones, mientras que la fotografía "Sin título #96", de Cindy Sherman, alcanzó los 2,8 millones de dólares.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.