"Carroña" de Javier Pérez.

Empezó la feria Arco de Madrid

La presencia de casi trescientos coleccionistas internacionales es una de las apuestas más importantes de esta feria internacional de arte contemporáneo que abrió sus puertas a profesionales y coleccionistas. En esta edición, Latinoamérica tiene un espacio especial.

2012/02/16

Por EFE.

Los amantes del arte se han mostrado muy interesados por las obras exhibidas en las 215 galerías de 29 países presentes en la feria y han recorrido los pabellones 8 y 10 del recinto ferial de Ifema, abierto hasta 19 de febrero.

En esta edición, la número 31, Latinoamérica tiene una presencia muy especial. La sección Solo Projects: Focus Latinoamérica se plantea más que nunca como un espacio de investigación sobre la creación de América Latina, gracias al trabajo de un equipo de seis comisarios que han seleccionado los proyectos que muestran la escena actual latinoamericana.

Cauê Alves (Brasil), Sonia Becce (Argentina), Patrick Charpenel (México), Alexia Dumani (Costa Rica), Manuela Moscoso (Colombia / Ecuador) y José Ignacio Roca (Colombia) forman el equipo seleccionador de los 23 proyectos de artistas latinoamericanos que se presentan en la feria de la mano de sus respectivas galerías.

Durante el acto inaugural, la argentina Sonia Becce recordó que el trabajo realizado junto a los otros comisarios comenzó hace un año, y han debido seleccionar 23 proyectos de artistas y galerías de once países de Latinoamérica, de un total de 60 propuestas recibidas.

"Nuestra intención es mostrar lo que sucede hoy en el arte contemporáneo latinoamericano, darle visibilidad a ese rigor y energía y a la multiplicidad de lenguajes que desarrolla", señaló la comisaria, quien mostró su satisfacción por el resultado del proyecto "que hemos podido comprobar hoy y que es muy satisfactorio".

Becce destacó la importancia del hecho de que seis comisarios procedentes de diferentes países "nos hayamos sentado a trabajar en una discusión sincera para dar batalla al arte de Latinoamérica".

El presidente de Ifema, Luis Eduardo Cortés presentó la feria con los Países Bajos como invitado de honor.

Xander Karskens, comisario del programa de los Países Bajos, señaló que su intención ha sido mostrar cómo se encuentra el arte contemporáneo de Holanda, "caracterizado por su internacionalización y por el gran apoyo institucional que recibe".

Desde la apertura de las puertas de la feria fueron apareciendo los puntos que señalan las obras vendidas o reservadas, como es el caso de la obra "Collage de la fusta" del recientemente fallecido Antoni Tàpies, que ha traído al certamen la galería Soledad Lorenzo.

"Collage de la fusta"

Tàpies, maestro del informalismo español, es uno de los artistas más presentes en la feria y no solo por sus obras, sino por encontrarse en la mente de todos los profesionales del arte.

Un gran muro de mensajes en el Pabellón 10 rinde homenaje al artistas, así como la proyección de un video sobre su persona, realizado en colaboración con RTVE.

Galeristas, expertos, artistas y visitantes podrán dejar en el muro mensajes que se entregarán a la familia de Tàpies al finalizar la feria el próximo domingo.

Además de las obras de Tàpies, en la galería Soledad Lorenzo se pueden contemplar los trabajos de la francesa Lelong, que expone "Principiel" (1989), valorada en 700.000 euros (917.000 dólares), y en la galería del hijo del artista, Toni Tàpies, que muestra, entre otras, "Mans i fletxa", una de sus últimas obras, valorada en 271.000 euros (355.000 dólares).

"Principiel"

Como estaba previsto, la obra "Always Franco", en la que el artista catalán Eugenio Merino ha metido una escultura de Franco en una mquina frigorífica de bebidas, ha provocado la atención de numerosos curiosos.

Otra de las obras que ha despertado interés ha sido "Carroña", del bilbaíno Javier Pérez en la galería Carles Taché, formada por una gran lámpara de cristal de un rojo muy vivo, rota y tirada en el suelo, mientras que diez cuervos disecados pican sus restos.

Frente a piezas como estas, la tónica general de la feria es de escaso riesgo y de apuestas más seguras y de calidad en un momento de crisis, en la que el arte contemporáneo es de las disciplinas menos perjudicas.

En el recorrido por los diferentes stands se puede contemplar que ha bajado la presencia de esculturas y ha subido la de obra sobre papel, de precio más asequible para los posibles compradores, mientras que otras galerías muestran sus piezas más habituales.

"Always Franco"

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.