Feria del Millon 2015, obra de Jaime Ruiz Bogota. Foto: Vanessa Perez.

La clave está en el 10

Este año La Feria del Millón creó el programa Mentores 10+10, en el que 10 artistas reconocidos y 10 jóvenes trabajaron en conjunto durante seis meses. El resultado se verá en la feria que tendrá lugar entre el 28 y el 31 de octubre.

2016/10/27

Por Sergio Rodríguez

Muchos artistas profesionales viven la angustia de ser egresados y no contar con un entorno para su trabajo. No encuentran dónde exponer, no encuentran cómo vender. El artista debe vivir de algo, de vender su obra y en una ciudad como Bogotá la cantidad de artistas es inabarcable y las galerías de la ciudad parecen no dar abasto. En unas semanas, la Feria del Millón-Club Colombia, en su cuarta versión espera seguir consolidándose como una ventana clave para artistas jóvenes y en formación en el país.

Son numerosos los mitos alrededor del arte: que el artista es desorganizado o que vivir de lo que hace es imposible por el costo de las obras. La feria ha tratado de desmitificar esto último. Después de tres ediciones sigue siendo una plataforma para estos artistas que no tienen representación en galerías. Para la edición de este año recibieron 1.238 portafolios de los cuales 57 fueron escogidos para estar el 29, 30 y 31 de octubre en la Feria del Millón- Club Colombia, “esto es un buen indicador de la necesidad de este espacio y que tiene la gente de exponer” comenta Diego Garzón, codirector de la feria.

Esta es una feria de artistas, no de galerías y buscan que no solo sea la exposición y venta de las obras el motor. Para sus organizadores es trascendental que estos artistas jóvenes y en formación continúen con su proceso de la mano de artistas reconocidos y de gran trayectoria. Este año nace el programa Mentores 10 + 10, gracias a la alianza con Paralelo 10. “Quisimos enriquecer el contenido y consolidar este programa de formación, que no fuera sólo ‘le fue bien y vendió’, sino que de verdad tuviera continuidad, vincular a estos 10 maestros  para que apadrinaron a 10 jóvenes artistas que han estado en la feria” agrega Garzón.

La palabra mentor le gusta a Jaime Franco, quien es uno de ellos. Recalca que del grupo de artistas que tuvo para escoger, casi todos tenían formación y que “busca realmente un diálogo con una persona que está en un proceso un poco más adelante, por la edad y la trayectoria.Creo que como yo puedo aportar, me pueden aportar”. Es así como, 20 artistas llevan seis meses trabajando conjuntamente. Desde marzo comenzó  el proceso de selección. Artistas que participaron en las tres ediciones anteriores fueron escogidos con base no solo por sus ventas sino también por las buenas críticas que recibieron en su momento. Se escogieron los portafolios de Samir Elneser, Catalina Moreno, Iván Cardona, Danielle Kovalski, Francisco Lozada, Camilo Pachón, Alejandro Sánchez, Jeisson Sierra, Andrés Layos, Juan Cortés y Verónica Lehner y se enviaron a los 10 mentores: Santiago Cárdenas, Clemencia Echeverri, Fernando Arias, Luis Roldán, María Elvira Escallón, Jaime Franco, Jorge Julian Aristizábal, Libia Posada, María Isabel Rueda y Miler Lagos. Cada mentor escogió con quien trabajar y guiar en la producción de una obra que estará presente en la feria.

“Siempre estoy dispuesto a ayudar para que el arte tenga más audiencia acá en Colombia y que la gente logre desempeñarse mejor y tenga más oportunidades que las que tuve yo cuando era joven. Sé lo difícil que es”, dice Santiago Cárdenas sobre el programa Mentores 10 + 10. La Feria del Millón-Club Colombia pretende salvar de ese limbo de incertidumbre al artista joven. Garzón recuerda que Miler Lagos decía que “él también fue estudiante y esa incertidumbre de ‘me gradué de artes plásticas y ahora salir a hacer qué’. Hay galerías pero no son suficientes para tantos artistas".

La feria dura tres días. Miles de personas va a la exposición. Unos compran, otros curiosean. Se vende la gran mayoría. Pero la feria termina y el artista debe seguir con su proceso personal. Garzón celebra que “los artistas vean que no es solo para darse a conocer sino, los contactamos con los mentores. Esperamos que digan ya me contactó una galería o un museo o un curador, o lo que se venga para ellos”. Han recibido cerca de 3.300 portafolios en 4 años. Miles de artistas que podrían quedarse en el limbo esperando. Clemencia Echeverri dice que lo único que puede aportar “es una conversación, es inquietar, es indagar y hacer que el artista joven se oiga y vea lo que está haciendo. Qué vea otras opciones hay”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.