RevistaArcadia.com

Gratia Plena en La Residencia

Daniel Salamanca entrevistó a Natalia Valencia, una de las curadoras de la exposición Gratia Plena que se muestra en La Residencia, un espacio de arte y música alternativa en Bogotá.

2010/06/15

Por Daniel Salamanca

La localidad número 13 del distrito capital de Bogotá se llama Teusaquillo. Un barrio que comprende una amplia zona urbana ubicada entre el parque nacional y la ciudadela universitaria (de oriente a occidente), y entre calles 39 y 26 aproximadamente (de norte a sur), y cuya arquitectura es, en su mayoría, una fiel copia del estilo victoriano que caracteriza las casas más tradicionales de Londres. Allí, entre parques, plazuelas y casonas, se ubica un espacio cultural que tras un par de años de funcionamiento, se ha convertido en una excelente alternativa para tomarse un trago, comer algo ligero, ver piezas de arte, comprar libros o escuchar un buen concierto de música.



Les hablo de La Residencia, un lugar que mezcla un diseño limpio y austero, con terminados geométricos en concreto blanco, detalles de carpintería en pino de color natural, mobiliario retro y una enorme lámpara de baccarat que se desprende en plena entrada como una araña translúcida.



¿Su objetivo principal? brindar un espacio de trabajo a artistas y creadores del mundo entero, dentro de un ambiente citadino típicamente latinoamericano, orquestado por una continua programación de conciertos, exposiciones y otros eventos culturales.



Precisamente en este espacio se llevó a cabo, entre el 21 de Mayo y el 8 de Junio, una exposición curada por las artistas Natalia Valencia y Maria Isabel Rueda, y en la cual se invocaban a través del arte, algunas de las creencias metafísicas que hacen parte de la vida y el trabajo de una nutrida selección de artistas.



Sí, entre aceitunas marinadas en ajo y vinagre, chorizos artesanales y una cerveza a precio justo, el espectador podía preguntarse en qué consiste buscar a Dios, o mejor, vivir la “Gratia Plena”. Titulo que ponía de nuevo sobre la mesa el tema de la religión y las divinidades.



Desde el más acá, Natalia me contesta tres preguntas muy simples y que nos dan una idea sobre lo que pasó en la Residencia.



DSN: Después de hacer esta curaduría, ¿qué sensación les queda? ¿Los artistas contemporáneos creen en Dios o en qué creen realmente?

NV: En general estamos contentas con la selección de obras, porque presentan miradas muy diversas en torno al tema. Yo creo que los artistas persiguen “lo desconocido” de muchas maneras en sus prácticas. Creo que en la capacidad de diálogo con lo imaginario, con las ideas, se puede reconocer la existencia de un elemento que a mi parecer es “divino” o "sagrado". Pero para mucha gente, hablar en estos términos es problemático, más por las connotaciones que ha tenido la religión históricamente. Esa es una manera de nombrar a la creatividad que proponemos nosotras, otros artistas lo nombrarán de otra manera. Así que para responder a su pregunta, los artistas contemporáneos creen en la capacidad única del arte para atravesar campos y asociar cosas que de ninguna otra manera podrían coexistir.



DSN: Se tiende a pensar que los artistas son creídos y egocéntricos, que, de cierta forma, se creen dioses... por decirlo de alguna manera. Aquí hay gente muy buena. ¿Tienen esa actitud, o al contrario son modestos?




N: Los artistas de la exposición todos son chéveres, muchos son amigos…si fueran creídos, tal vez no los hubiéramos invitado. Porque qué jartera!



DSN: Actualmente no es muy común encontrar que la religión sea un tema de investigación entre los artistas contemporáneos. Sin embargo, históricamente es un pretexto por excelencia para hacer arte. ¿Al ver las obras que trajeron los artistas siente que aún les interesa y los emociona el tema?




N: Sí. Pues sigue siendo misterioso el tema de Dios en el arte, que es lo interesante. Algunas obras son más comentarios sociales (pero poéticos) y otras son más personales e imaginarias.





La Residencia a su vez alberga las oficinas de un reconocido estudio de diseño y colectivo de arte, Tangrama, quienes poco a poco se perfilan como un referente en la gráfica latinoamericana.






Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación