Aelita Andre.

Los niños genio del arte

Alcanzan a recibir 30.000 dólares por obra, son comparados con Kandinsky y con Pollock, y han ganado reconocimiento en todo el mundo.

2012/07/04

Por Revistaarcadia.com.

Marla Olmstead, Kieron Williamson, Aelita André y Shorya Mahanot nacieron con ganas de pintar y su vocación los ha llevado a ser reconocidos en todo el mundo. El mercado del arte pide sus obras, así que ellos, felices de expresarse en el lienzo y sin todavía haber cumplido 10 años, ya son millonarios. El fenómeno de los niños genio empezó a conocerse hace un tiempo, con la historia de Marla Olmstead, pero ahora nuevos talentos han salido a la luz.

Marla Olmstead

Según sus padres, Marla (Estados Unidos, 2000) empezó a pintar a los dos años, pero a los cuatro se hizo famosa, pues en su primera exposición vendió sus obras a precios que oscilaban entre los 20.000 y los 30.000 dólares. Fue una de las primeras niñas genio del arte, y los críticos admiraban su trabajo por la capacidad que tenía Marla de cubrir el lienzo con varias capas de pintura sin dejar espacios blancos, como suelen hacerlo los niños. La comparaban con artistas abstractos como Kandinsky y Pollock. En 2005, el programa “60 minutes” especuló que las obras de Marla eran creadas en colaboración con su padre y esto se hizo más evidente en un documental sobre la niña que se presentó en 2007 con el nombre “Mi hijo habría podido pintar eso”. A pesar del escándalo que produjo el documental, la niña sigue vendiendo arte como pan caliente.

Kieron Williamson

Kieron (Inglaterra, 2002) era un niño como cualquier otro. Le gustaba jugar en el barro, investigar insectos y explorar el campo. En 2008, con cinco años, pidió una libreta para dibujar los barcos de un puerto cercano a su casa y desde ese día no ha dejado de pintar. En 2009 se abrió su primera exposición y en 14 minutos vendió todas sus obras. En 2010 presentó su segunda muestra, por la cual recibió alrededor de 230.000 dólares. A partir de ese momento empezó a adquirir fama internacional, especialmente por sus acuarelas, y ya ha vendido piezas en 35 países del mundo.

Aelita André

Con solo nueve meses, Aelita (Australia, 2007) gateaba hasta los tarros de pintura de sus padres (los dos son artistas) y empezaba a pintar. Siempre le ha gustado el arte y ha asegurado frente a los medios que podría pasar las 24 horas del día pintando. Trabaja con acrílico, usa escarcha y los expertos aseguran que sus trabajo podría incluirse dentro del expresionismo abstracto y el surrealismo. En 2011 fue su primera exposición en solitario y sus obras estaban alrededor de los 10.000 dólares. Ahora su obra es exhibida en Nueva York y antes de que se abrieran las puertas de la muestra ya había vendido obras en 25.000 dólares.  “Es sorprendentemente talentosa –asegura Angela Di Bello, dueña de la galería Agora, que expone su obra–. Su mente trabaja de la manera en la que trabajaría un artista maduro o un crítco. Es una intelectual y lo siente todo”.

Shorya Mahanot

Con solo cinco años, Shorya (India, 2007) ha sido invitado por RK Laxman, el caricaturista más famoso de la India, para armar una exposición conjunta. Laxman quedó tan impresionado con el trabajo del niño, que no dudó un segundo en hacerle la propuesta. Shorya, al contrario de los otros niños genio, hasta ahora empieza a darse a conocer y aún no ha vendido obras en miles de dólares, pero todo indica que para allá se dirige, sobre todo porque su padre se ha encargado de apoyar y publicitar su trabajo hasta el cansancio: “No cree que equilibra los colores de una manera perfecta”, le dijo el padre a un reportero del diario inglés The Guardian, quien terminó su artículo con otra frase del orgulloso padre: “Solo tiene cinco años y ya tiene un estilo único, ¿no cree que eso es asombroso?”.  

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.