El mapa del Inferno de Dante que dibujó Sandro Botticelli.

El cómic del ‘Inferno’ de Dante que dibujó Botticelli

Del 16 al 19 de febrero, salas de Cine Colombia proyectarán la historia detrás de una de las piezas más icónicas del renacimiento.

2017/02/09

Por Christopher Tibble

En Inferno, la más reciente novela de Dan Brown (El código Da Vinci), el detective Robert Langdon recorre las iglesias y las calles de Florencia en busca de un genio malvado que pretende eliminar de un tajo a una porción considerable de la humanidad para solucionar la crisis de sobrepoblación que atraviesa el mundo. El libro, como todos los que ha firmado el estadounidense, se desenvuelve con vértigo, a punta de cliffhangers (finales de capítulos que dejan al lector en suspenso), con un arsenal para nada despreciable de referencias culturales.

El título de la novela hace referencia a la primera parte del poema Divina comedia, de Dante Alighieri, en la que el autor recorre junto al poeta Virgilio los nueve círculos del infierno (limbo, lujuria, gula, avaricia y prodigalidad, ira y pereza, herejía, violencia, fraude y traición). Desde que se publicó a comienzos del siglo XIV, los cantos del fiorentino han cautivado la imaginación de un sinfín de artistas y escritores. Entre estas, la del pintor Sandro Botticelli (1445-1510), cuya serie dedicada al poema hoy protagoniza un documental que parece producido por el mismo Dan Brown: Botticelli Inferno (2016), que se proyectará en salas de Cine Colombia del 16 al 19 de febrero, reconstruye desde las orillas de la ficción detectivesca la historia de los 102 dibujos que realizó el artista italiano sobre la Divina Comedia.

En vida, Sandro Botticelli gozó de cierta fama en una de las épocas más ricas para la historia de la pintura, la Florencia del Renacimiento. Recibió encargos de la familia Medici y colaboró con la elaboración de la Capilla Sixtina, si bien nunca fue uno de los principales artistas de la época. A pesar de producir obras hoy famosas, como El nacimiento de Venus o Primavera, los años -los siglos- lo borrarían de la memoria de otros. Solo fue hasta finales del siglo XIX cuando su nombre, hoy tan conspicuo en la historia del arte como el de El Bosco, cobró relevancia mundial. Y eso se debió, por lo menos en parte, al fortuito descubrimiento en Escocia de sus dibujos dedicados a la obra maestra de Dante.

Botticelli Inferno, coproducido entre Italia y Alemania, traza el improbable recorrido que emprendió a través de los siglos la serie del artista, descrita por uno de los curadores del documental como un “cómic”, un acompañamiento visual que se atrevió a abarcar el conjunto del poema, y no solo algunas de sus escenas. A su vez, la película hace énfasis en uno de los dibujos, hoy albergado en las entrañas del archivo del Vaticano: El mapa del infierno, sin duda el plato fuerte de la serie, en el que Botticelli recrea todo el Inferno de Dante en apenas un dibujo. Por otro lado, la película hace uso de la tecnología para analizar los dibujos. Por medio de un scanner hipermoderno, una especie de lupa digital, la película revela al espectador hasta el último detalle de la obra, así como algunos de sus secretos: los trazos que Botticelli esbozó y luego borró, las formas de las que se arrepintió, las expresiones faciales que, a último minuto, modificó.

El documental dirigido por Ralph Loop es una oportunidad para conocer a fondo la historia detrás de una de las piezas más significativas del Renacimiento. Celebra a su autor, Sandro Botticelli, y también el poema de Dante, como un documento histórico y como una obra que hoy todavía es relevante, todo, además, atravesado por el vértigo del descubrimiento que acompaña a cualquier buena obra detectivesca.

Un dibujo de realizó Botticelli de ‘Beatriz‘, personaje de la Divina Comedia. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.