BUSCAR:

Falleció Édgar Negret

Édgar Negret.

Obituario

El reconocido escultor colombiano murió a los 92 años en su residencia de Bogotá. El mundo de la cultura está de luto.

Por: Revistaarcadia.com.

Publicado el: 2012-10-12

Artículos relacionados

Negret, nacido en Popayán en 1920, era considerado el más destacado representante de la escultura colombiana. Con sus obras abstractas cruzó las fronteras del país y asimiló las tendencias de la plástica del siglo XX para crear un trabajo arriesgado, original y de gran fuerza expresiva.

El artista llevaba varios meses enfermo, padecía alzhéimer y tenía un cáncer en la vejiga que se extendió e hizo metástasis.

“Era uno de los más altos exponentes de la cultura Colombia –comentó Gloria Zea en RCN Radio–. Su obra es monumental y lo será siempre. Será recordado como el gran innovador. Inventó un lenguaje propio y desconocido, inspirado en lo precolombino. Negret decía que era descendiente de los incas. Fue un grandísimo escultor que creó obras de una belleza indiscutible”.

Negret estudió Bellas Artes en Cali, en 1946 presentó su primera exposición individual y desde momento su carrera fue en ascenso. Durante los años 50 residió en París, Madrid y Nueva York, donde su obra fue elegida para ser expuesta en el Museo de Arte Moderno.  Si su nombre no era aún conocido por todos, eso cambió en 1968, cuando alcanzó reconocimiento mundial al recibir el premio David E. Bright a la escultura en la Bienal de Venecia.

Sus materiales de trabajo fueron muy diversos, pues utilizó el yeso, la cerámica, el acero y el hierro, aunque posteriormente el aluminio pasó a ser su preferido.  A pesar de que su carrera empezó con un trabajo semifigurativo, cada vez fue adquiriendo una apariencia más abstracta en la que predominaba el ensamblaje de planchas y barras coloreadas, fijadas mediante tornillos y tuercas.

Su estilo innovador, su creatividad y sus veladas reflexiones sobre lo social llevaron a que se convirtiera en uno de los más importantes escultores del siglo XX en Latinoamérica.

Fue reconocido por el Gobierno Nacional con la Gran Orden del Ministerio de Cultura, y el Congreso de la República llamó con su nombre al Salón de Protocolo de la Presidencia de esa entidad.

Archivo recuperados gracias al patrocinio del Ministerio de Cultura y el apoyo de la Fundación Patrimonio Fílmico Colombiano: