Juliana Restrepo estará al frente del Museo de Arte Moderno de Medellín hasta finales de año.

Se despide la directora del Museo de Arte Moderno de Medellín

Juliana Restrepo, actual directora del Museo de Arte Moderno de Medellín, concluye su labor en septiembre, después de cuatro años de gestión al frente de la institución cultural que ha sabido renovar el interés de los antioqueños por la cultura.

2012/08/13

Por Revistaarcadia.com.

"Un museo no es un edificio, es un programa", así expresa Juliana Restrepo su visión sobre la labor que concluye al frente de la institución cultural de la capital antioqueña. Restrepo, que deja su cargo a finales de septiembre, proyecta satisfacción por el trabajo realizado después de un proceso de transformación del centro cultural, que incluyó traslado de sede y la celebración de los primeros 30 años de existencia del museo.

El balance de su gestión es sobresaliente. Bajo su liderazgo se realizó el traslado de las instalaciones del museo al sector de Ciudad del Río, en Medellín, que ha permitido acercar su variada programación a nuevos públicos y sectores sociales -sobre todo jóvenes- en consonancia con el objetivo de renovar la noción de centro cultural. Con la misma convicción con la que defiende al museo como organismo vivo, Restrepo y sus colaboradores han consolidado una programación que posiciona al MAMM como referente de primer orden si se piensa en entretenimiento y acercamiento a la cultura y a las artes en la ciudad.

En este sentido, Juliana Restrepo señala que el crecimiento del público asistente es enorme y se lanza a traducirlo en cifras: "Entre un 250 y un 300 por ciento ha aumentado el número de personas que ahora ven en el museo una opción natural para visitar y conectarse con aquellas cosas que no entraban en sus cuentas. Cuando vienen a un exposición de pintura puede ser que al salir una orquesta de música sinfónica los sorprenda y los invite a conocer otros espacios; de eso se trata venir a vivir la programación del MAMM". Y es precisamente ante este desafìo -la formación de un público, que al final se hace conocedor y exigente- lo que ha sabido sortear esta publicista y filósofa que continuará como consultora del MAMM hasta mediados de diciembre. "El museo tiene que activar el movimiento de la ciudades, allí donde los centros culturales rompen la barreras de lo esperado: teatro, espacios para el diseño gráfico, obras de diseño industrial, música, presentación de libros, lo más variado y con la mayor coherencia temática posible, porque tampoco se trata de armar una programación porque sí".

Por eso, la idea en la que se trabaja desde ya es en la adecuación de salas de exposición permamentes, tan necesarias para poder exhibir, entre otras, la colección propia que posee el MAMM, que tiene en su haber la muestra de Débora Arango que por estos días se presenta en Bogotá y que llegará hasta Nueva York. Así mismo, se planea construir un auditorio que se pueda habilitar para diversos usos y actividades; esto permitirá a más personas hacer parte de la programación del Museo, de tal forma que continúe generando conexiones con la ciudad y sus habitantes.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com