• Con el nombre de ‘Obsesión Infinita’, el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo de Ciudad de México realiza una retrospectiva de la artista japonesa Yayoi Kusama, una de las más reconocidas de su país, con más de 60 años de producción.
    Con el nombre de ‘Obsesión Infinita’, el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo de Ciudad de México realiza una retrospectiva de la artista japonesa Yayoi Kusama, una de las más reconocidas de su país, con más de 60 años de producción.
  • Fue a fines de los 50 que empezó a darse a conocer con su serie ‘Infinity Red’, obras que “se caracterizan por la repetición obsesiva de pequeños aros de pintura que se acumulan en grandes superficies siguiendo patrones rítmicos”, indican los curadores.
    Fue a fines de los 50 que empezó a darse a conocer con su serie ‘Infinity Red’, obras que “se caracterizan por la repetición obsesiva de pequeños aros de pintura que se acumulan en grandes superficies siguiendo patrones rítmicos”, indican los curadores.
  • Kusama nación en 1929 en la ciudad de Matsumoto. Empezó a crear muy joven, en la década de los 40. “El estado catastrófico de Japón después de la guerra es evidente en las imágenes apocalípticas de las primeras pinturas de Kusama, pero también su uso improvisado de los marteriales. Como no podía conseguir pinturas al óleo, experimentó con pinturas comunes de uso doméstico mezcladas con arena y utilizó costales de semillas del negocio de sus padres como lienzos”.
    Kusama nación en 1929 en la ciudad de Matsumoto. Empezó a crear muy joven, en la década de los 40. “El estado catastrófico de Japón después de la guerra es evidente en las imágenes apocalípticas de las primeras pinturas de Kusama, pero también su uso improvisado de los marteriales. Como no podía conseguir pinturas al óleo, experimentó con pinturas comunes de uso doméstico mezcladas con arena y utilizó costales de semillas del negocio de sus padres como lienzos”.
  • En 1957 Kusama se trasladó a vivir en Nueva York, lo que significó un hito en su carrera. Allí conoció a Donald Judd, Andy Warhol y Joseph Cornell. Empezó entonces a hacer “esculturas blandas”, conocidas como Accumulations. “Objetos cotidianos como bolsos, sillas, escaleras de mano y zapatos, cubiertos con elementos rellenos de tela que se asemejan a falos”.
    En 1957 Kusama se trasladó a vivir en Nueva York, lo que significó un hito en su carrera. Allí conoció a Donald Judd, Andy Warhol y Joseph Cornell. Empezó entonces a hacer “esculturas blandas”, conocidas como Accumulations. “Objetos cotidianos como bolsos, sillas, escaleras de mano y zapatos, cubiertos con elementos rellenos de tela que se asemejan a falos”.
  • En 1973 regresa a Japón y en 1977 se presenta otro hito que, para bien o para mal, marcó en adelante su vida artística y la interpretación de su obra: ingresó de manera voluntaria a una clínica psiquiátrica, en la que reside desde entonces.
    En 1973 regresa a Japón y en 1977 se presenta otro hito que, para bien o para mal, marcó en adelante su vida artística y la interpretación de su obra: ingresó de manera voluntaria a una clínica psiquiátrica, en la que reside desde entonces.
  • La exhibición ‘Obsesión Infinita’ presenta un amplio recorrido por su trabajo. Son un centenar de piezas que van de 1950 a 2014. Se incluyen pinturas, obras en papel, esculturas, videos, presentaciones con diapositivas e instalaciones.
    La exhibición ‘Obsesión Infinita’ presenta un amplio recorrido por su trabajo. Son un centenar de piezas que van de 1950 a 2014. Se incluyen pinturas, obras en papel, esculturas, videos, presentaciones con diapositivas e instalaciones.

| 2014/10/27

Las obsesiones de Yayoi Kusama, la artista japonesa que vive en un psiquiátrico

por BBC Mundo

2014/10/27

Por BBC Mundo