Miguel Ángel Rojas delante de su exposición.

La coca como arte

La nueva exposición del artista Miguel Ángel Rojas, que se inaugura hoy en el Museo de Arte de la Universidad Nacional, reflexiona sobre la manera en que se han perdido los usos ancestrales de la coca para dar paso a la comercialización de la cocaína.

2012/09/06

Por Revistaarcadia.com.

La exposición está dividida en dos instalaciones. La primera, Camino corto, está partida en cinco segmentos que hacen referencia al consumo y al tráfico de droga.  Uno de ellos se divide en dos: en la parte de arriba se ven los nombres de famosos consumidores de cocaína, como Jim Morrison, Diomedes Díaz, Sigmund Freud, Billie Holliday y Diego Maradona, entre otros. En la parte de abajo se encuentran los alias de narcotraficantes y capos de la droga que se han enriquecido con su tráfico. Lo llamativo de este segmento es que, para hacer énfasis en el mensaje, los nombres de los famosos están hechos con hojas de coca y los de los narcotraficantes y capos con billetes de un dólar.  

Otro segmento, llamado 'Territorio de decepción', es una puesta en escena en la que se ve un territorio natural destruido cuyo suelo está hecho de polvo de coca. Sobre este territorio está el tercer segmento, que hace alusión a los riegos de los campos con glifosato por medio de la frase “cae del cielo/ bienhechor rocío/ como riego santo”.

El cuarto segmento, 'Cosecha', es un autorretrato de Rojas del que salen cabezas indígenas hechas en maíz. Esta obra representa la muerte, que siempre ha estado detrás de la cosecha y el tráfico de droga para los pueblos indígenas. El último segmento, 'Territorio de poder', es un conjunto de estrellas en el piso hechas de bronce vaciado.

La segunda instalación se llama El túnel del Tiempo y es un video en el que dos personajes animados, Estrellita y Tenebrón,  bailan bajo un cielo hecho de estrellas de hoja de coca hasta que ella muere. Un chamán mambeador es testigo de todo lo que ocurre en ese lugar.

Según la curadora de la muestra, María Belén Sáez, “estamos ante dos entidades sagradas: la hoja de coca y el billete de dólar, el dinero. Estas instalaciones nos adentran en la tensión que genera el choque de dos culturas y formas de habitar el mundo". La exposición habla, al final, de las consecuencias de seguir ese “camino corto”, también conocido como el camino fácil, que prometen el tráfico y el consumo de drogas. "Es la devastación de una cultura por la otra -explica Sáez-. ¿Habrá acaso otro camino, mas largo quizá? La pregunta no tiene respuesta, pero el camino corto nos lleva a la autodestrucción del espíritu de todos los mundos posibles".

El artista

Miguel Ángel Rojas nació en Bogotá, en 1946. Es arquitecto de la Universidad Javeriana y artista plástico de la Universidad Nacional, donde ejerció como profesor desde 1987 hasta 2006. En los últimos años ha expuesto individualmente en la Galería Casas Riegner de Bogotá (Nativo), el Museo de Arte del Banco de la República (Objetivo-Subjetivo) y el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Bio). Con proyectos colectivos ha participado en la 29ª Bienal de S?o Paulo en Brasil, en Cantos Cuentos Colombianos en Zurich, en el 39 Salón de en el MOMA de Nueva York.

Como complemento a la exposición, el museo ofrecerá una programación académica del martes 11 de septiembre al jueves 18 de octubre. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.