'Voces Íntimas' está abierta al público desde el 11 de noviembre hasta el 5 de febrero del próximo año. Foto: Álvaro Tavera.

La intimidad de las artistas colombianas

Desde el 11 de noviembre hasta el 5 de febrero del próximo año en el Museo Nacional está la muestra ‘Voces Íntimas’, que reúne obras de 18 mujeres artistas del país.

2016/11/11

Por Sergio Rodríguez

La casa, los diarios, el cuerpo, el deseo y el silencio de 18 mujeres artistas colombianas conforman Voces Íntimas, exposición que se abre al público el 11 de noviembre en el Museo Nacional en Bogotá. La muestra es una serie de obras producidas entre finales del siglo XIX, el siglo XX y comienzos del XXI, en las que la intimidad de estas mujeres se pone en evidencia.

Marta Rodríguez fue la curadora y cuenta que todo nació de la investigación Mujeres entre líneas de Carmen María Jaramillo para el museo. Según cuenta Rodríguez, se trata de "un trabajo exhaustivo y amplio sobre conceptos de educación y presencia de la mujer. Cubría muchísimos aspectos para demostrar un poco cómo la situación difícil de las mujeres, el ocultamiento, el poco acceso al arte”. Si bien la exposición parte del trabajo de Jaramillo, la “escogencia fue más por afecto mío, no es que obedezca a una investigación en la que quise cubrir esto. Fueron surgiendo de mis recuerdos de esas obras memorables que había visto a lo largo de mi vida ligadas con la intimidad. Así surgieron los 18 nombres de estas mujeres”.


Acuarelas de Débora Arango. Foto: Álvaro Tavera.

Cinco secciones

Voces Íntimas está dividida en cinco momentos: la casa, los diarios, el cuerpo, el deseo y el silencio, conceptos que para Rodríguez pueden definir o construir una idea de intimidad a partir de pinturas, esculturas, fotografías e instalaciones que dialogan entre sí.

Con La casa, Rodríguez junta una obra de Margarita Holguín y Caro, Teresa Cuervo Borda, Beatriz González, Beatriz Daza, Feliza Bursztyn, Ida Esbra, Ethel Gilmour y Clemencia Echeverri para denotar cómo la concepción de la casa y la relación de la mujer con esta evoluciona en tres momentos: uno romántico y evocativo de principios de siglo XX, la casa moderna de los años sesenta representada en la obra de González y Daza, y la destrucción cuando el narcotráfico y el crecimiento de las ciudades arremeten contra la intimidad arrasando con las costumbres que se daban por sentadas.

En El cuerpo, Rodríguez cuenta que encontró "que Karen Lamassonne lo que hizo fue mostrar su cuerpo a través de sus acuarelas, Mariana Varela hablaba de un cuerpo oculto y oprimido, María Teresa Hincapié aparece con su performance e irrumpe con ese cuerpo espiritual que ella buscaba y Hena Rodríguez se está haciendo preguntas sobre su cuerpo”.


Foto: Álvaro Tavera.

En Diarios, dos mujeres llevan registro de su vida: una hace un tiempo regresó de París y acaba de conocer al hombre de su vida; la otra llegó hace poco a la misma ciudad y trae consigo interrogantes sobre el amor. La primera ata con cintas las páginas de sus diarios que inició en 1853. La segunda, con una cámara de video casera, comienza a filmarlo en 2003.

El deseo: “Trabajando con las obras de Adriana Marmorek, Beatriz Eugenia Díaz y Débora Arango vi que había algo que las unía, a pesar de ser obras que tratan de conventos y de moteles, y es el deseo. En esos cuadros de Díaz hay deseo y seguramente es uno místico, pero son unas voces deseantes y se unieron con las de las monjas del convento y las que huyen del convento” explica Rodríguez.

El silencio se da en la obra de Freda Sargent: terracotas de mujeres silenciosas y expectantes, inmóviles y sutiles que para José Hernán Aguilar, quien ha estudiado su obra, poseen una “cualidad oceánica que ha caracterizado a mucho del arte inglés desde el Siglo XVIII”. En medio de la sala se suceden una a otra, como en una procesión silenciosa y reflexiva.

*

Voces Íntimas estará hasta el 5 de febrero de 2017.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.