RevistaArcadia.com

Cinco películas para ver en Semana Santa.

Ya es costumbre en las cadenas nacionales inundar la parrilla en Semana Santa con cintas de contenido religioso. Algunas de ellas son clichés, como Barrabás de Richard Fleischer o Jesús de Nazaret de Franco Zeffirelli, que año tras año son programadas para el jueves o viernes santo. Arcadia le recomienda cinco producciones para que este puente largo, no se levante del sofá.

2015/04/01

Por Marco Bonilla

1. 

      Los diez mandamientos (Cecil B. DeMille, 1956).

Infaltable en toda semana santa, la última y más aclamada producción de DeMille es un recorrido por la vida de Moisés, desde su nacimiento hasta su muerte a las puertas de Canaán. Con una duración de casi cuatro horas, la actuación de Charlton Heston en esta película es mítica y le granjeó un reconocimiento sólo igualado por Ben-Hur de 1969. Heston, quien también hace la voz de Dios en la zarza ardiente, vio su carrera consolidarse con Los diez mandamientos, aunque no fue nominado al premio Oscar por su participación.

Se dice que DeMille, un declarado fetichista, optó por un formato widescreen para Los diez mandamientos. Por ello, en muchas de las escenas los actores se ven privados de sus extremidades inferiores. Fue un manifiesto político y espiritual de DeMille, quien hizo explicita su intención de igualar al antiguo faraón egipcio con el comunismo soviético y chino de la década de 1950. Según DeMille el verdadero tema de la cinta era mostrar “si se debe vivir de acuerdo a las leyes de Dios o bajo los caprichos de un dictador como Ramsés”.

 

2.   Hermano sol, hermana luna (Franco Zeffirelli, 1972).

La elección del nuevo papa en 2013 restauró la figura de San Francisco de Asís, el santo de los pobres, de los animales y las plantas. Esta obra de Franco Zeffirelli es una biografía que aborda los aspectos místicos y mundanos de la vida del Santo italiano.

La cinta, que recibió una nominación al premio Oscar a la mejor dirección de arte,  narra la vida de Francisco, desde su vida de mercenario hasta su abandono de las tentaciones mundanas y su peregrinación, tras escuchar a Dios en la capilla de San Damián ordenándole “restaurar su iglesia en la tierra”.

Con una exuberante fotografía, la intención de Zeffirrelli era establecer un paralelo entre la vida de San Francisco y la contracultura de los sesenta y primeros años setenta, basada en la renuncia a la sociedad y a los valores materialistas de la ética de consumo de la segunda posguerra.

3.   La última tentación de Cristo (Martin Scorsese, 1988).

Pocas cintas han producido tanta polémica como esta producción de Scorsese, que ofrece una visión apócrifa de los evangelios, mostrando a un Jesús humano, demasiado humano. La última tentación de Cristo recibió críticas de grupos cristianos alrededor del mundo y le mereció a Scorsese una nominación al Oscar por mejor director.

La soberbia actuación de Willem Dafoe nos muestra un cristo sometido a las tentaciones de la carne, que duda de su propia divinidad y víctima de altibajos emocionales. Una visión heterodoxa de  que llevó al muy creyente y conservador director toscano Franco Zeffirelli a retirar su película Young Toscanini de la selección oficial del Festival de Cine de Venecia, al enterarse de que la película de Scorsese formaría parte de la mostra.  Además fue prohibida por años en México, Chile, Argentina y Filipinas. La derecha cristiana en Estados Unidos y Europa acusó a Scorsese de blasfemia, algunos teatros donde se presentó la cinta fueron vandalizados y otros, bajo amenaza, se negaron a mostrarla.

 

4.   La pasión de Cristo. (Mel Gibson, 2004).

Un derroche de sangre. La película más exitosa de Mel Gibson se enfoca en el cuerpo de un Jesús (interpretado por Jim Caviezel) atravesado por diferentes tormentos, en su camino al Gólgota.  Tal despliegue de hemoglobina, para contar los últimos días de vida de Jesús. Es una declaración de fe del director australiano, que muchos tildaron de antisemita. El papa Juan Pablo II, al contrario, alabó la película, roja como su título. Esta no es una estampita religiosa convertida en película, es el homicidio más lento de la historia del cine.

Frente al cine religioso de los años cincuenta donde se mostraba a un Jesús de barba cuidada y axilas lampiñas, este es un mesías abatido, sometido a una tortura digna de los peores días de Guantánamo, sangrante, sufriente, con su cuerpo destrozado, sometido a un dolor insoportable, que padece con gusto.

El mensaje de La pasión es claro: Cristo murió por todos nosotros. La intención de Gibson no es que asistiéramos a una película, sino a una especie de homilía para recrear el hecho fundador de la religión cristiana. Como dijo acertadamente el crítico del Chicago Sun-Times, Roger Ebert: esté preparado para zotes, flagelaciones, golpizas, el crujido de huesos, los gritos agónicos, la crueldad de los sádicos centuriones, los arroyos de sangre saliendo del cuerpo de Jesús. Algunos no lo soportan y abandonan la sala antes de tiempo.

 

5.   Exodus: Gods and Kings (Ridley Scott, 2014).

Es una producción ambiciosa, repleta de efectos especiales. Ideal para comer palomitas el viernes santo. La última película de Ridley Scott es una adaptación del segundo libro de la biblia, en la que el director inglés se toma algunas licencias que alejan el resultado final de la versión original. El director de Alien y Blade Runner  apuesta por una interpretación libre del texto del éxodo en la que Moisés más parece un guerrero, diestro en las artes del combate, que un místico o un hombre religioso.

La figura bíblica de Moisés se ha convertido en un arquetipo para Hollywood. Desde Sharlton Heston y Burt Lancaster hasta la versión animada de 1998, el libertador del pueblo hebreo ha seducido al séptimo arte, regresando una y otra vez a la gran pantalla. Sin embargo, el Moisés de Scott difiere de todos su antecesores. Este es un hombre escéptico, que al enfrentarse a la existencia de Dios prefiere retarle a obedecerle; es un hombre que prefiere la liberación de su pueblo por medio de las armas que de la intervención divina.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com