"Shoá, memoria y legado del Holocausto", exposición que honra a las víctimas del Holocausto puede verse en el Museo de Arte Moderno de Bogotá.

Exposición que honra a las víctimas del Holocausto llega a Bogotá

"Shoa, memoria y legado del Holocausto", una exposición concebida para honrar a las víctimas del Holocausto y a la vez educar en la tolerancia abrió hoy sus puertas en Bogotá, con un anexo sobre la labor de diplomáticos españoles en favor de los judíos durante la II Guerra Mundial.

2011/01/21

"Shoá, memoria y legado del Holocausto", una exposición diseñada en Uruguay, es un recorrido interactivo, alimentado con intervenciones artísticas, recuerdos de los protagonistas y objetos de aquella época, y un mensaje sobre los derechos humanos y la coexistencia entre los pueblos y la tolerancia.

Como anexo de la exposición que podrá verse en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) hasta el 19 de febrero, se presenta "Visados para la Libertad", que recuerda y rinde homenaje mediante paneles informativos y objetos de la época a siete diplomáticos españoles que salvaron a judíos del Holocausto.

La exposición, que se ha presentado ya en Argentina y Uruguay, fue inaugurada el jueves por la noche por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y hoy quedó abierta al público.

El recorrido comienza con una pregunta simple pero inquietante: "¿De qué somos capaces los seres humanos?".

En las ilustraciones de las respuestas seleccionadas por los organizadores se muestran El David de Miguel Ángel, John Lennon y un cohete espacial, pero también el horror de los campos de exterminio nazis.

El hilo conductor de esta exposición divulgativa, interactiva y multimedia son las vidas de tres mujeres que fueron víctimas directas de la barbarie nazi: Hana Brady, Ana Frank y Ana Vinocur.

En su recorrido, el visitante conoce los hechos históricos que precedieron y siguieron al Holocausto, desde la creación en Alemania del Partido Obrero Alemán (nazi) hasta el castigo de los victimarios, mediante fotografías, instalaciones, mapas, audiovisuales, testimonios de sobrevivientes y obras de arte.

Pero además se le pide al visitante que reflexione sobre el legado y las enseñanzas de aquel horror, porque uno de los fines de "Shoá" es concienciar acerca de la importancia de valores como la tolerancia, la convivencia, la libertad y el respeto al otro.

En esta parte de la exposición los sobrevivientes del Holocausto tienen un papel fundamental, mientras que en "Visados para la Libertad", la muestra complementaria diseñada por el organismo público español Casa Sefarad Israel, los protagonistas son los "salvadores".

Se trata de Ángel Sanz Briz, Bernardo Rolland de Miota, Sebastián Romero Radigales, Julio Palencia y Tubau, José Rojas Moreno, José Ruiz Santaella y Eduardo Propper de Callejón, además del italiano Giorgio Perlasca, que trabajaba para España.

Se calcula que unos 35.000 judíos fueron salvados de una muerte segura por la acción de diplomáticos españoles destinados en Alemania y países ocupados o bajo influencia alemana durante la II Guerra Mundial, señaló a Efe el consejero cultural de la Embajada de España en Bogotá, Rodrigo Campos.

Con nacionalizaciones, cartas de protección y casas-refugio, los protagonistas de la exposición auxiliaron, protegieron y salvaron a judíos perseguidos, principalmente sefardíes.

A la inauguración asistieron algunos sobrevivientes del Holocausto residentes en Colombia, donde hay una comunidad judía de unas 5.000 personas, así como representantes gitanos, ya que fueron después de los judíos los más perseguidos por el nazismo.

El presidente Santos afirmó en su intervención que su Gobierno no es indiferente ni neutral ante las violaciones de los derechos humanos y que "atestiguar la infamia del Holocausto judío" le llena de argumentos y de "voluntad para seguir trabajando por las víctimas de Colombia, para que tengan una reparación justa y necesaria". EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.