Basil Jalil

Palestina e Israel van juntos a los Óscar

Ave María es el nombre del cortometraje dirigido por el palestino Basil Jalil que cuenta con una nominación al Óscar. Una comedia con un toque muy español que cuestiona los dogmas religiosos en Tierra Santa.

2016/02/04

Por María Sevillano/ EFE

La historia inicia en medio del desierto en Cisjordania con cinco monjas cristianas que reciben la inesperada visita de una familia de colonos judíos. Los visitantes acaban de estrellar su coche contra el convento minutos antes del Shabat, jornada de descanso judía.

Es una historia de encuentros y desencuentros entre algunas de las caras más visibles de Oriente Medio (israelíes, palestinos y la religión) en una zona en la que la paz es poco frecuente. "Cuando naces en Israel o Palestina puedes nacer siendo judío con todos los beneficios que esto conlleva o ser cristiano, musulmán o druso, sin recibir ninguno" dice Basil Jalil, director del cortometraje Ave María, en una entrevista para EFE. "Te asignan enemigos, te asignan una causa vital y no puedes cuestionar eso”, lamenta este hombre de 34 años nacido en Nazaret.

Sin embargo, él encontró una salida "sí podemos elegir el nivel de reglas y leyes con las que vivimos y nos comunicamos con otros habitantes de la misma tierra. En mi película, animo al espectador a que se cuestione estas reglas ¿vale la pena la agonía que causan? ¿Son realmente cuestiones de vida o muerte? ¿Podemos vivir como iguales sin todas esas pautas que nos separan? La respuesta es sí, podemos", afirma.

En Ave María,  Basil Jalil combina este elemento innato en su vida, la religión, con otro igualmente ineludible, su identidad palestina. Este conflicto también fue protagonista en su primera obra Ping Pong Revenge (Venganza de Ping Pong) que retrata una partida de tenis de mesa entre un israelí y un palestino bajo supervisión americana.

Sus padres, muy conservadores, limitaron su educación cinematográfica a grandes producciones de Hollywood como Ben Hur, Los Diez Mandamientos o Lawrance de Arabia. De modo que el director años después, trató de explotar su inspiración en Londres, donde ahora reside. Al poco tiempo viajó a Madrid para darse un descanso y allí se gestó Ave Maria  en colaboración con Daniel Yáñez, donde conoció  el mercado el ‘El Rastro‘ (un típico mercado de las pulgas en la capital española), de donde sale parte de la decoración que aparece en el cortometraje.

Después las grabaciones se hicieron en Haifa y en las afueras de Jericó. "Teníamos dos días para grabar en Cisjordania, en medio de un campo de minas sin dueño, cerca de la frontera con Jordania. Estaba controlado por el Ejército israelí y, sorprendentemente, conseguimos un permiso de seis horas para grabar", relata.

Finalmente, la producción palestino-franco-alemana "con identidad cultural y artística palestina" encontró la financiación necesaria para salir adelante y, desde su presentación en mayo de 2015 en la sección oficial del festival de Cannes, ha competido en 65 festivales en 30 países, ganado 14 premios y recibido excelentes críticas.

A pocas semanas de la entrega de los premios más mediáticos de la industria cinematográfica, Jalil recuerda el momento en que se enteró que su corto estaba en la lista de los diez cortometrajes escogidos para competir en esta categoría en los Óscar.

"Estaba en la línea de seguridad de un aeropuerto en Bruselas justo después de los ataques de París de noviembre. Quería gritar de alegría pero pensé que era mejor estar callado, especialmente con un nombre árabe. Realmente tenía un aspecto sospechoso, estaba sudando y no paraba de temblar", recuerda con humor.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com