BUSCAR:

Por un seno descubierto, vetan la más reciente edición de Arcadia en puntos de venta

Portada de la edición 80 de Arcadia.

Polémica

Almacenes de cadena se niegan a vender Arcadia porque lleva en su portada un autorretrato de la artista francesa Orlan con el pecho parcialmente descubierto. Gloria Zea y Ana Piedad Jaramillo, directoras del Museo de Arte Moderno de Bogotá y del Museo de Antioquia, critican la medida.

Por: Revistaarcadia.com

Publicado el: 2012-05-25

Llegan al Mambo en Bogotá y al Museo de Antioquia en Medellín dos exposiciones de la artista francesa Orlan. Su trabajo incluye imágenes controversiales, e incluso ha transmitido en directo las excéntricas cirugías plásticas a las que se ha sometido. Arcadia escogió para su portada un autorretrato en el que la artista sale envuelta en un manto blanco con un pecho parcialmente descubierto, una imagen realizada hace casi 30 años, que ha sido exhibida cientos de veces en los museos más importantes de todo el mundo.

A pesar de que la obra de la portada no tiene ninguno de los elementos chocantes del trabajo de la artista, Arcadia fue rechazada en Panamericana y en Carrefour. Los almacenes explicaron que las asociaciones de padres de familia han sido inclementes en la vigilancia de las imágenes que consideran inadecuadas para sus hijos, que se exhiben en los anaqueles de las cadenas. La reacción pone en evidencia la enorme distancia que aún separa el arte contemporáneo de los prejuicios de la sociedad.

Tanto Gloria Zea, directora del Museo de Arte Moderno en Bogotá, como Ana Piedad Jaramillo, directora del Museo de Antioquia en Medellín, dieron a conocer a este medio su opinión sobre la determinación tomada por los almacenes y sobre la obra de la artista.

“Es absolutamente ridículo –aseguró Zea–. Estamos en 2012, pero volvemos a los tiempos de la inquisición. La decisión es anticuada, cavernaria. La imagen de Arcadia fue justamente la que yo elegí para las invitaciones a la exposición y hasta ahora ha tenido una respuesta extraordinaria. Orlan ha sido un ícono, especialmente para los jóvenes, pues ha sido polémica, contestataria y ha tenido mucho éxito. Justamente lo que ella busca es escandalizar, su trabajo es así, y lo ha logrado”.

Por su parte, Ana Piedad Jaramillo le comentó a Arcadia: “Pienso que en la historia del arte ha habido obras mucho más fuertes y escandalosas. En la exposición, nosotros le advertimos al público que podrá encontrar imágenes inquietantes, pero cuyo único propósito es motivar una reflexión sobre el cuerpo. Orlan tiene una propuesta ética, social y política, incluso tiene un punto de vista frente a la salud, así que me llama la atención la forma en la que reaccionaron a la portada. Además, los museos están llenos de desnudos y a estos asisten miles de niños y colegios. ¿Qué pasará entonces con la Venus de Milo o La maja desnuda?”.