'Las mujeres más bellas del mundo son hombres"(1995), Gustavo Turizo/ Fotos: Carlos Julio Mártinez

Arte, transgresión y homosexualidad en el caribe colombiano

El jueves 28 de abril se inauguró en el Espacio Odeón una exposición que reúne tres muestras de diferentes artistas. Cada uno de ellos representativos de diferentes espacios del Caribe colombiano.

2016/05/01

Por Paola Moreno

Las exposiciones que se inauguraron el pasado 28 de abril en el Espacio Odeón, en el centro de Bogotá, convergen en vario puntos. Lágrimas de Isis de la artista cartagenera, María Isabel Rueda; Touched for the very first time, retrospectiva del artista barranquillero Gustavo Turizo; y Los sueños de la Otsü, del artista Wayuú Eusebio Siosi son co-curadas y traídas por el espacio independiente La Usurpadora, creado en 2012 por Mario Llanos y María Isabel Rueda. Pero, esto no es lo único que las une: cada una, aunque ubicadas en diferentes lugares del Espacio Odeón, se complementan y están unidas por diferentes momentos y realidades humanas.

La muestra de Eusebio Siosi, Los sueños de la Otsü  está ubicada en el sótano de este espacio. Allí dos videos proyectan escenas diferentes: en el primero, un primer plano de un trozo de cordero que es rebanado y en el otro, una mujer cubierta con una túnica roja, baila junto a un hombre que permanece sentado. Siosi pertenece a la comunidad Wayúu y en esta video-instalación adentra a los visitantes en uno de los rituales más íntimos de esa comunidad. Cuando algún Wayúu ha sido perturbado por sus sueños, se aísla con la Outsö y ésta los interpreta, mientras que afuera la comunidad se reúne y preparar una ofrenda para acompañar el ritual con alimentos como el cordero.


"Los sueños de la Outsö", Eusebio Siosi/ Foto: Carlos Julio Mártinez

En el siguiente nivel del Odeón, se encuentra la muestra de María Isabel Rueda, Lagrimas de Isis. La artista descubrió que las pirámides del mundo están alineadas entre sí por una malla magnética que recubre la tierra. Rueda entonces emprendió algunos viajes por estas pirámides y en uno de ellos llegó a Egipto. Durante dos meses recorrió el río Nilo en un barco y el resultado es una video-instalación que proyecta este recorrido. “Yo sentía que el río me pasaba por encima, si se mira bien, el movimiento parece esas líneas que captan los latidos del corazón y si uno lo abstrae parece un electrocardiograma”, dice Rueda.


María Isabel Rueda/ Foto: Carlos Julio Mártinez

Una de las muestras que más llama la atención es la que está entre el segundo y el tercer piso del Espacio Odeón: Touched for the very first time, una retrospectiva del barranquillero Gustavo Turizo, artista que falleció en 2002 ¿Quién era Gustavo Turizo? Un transgresor, un artista "de los más versátiles e influyentes de la generación de los años noventa en la ciudad de Barranquilla, una generación de la que poco se conoce pero que dejó una huella en la historia cultural de esta región del Caribe colombiano”, dice el texto curatorial.

Touched for the very first time es una de las frases de la canción Like a virgin de la artista pop, Madonna. Esta retrospectiva lleva este nombre porque Turizo tuvo una pasión desmedida por esta cantante y además, porque esta muestra que se expone en Odeón es en palabras de María Isabel Rueda: “una pequeña caricia a la obra de Turizo, es como tocarla por primera vez”.

“Un artista gay en una sociedad conservadora”

Stage era de los bar gay más reconocidos en Barranquilla durante los noventa. Allí Turizo pasó interminables noches que le sirvieron también de inspiración para sus obras. Las mujeres más bellas del mundo, una instalación que lo hizo ganador del Salón Regional de Artistas en 1995, resultaba ser una oda a la escena transexual se aquella época y también un homenaje a la curadora argentina Marta Traba y a John Pantoja, quienes aparecen en la instalación, junto a una fotografía de Juana de Arco, a quien Turizo consideraba como la primera mujer transexual de la historia.

Esta muestra que se encuentra en el espacio Odeón es co-curada por Marco Mojica, amigo de Gustavo Turizo, y con quien tuvo un grupo artístico llamado “Colectivo Los  3”, conformado por ellos dos y la artista María Elvira Dieppa. "Esta exposición la quisimos dividir en tres ejes: una la de Turizo como artista, otra como personaje y otra como influenciador de otros artistas", menciona Llanos.


Loser, Gustavo Turizo/ Foto: Carlos Julio Mártinez

El bar Stage fue un punto de encuentro para muchos artistas y personas pertenecientes a la comunidad gay. Turizo llevó allí a muchas personas, pero era como un submundo oculto, visible solo al que podía acceder y pertenecía a él. En una de las obras que forman parte de esta retrospectiva hay una dibujo hecho por Turizo de su amigo el cronista y poeta barranquillero, John Better, quien ahora tiene un programa en Telecaribe Crónicas traslocadas, donde aborda temáticas LGBTI.

Para 1999, en los círculos artísticos de la ciudad de Barranquilla, circuló una publicación titulada ‘La Grupa’, realizada por el artista Fernando Castillejo, en la que se recolectaron historias del mundo gay y artístico en Barranquilla. Algunas de estas publicaciones se encuentran dentro de la retrospectiva Touched for the very first time. Las historias de La Grupa bromeaban con El Colectivo 3, incluso Turizo aparece en algunas de sus ediciones.

Para que la obra de artistas barranquillero esté en un espacio como Odeón, el trabajo de La Usurpadora fue muy grande. Se contactaron y reunieron con varias personas, que conocieron al artista, pero que no se conocían  entre sí. “Esta es una tarea, que poniéndola en términos de la cultura popular, nos puso a nosotros como Indiana Jones, buscando y preguntando. Cuando encontrábamos una pieza como Objects in the mirror, sentíamos que habíamos encontrado un tesoro”, dice Llanos.

Turizo era gay y trató el tema de su sexualidad con un humor oscuro y crítico. Las obras son una muestra de la experimentación de este artista con diferentes materiales como telas estampadas y motivos kistch, láminas de libros de ciencia y todo tipo de referentes de la cultura popular que con su arte impregnaba de humor. “Lo particular de Turizo es que donde menos tuvo reconcomiendo fue en la Costa, allá no trascendió, primero porque era una persona de vanguardia y segundo por su condición sexual. Ésa era una sociedad que no estaba acorde a esos aspectos”, menciona Llanos.


Muestra Touched for the very first time Foto: Carlos Julio Mártinez

Esta es una oportunidad de que los bogotanos conozcan las obras de artistas como Turizo, "porque para que en la ciudad de Barranquilla exista un grupo de intelectuales, se tienen que alinear los planetas”, dice Mario. Esta exposición que inició el 28 de abril y que va hasta el 23 de mayo es una muestra de que los planetas no han dejado de alinearse, no solo en Barranquilla sino en todo el Caribe colombiano y Turizo, Rueda y Siosi son una muestra de ello.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com