John Travolta, Robert Downey Jr., Marlon Brando, Mickey Rourke y Michael Keaton.

5 actores que regresaron de la "muerte" para volver a triunfar en Hollywood

Esta es la historia de cinco actores que lograron relanzar sus carreras tras haber desaparecido del mapa durante una buena temporada.

2014/10/29

Por BBC


Desde su estreno a finales de agosto en el Festival de Cine de Venecia, Birdman, la última película del director mexicano Alejandro González Iñárritu, se ha ganado el aplauso unánime de la crítica y se ha situado como uno de los favoritos de cara a la temporada de premios de Hollywood.

El filme narra la historia de Riggan Thomson, un actor venido a menos interpretado por Michael Keaton, que intenta relanzar su carrera dirigiendo y protagonizando una obra teatral en Broadway.

Birdman ha sido alabada tanto por su arriesgada propuesta formal -un aparente plano secuencia de casi dos horas- como por el trabajo de su elenco protagonista, en el que la estrella indiscutible es Michael Keaton.

Igual que el personaje que interpreta en la película de González Iñárritu, Keaton alcanzó fama global a fines de los años 80 y principios de los 90 dando vida al superhéroe Batman en las dos cintas dirigidas por Tim Burton, tras lo cual su carrera entró en declive.

Ahora, dos décadas después, está protagonizando uno de esos regresos de la muerte artística que tanto gustan en Hollywood.

Esta es la historia de Keaton y otros cuatro actores que lograron relanzar sus carreras tras haber desaparecido del mapa durante una buena temporada.


1- John Travolta

La carrera de Travolta dio un vuelco inesperado gracias a Pulp Fiction.

Después de protagonizar grandes éxitos cinematográficos a fines de los años 70 y principios de los 80 -como Fiebre del Sábado Noche, Grease o Blow Out- la carrera de John Travolta entró en decadencia.

No contribuyó a que recuperara su prestigio en Hollywood el que apareciera en la serie de películas Mira quien Habla (Look who's talking), que fueron un éxito comercial pero no obtuvieron buenas críticas.

Fue en 1993 cuando su carrera daría un vuelco inesperado, cuando el director estadounidense Quentin Tarantino le llamó para aparecer junto a Uma Thurman y Samuel L. Jackson en la película Pulp Fiction.

El filme obtuvo siete nominaciones a los premios Oscar, incluyendo la de mejor actor apara el propio Travolta, quien ya había optado el premio en 1977 por Fiebre del Sábado Noche.

Desde ese momento a Travolta se le volvieron a abrir las puertas de Hollywood y en los años siguientes apareció en éxitos como Phenomenon, La Delgada Línea Roja o Hairspray.



2- Robert Downey Jr.

En los 90 muchos crían que Downey Jr. estaba acabado por sus problemas con las drogas.

Nada hacía presagiar a principios de los 2000 que Robert Downey Jr. acabaría convirtiéndose en 2012 en el actor mejor pagado de Hollywood gracias a su papel en la serie de películas del superhéroe Iron Man.

En la década de los 80 Downey Jr. protagonizó exitosas comedias juveniles que lo convirtieron en un ídolo entre las adolescentes y en los 90 rodó cintas con directores consagrados como Robert Altman u Oliver Stone, siendo nominado en 1993 al Oscar el mejor actor por la película Chaplin.

En esa época su vida personal empezó a ocupar más titulares de prensa que su carrera como actor, debido a su adicción a las drogas, que le hizo alternar sus ingresos en prisión con sus estancias en numerosos centros de rehabilitación.

Tras una tumultuosa década marcada por sus problemas con la justicia, en 2001 Downey Jr. apareció en la serie Ally McBeal, gracias a la cual ganó un Globo de Oro.

A partir de ese momento su carrera volvería a recuperar la senda ascendente, apareciendo en cintas como Good Night, and Good Luck, junto a George Clooney, Zodiac, o Tropic Thunder, por la que fue nominado al Oscar en la categoría de mejor secundario.


3- Marlon Brando

Gracias a El Padrino Brando consiguió su segundo Oscar en 1973.

Cuando Marlon Brandon falleció en 2004 a los 80 años, nadie dudaba que el mundo del cine había perdido a uno de los grandes actores de todos los tiempos.

Para el recuerdo estaban interpretaciones inolvidables en películas de los años 50 como Un Tranvía Llamado Deseo, Viva Zapata, Julio César y On the Waterfront (La ley del silencio o Nido de Ratas), siendo esta última con la que logró su primer Oscar.

Lo que muchos habían olvidado es que durante parte de la década de los 60 y hasta principios de los 70, la carrera de Brandon se vio afectada por sus cambios físicos y su tumultuosa vida personal.

Todo cambiaría en 1971 cuando el director Francis Ford Coppola le ofreció el papel de Vito Corleone en la película El Padrino, gracias a la cual Brando consiguió su segundo Oscar en 1973.

Pese a que desde ese momento su trayectoria fue irregular, el intérprete recuperó el estatus de estrella del que había disfrutado en las décadas anteriores.



4- Mickey Rourke


En 1991 Rourke decidió aparcar su carrera en el cine para centrarse en el boxeo.

En los 80 Mickey Rourcke se ganó el apelativo de sex symbol, apareciendo en películas como La ley de la calle (Rumble Fish) de Francis Ford Coppola, El Año del Dragón, El Corazón del Ángel o Nueve Semanas y Media.

En 1991 decidió aparcar su carrera en el cine para centrarse en el boxeo, un deporte que había practicado en su juventud y que acabaría por dejarle secuelas físicas visibles, particularmente en el rostro, debiendo someterse a numerosas operaciones estética.

Durante buena parte de los años 90 y principios de los 2000 apareció en papeles secundarios, en muchos casos en cintas de dudosa calidad.

No fue hasta que Robert Rodríguez le ofreció en 2005 uno de los roles protagonistas en su película Sin City que el Hollywood volvería a tomar en cuenta al intérprete, que en esa época ya superaba los 50.

Su regreso triunfal a la meca del cine se produjo en 2008 con su papel en el filme de Darren Aronofsky The Wrestler, por el que en 2009 ganó un Globo de Oro y un BAFTA al mejor actor y fue nominado a los Oscar.



5- Michael Keaton


Keaton figura en todas las apuestas para ser nominado a los premios Oscar el próximo enero.

Tras aparecer en 1982 en Night Shift de Ron Howard, Michael Keaton logró su primer gran éxito de taquilla en 1988 con Beetlejuice, dirigida por el entonces desconocido Tim Burton.

Burton le ofrecería participar al año siguiente la adaptación a la gran pantalla de las aventuras del superhéroe Batman, junto a Kim Basinger, que recaudó más de US$400 millones en todo el mundo y que contaría en 1992 con la secuela Batman Returns, que también protagonizó Keaton.

En la década de los 90, el intérprete apareció en otras cintas destacadas como Mucho Ruido y Pocas Nueces, Multiplicity o Jackie Brown, aunque poco a poco fue desapareciendo del radar… hasta ahora.

Con su papel con tintes autobiográficos en Birdman, del mexicano Alejandro González Iñárritu, la crítica se ha rendido a sus pies.

Pocos dudan que su nombre estará incluido en la lista de nominados al mejor actor cuando se anuncien los candidatos a los premios Oscar el próximo enero.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com