'Aquarius' fue la única película Latinoamericana nominada a la Palma de Oro en Cannes 2016

'Aquarius:' cuando la vida imita el arte

"Puedo garantizar que nunca pensé en Dilma Rouseff", sostiene Kleber Mendonça Filho, director de la cinta premiada en el FICCI 2017, sobre el mensaje del largometraje. Hablamos con él acerca del origen real de la historia, la música en el cine, Sonia Braga y el poder transformador del arte.

2017/03/10

Por Daniela Hernández

Kleber Mendonça Filho, el director de Aquarius, dice que a pesar de que la crítica ha discutido su largometraje como si fuera un retrato político de Brasil, jamás concibió su película en esos términos. 

La obra brasilera, protagonizada por Sonia Braga, relata la historia de una mujer que protege los recuerdos que viven con ella en un apartamento amenazado por la voracidad de una empresa constructora. Fue la única película Latinoamericana nominada a la Palma de Oro en Cannes el año pasado, y en el FICCI 2017 fue premiada en la sección Gemas. 

Hablamos con Mendonça Filho acerca de el origen real de la historia, la música en el cine y el poder transformador del arte. 

¿Aquarius es una metáfora de la actual situación política de Brasil?

Una vez la película se estrena puede ser lo que la gente quiere que sea. Nunca pensé que esta historia sería una metáfora de la situación política de Brasil. Suceden cosas increíbles y bellas como que el arte trabaje a manera de analogías y escoja elementos que están en el aire. Le sucede a la música, a la literatura y le pasa al cine. Es una coincidencia histórica que la película saliera justo en el medio del complicado proceso político que atraviesa el país. Esa crisis llega a involucrar a una mujer en sus sesenta, a la que pretenden sacar de su casa, que es básicamente la premisa de Acuarios.  Empecé a escribir el guion en el 2012 y continué desarrollándolo hasta el 2014. Rodamos la película en el 2015 y puedo garantizar que nunca pensé en Dilma Rouseff, pero sucede que la película coincide con hechos de nuestra actualidad política. Fue una suerte de atmósfera, era algo que estaba en el ambiente y quizá me sintonicé con eso.

¿Por qué atribuirle a la música el papel de moldear el carácter del personaje principal?

Cuando escribí que Clara sería una crítica musical, era libre de hacer lo que quisiera pero la necesidad de tener una banda sonora coincidió con mi deseo de utilizar música. Me encanta añadirla a la película, a la edición, ver cómo funciona y si potencia el nivel de energía o de emocionalidad. Pensé  que ese ingrediente sería  determinante para la historia, así que el hecho de que de que la protagonista tuviera esta sensibilidad por la música ayudó a construir el personaje. Es una mujer de 65 años que ha escuchado mucha música en su vida. Por su puesto, sus elecciones musicales han forjado su carácter y su generación. Aunque también están presentes mis gustos personales, la selección no es un simple asunto de gustos.  Escoger una pieza musical en este contexto debe ajustarse a la película y a las imágenes. Es algo difícil de describir, no hay una técnica. Es cuestión de escuchar y buscar la escena adecuada para descubrir si es una buena decisión. Toma mucho tiempo y mucho dinero, la música es costosa para la producción y es un trabajo arduo, pero estoy muy feliz con la manera en la que la película suena, se complementa con la historia y su protagonista.

¿La razón de crear un universo musical que envuelve a Clara y a su familia obedece a una estrategia para atribuir emocionalidad al pasado?

Sí. La música y el cine son un artefacto dramático. Hacer una lista de reproducción o, como se hacía antes, grabar canciones en cintas de casetes para dárselas a alguien porque estás enamorado, quieres a un amigo o vas a una fiesta implica que quieres decir algo y esperas que la escuchen. Con eso esperas imprimir un estado de ánimo a la atmósfera, quieres que la gente baile y sienta. Es básicamente lo que hice, un playlist para la historia que quería contar y me he divertido mucho haciéndolo.

¿Por qué es importante contar una historia sobre la relación de alguien con un su casa y los conflictos que se derivan del despojo?

Los espectadores deben decidir por qué es importante y si realmente lo es. Algo me sorprende de la vida moderna y de vivir en sociedad es cómo el mercado te hace a hacer cosas, es algo que me perturba. En el caso de Clara, ella está viviendo su vida en este lugar, en un apartamento que pertenece a un edificio y luego ella se da cuenta que una compañía lo está destruyendo. De hecho, están matando el edificio porque todos se han ido menos ella y todos tratan de sacarla. Esto es algo que la molesta realmente y ella decide decir no. A veces, cuando dices no te conviertes en una situación o un sujeto político, y aunque quieras evadir algo, debes recorrer el camino, que se torna más difícil, aún con tu determinación. Eso es lo que le pasa a Clara.

¿Alguna razón especial para poner a Clara en la piel de Sonia Braga?

Sonia Braga es la mejor y más grande actriz del cine brasileño. Ella es parte de mi vida, es maravillosa y yo no la conocía personalmente. Ahora somos amigos gracias a la película, que es probablemente lo mejor que me pasó durante todo el proceso: enviarle el guion, su reacción, ir a Nueva York a conocerla, recibirla en Brasil para ensayar y luego filmar. Después vino el último año, viajar con sonia, el equipo de producción, mi esposa y algunos colaboradores de Aquarius. Ir a Francia, Toronto, volver a Nueva York y hacer una gira por Brasil cuando  se estrenó en Septiembre...¡Qué buenos momentos pasamos! Estoy complacido con lo que la película le dio a Sonia, y lo que ella le dio a la película.

Clara es una sobreviviente de cáncer de mama y tiene un solo seno. En una escenas aparece con el torso desnudo, que revela que se sometió a una mastectomía. ¿ Alguna vez consideró darle el papel a una actriz natural que hubiera pasado por esa cirugía?

No, nunca lo consideré porque sabía que la imagen se podía lograr en postproducción. Quedó tan bien hecha que muchos periodistas y críticos pensaron que Sonia había pasado por una mastectomía. Decían que era muy valiente al exponerse en esa condición. En realidad ella tiene dos senos y lo que ven son efectos especiales.

Aquarius atribuye una importancia casi protagónica a la casa de Clara. Es como si tuviera vida. ¿Cómo crear esa empatía entre el espectador y un lugar, que es algo que no habla ni se manifiesta?

Desde la escritura del guion di atención especial a detalles y descripciones sobre cómo el apartamento debía ser y parecer. Solo quería que el lugar fuera acogedor, interesante y que tuviera personalidad. Debía lucir bien y simple al mismo tiempo, no algo sofisticado. Siempre lo pensé como un lugar en el que el espectador quisiera estar, balanceándose en la hamaca escuchando los vinilos, o durmiendo en su cama. La razón de ello es que debía ser claro que el apartamento de Clara estaba en perfectas condiciones, no era una construcción decadente y decrépita. Me sorprende gratamente que la gente responde a ese apartamento con amor y les gusta el lugar realmente. Eso ayuda a entender la historia y las motivaciones de Clara.

El cáncer es presentado como el elemento de una historia en la que alguien quiere apropiarse del lugar de otro. ¿En esto hay intención de hacer una analogía entre el cáncer y el poder?     

La mastectomía de Clara y el cáncer en el pasado dota al personaje de fuerza e intensidad, provee de experiencia a esta mujer. Realmente nunca pensé en términos de cáncer como una analogía con el poder, debo decirlo. Debí haber pensado que las hormigas cargaban el significado de la corrupción o de la enfermedad del sistema, pero no el cancer. De cualquier manera, quien la vea la película está en libertad de reaccionar a sus elementos de la manera que quiera. Las posibilidades de interpretación en el arte son inmensas.

¿Hubo una Clara o una situación similar en la vida real que inspirara esta historia?

Es un ejercicio de ficción. Cuando escribes algo que es honesto y personal, viene de sentimientos que has recogido de tu vida y experiencias. Esta es una "película película" con, al menos, un pié en la tierra. Así me gusta verla. Nunca he estado envuelto en una situación así. Sé que pasan porque vivo en una ciudad grande y allí hay usualmente gente con dinero que quiere comprar cosas que pertenercen a alquien más, que es el caso de Clara.

Puedo decir que hay mucho de mi madre en Clara, pero no significa que sea un documental de ella. El sentimiento es real, es un personaje de la ficción inspirado en la admiración. Ella murió a los 54, era muy joven, y siempre me sentí muy cómodo diseñando este personaje. Por supuesto, la playa es real. Es un lugar que yo conozco desde que era un niño. De hecho, viví allí. Los lugares en los que filmamos son reales, el edificio existe, aunque hubo un trabajo grande por parte del departamento de arte para que el lugar luciera tal como el guion lo describía. La ciudad es real, así que depende de cualquier director tomar estos elementos de la realidad y convertirlos en ficción. Aunque este es el caso, la historia tiene origen en un sentido honesto de la realidad.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.