Imágen de la obra "Poleteismo" del artista filipino Mideo Cruz.

Un crucifijo adornado con un falo pone en pie de guerra a la Iglesia filipina

La Iglesia Católica de Filipinas ha montado en cólera por una exposición artística presentada en Manila que incluye un crucifijo adornado con un símbolo fálico y mezcla imágenes religiosas con preservativos y elementos de la cultura pop.

2011/08/08

Por Efe.

Con el respaldo de varias agrupaciones católicas, la influyente Conferencia Episcopal ha solicitado al Centro Cultural de Filipinas en Manila, que retire la obra "Poleteismo" del artista Mideo Cruz y expuesta en la galería desde el 17 de junio.

Las imágenes de Cristo de las que cuelgan condones de colores, viejos disquetes de ordenador, fotografías de Barack Obama y de la exprimera dama filipina Imelda Marcos, calendarios de los años 90 que anuncian cigarrillos o propaganda electoral, se mezclan con dibujos de los teletubbies y fotos de Michael Jordan o el cantante Manu Chao en el mural de unos cinco metros de largo creado por Cruz.

Enfrente de esta amalgama se levanta un crucifijo de madera carcomida de unos dos metros de alto remachado por trozos de latas de Coca Cola y decorado con un cuentakilómetros antiguo, rosarios, un sudario y en la parte de abajo un pene de madera de color rojo.

La imagen de Cristo no aparece representada, aunque sí destaca adherida a uno de los lados de la cruz una pequeña urna de cristal que contiene una mano de la que brota continuamente un líquido rojo.

Debajo, desperdigados por el suelo, se mezclan libros de ideología izquierdista, folletos propagandísticos, botellas de whisky y de ron medio vacías, un altavoz y otros tres símbolos fálicos medio rotos.

Estos últimos colgaban hasta hace unos días del rostro de algunas de las imágenes de Cristo pegadas en el mural, pero dos individuos todavía sin identificar irrumpieron en la galería, los arrancaron y escribieron en las paredes pintadas insultantes contra el artista.

En uno de los laterales, Cruz ha colocado una pequeña estatua de Cristo sentado en un trono al que le brotan dos orejas como las de Mickey Mouse fabricadas con latas de refresco y una nariz de payaso.

"Los que han hecho esto están enfermos. Nadie que esté en sus cabales y tenga un sistema de valores pensaría en hacer algo así", protestó el arzobispo emérito de Lingayen, Oscar Cruz.

Manolo Dayrit, uno de los asistentes a un debate organizado por el museo sobre la exposición, anunció acciones legales contra el artista y los responsables de la galería por "insultar los valores religiosos" y por "traicionar la confianza pública", ya que el museo es estatal.

El artista, que ya había exhibido parte de esta obra en otros museos más pequeños hace casi una década sin que nadie protestara, afirmó que "es el público quien tiene que decidir cómo interpreta las imágenes."

"No quiero ofender a nadie, pero sí provocar. No me sorprende demasiado la controversia porque crecí en esta cultura y también me enseñaron a creer en Santa Claus", declaró a Efe.

"Poleteismo es el espejo de nuestra sociedad y de nosotros mismos. Quería profundizar sobre la naturaleza de las deidades. Sobre cómo la gente crea mitos sagrados y cómo los símbolos y su adoración evolucionan de una civilización a otra", explica.

Respecto a los falos, centro de la polémica, recordó que "han sido objetos de devoción en muchas culturas, se usan como amuletos, estatuas simbólicas. Se pueden interpretar como un símbolo de poder y patriarcado", señaló.

Si no fructifican las presiones de la jerarquía católica filipina y la poderosa clase política que la apoya, la polémica exposición se mantendrá abierta al público hasta el próximo día 17 de agosto, la fecha inicialmente prevista.

Algunos analistas consideran que la polémica ha sido especialmente agria debido a la agresiva campaña de la Iglesia en contra de las leyes de planificación familiar y de divorcio que se están debatiendo en el Parlamento.

La Iglesia conserva una fuerte influencia política en Filipinas, un país en el que el 80 por ciento de los 95 millones de habitantes se declaran católicos. EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.