Archivo particular.

Instrucciones para hacer un cortometraje

El ilustrador, animador y director de origen peruano-chileno Jossie Malis, ganador de más de 40 premios en festivales internacionales, redacta este breve manual para la realización de cortos de cine.

2015/09/22

Por Jossie Malis*

1. Las ideas están en todas partes. Hay que aprender a cazarlas y para eso hay que acometer una metodología cotidiana. Las anotaciones de sueños al despertar es un buen comienzo, el inconsciente es una fábrica que nos regala ideas permanentemente, hay que saber cogerlas, acariciarlas, malearlas y transformarlas para convertirlas en semillas de una buena historia.

2. Una libreta y un lápiz son los mejores aliados que uno puede llevar encima. Junto a la cámara de nuestros espabilados teléfonos, componen un poderoso arsenal de herramientas para capturar rápidamente aquellos detalles que por algún motivo se cruzan en nuestro camino para ser parte de una buena historia. Hay que registrarlo todo.

Vea también el decálogo para hacer documentales falsos.

3. Escribir, escribir y reescribir. Una buena idea no es suficiente para desarrollar un buen guión. Es necesario construir los elementos y cimientos necesarios a su alrededor para articular una historia que funcione desde el minuto uno. Hay que pensar como un mago que engaña a su audiencia, esconder el truco final mientras la atención está puesta en otro lado, buscar el golpe de efecto en el momento adecuado y sentir que el arco narrativo de tu propuesta se cierra correctamente. El buen final es un buen comienzo.

4. Compartir las ideas con gente de tu entorno. Gente que esté al tanto del potencial proyecto o no. Es importante el feedback de personas que no saben de tus intenciones para medir reacciones y ver dónde pueden existir problemas en tu planteamiento narrativo. Hay que ventilar las ideas, tener segundas opiniones o recurrir a script doctors en caso que sea necesario.

5. Con un guión cerrado y un proyecto con una técnica/género ya predefinido (ficción o animación), empieza el proceso de complicarse la vida por una temporada. En el caso de ficción y dependiendo de los recursos que necesites, deberás armar un equipo lo mínimamente profesional y convencerlos de que tu idea es brillante y que lo pasaremos estupendamente rodando en las mesetas de África con un grupo de actores disfrazados de homínidos que bailan alrededor del fuego. En el caso de animación, el proceso puede ser más simple dependiendo de la gente o recursos que necesites involucrar en el proyecto. Los tiempos son largos en cualquiera de los dos casos, las técnicas son múltiples, los géneros numerosos y las posibilidades de complicarse la vida infinitos, esto ya es cosa de cada uno.

6. La financiación de un proyecto audiovisual es una de las partes más complejas del proceso. La dificultad para conseguir los recursos necesarios para desarrollar tu historia es proporcional a cuantos homínidos necesites en tu proyecto. No hay recetas mágicas, esta es una profesión que requiere recursos y aunque a esta escala suelen ser más asequibles en comparación a un largometraje, siempre se trata de recursos que uno nunca suele tener a mano. Las ayudas públicas para la financiación de proyectos suelen ser el camino oficial, aunque las webs de crowdfunding son una herramienta fabulosa para mantener la independencia financiera en un proyecto de corto. El no contar con recursos financieros tampoco tiene que ser un impedimento, no hay excusas para proveerte de un equipamiento técnico si a día de hoy todos llevamos cámaras de alta resolución en los bolsillos.

7. Asumiendo que ya tienes los recursos necesarios para comenzar a producir tu obra, una pre-producción detallada y cuidadosa es vital a la hora de enfrentar cualquier tipo de producción. Considerando las necesidades de tu guión, hay que llegar hasta el final para conseguir esos disfraces de homínidos que son vitales para tu historia. Hay que escatimar en gastos, no en ingenio.

8. Ya estás listo para rodar tu cortometraje. Si la etapa anterior se ha desarrollado en consecuencia a las necesidades del guión, ten la seguridad que los problemas durante el rodaje estarán a la orden del día. Nada te librará de imprevistos ya que la naturaleza de cada rodaje es una aventura única. En el caso de animación los procesos suelen ser muy diferentes a los de ficción, los tiempos son mucho más complejos y el trabajo puede ser igual de extenuante dependiendo de las patas del caballo donde uno se mete. En todo caso, y principalmente en el caso de ficción, el consejo más recomendable tiene que ver con la alimentación: jamás se debe subestimar el poder del catering, mantener a la gente con el estómago contento durante un rodaje puede ser el gran diferenciador entre un rodaje calamitoso o uno ameno.

9. Una vez terminada la producción principal de tu película, es el turno de la post-producción. Si algo no funciona bien en esta etapa es el momento de asumir riesgos y usar la tijera sin miedo. Es el momento de podar tu película como a un bonsai, darle color, musicalizar, sonorizar y todo aquello necesario para empaquetar correctamente tu historia.

10. ¡Felicidades! Ahora que ya tienes una película bajo el brazo es hora de darla a conocer al mundo. Actualmente los medios son innumerables para distribuir un cortometraje. Las plataformas de distribución a festivales están a la orden del día y las posibilidades de encontrar una pantalla para que el público vea tu obra son interminables y globales. Hay que asumir el rol de distribuidor con seriedad y dedicar el tiempo adecuado a este objetivo. Internet ha facilitado muchísimo este trabajo y si no quieres dedicar tiempo a este propósito, también puedes subir tu obra a plataformas de video online con tan sólo un par de clicks por aquí y por allá.

* Es director de Zumbakamera, un estudio de animación, ilustración y diseño español que ha creado series como Bendito Machine. Malis escribió este decálogo para Arcadia mientras se encontraba en Colombia deliberando la Convocatoria de Animación del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico (FDC).

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación