En el centro, Sady González // Foto: Archivo Sady González, Biblioteca Luis Ángel Arango, Banco de la República.

Sady González, el hombre que retrató a Bogotá

A partir del 2 de julio, Cine Tonalá proyectará 12 funciones del documental ‘Sady González, una luz en la memoria’, un largometraje que recrea la vida y obra del famoso reportero gráfico bogotano.

2015/07/01

Por Christopher Tibble

El sobre contenía 180 negativos. 180 imágenes tomadas durante el transcurso de un día, en blanco y negro, en el centro de Bogotá. Reveladas, registraban el horror: tranvías incinerados, muertos desperdigados por las calles, soldados atrincherados y las desconsoladas miradas de quienes montaron una vigilia a las afueras de la clínica donde se encontraba Jorge Eliecer Gaitán, herido a muerte con una bala esa mañana. Esas fotografías, hoy el registro más icónico de esa fecha, incluían también los últimos minutos de vida del caudillo y la imagen de Juan Roa, su verdugo, masacrado y apeñuscado en un ataúd sin tapa, bajo la mirada de un puñado de hombres.

El 9 de abril de 1948, Sady González se encontraba cubriendo la antesala de la novena Conferencia Panamericana cuando estalló el Bogotazo. Su nombre ya era conocido en los circuitos periodísticos. Llevaba años desempeñándose como fotorreportero en varios medios. En 1935, cuando el gobierno decretó el uso obligatorio de la cédula de ciudadanía, González recorrió varios departamentos a pedido del estado registrando la implementación de la nueva medida. En el proceso, descubriría su fascinación por retratar diferentes facetas de la vida colombiana. Ese 9 de abril, y sin pensarlo de más, abandonó la conferencia y salió a la calle. Sus imágenes, consideradas hoy icónicas, se han convertido en la mejor ventana para que las nuevas generaciones conozcan sobre los eventos que transcurrieron durante ese día. 


Foto: Archivo Sady González, Biblioteca Luis Ángel Arango, Banco de la República.

Y hoy, gracias al esfuerzo de Guillermo González, uno de sus siete hijos, y la directora Margarita Carrillo, el público no solo podrá conocer esas imágenes, sino toda la carrera del pionero de la reportería gráfica en el país. El primero de julio sus familiares se reunieron en una sala de Cine Tonalá para ver la primera función en Bogotá del documental Sady González, una luz en la memoria. Y a partir del 2 de julio, el largometraje, estrenado en el pasado Festival Internacional de Cine de Cartagena, se proyectará 12 veces en dos de las salas de Tonalá para el público general.  

 

Sady González: una luz en la memoria (Trailer) from Galaxia 311 on Vimeo.

El documental, de 53 minutos, cuenta la historia de González, desde su infancia y primera fotografía, hasta los 16 años que trabajó como fotógrafo oficial en la Casa de Nariño, y que le permitió registrar con exclusividad ciertos hitos históricos, como la visita del papa Pablo VI a Bogotá durante el gobierno de Carlos Lleras. Pero el documental es también la historia de una familia, de su mujer y de sus siete hijos, quienes trabajaron en la empresa de su padre en algún momento de sus vidas. El largometraje resulta conmovedor. No solo por como los descendientes de González recrean la imagen del fotógrafo, sino porque deja entrever una Bogotá que se ha desdibujado con los años. Sus fotografías, más allá de la serie de Bogotazo, revelan las costumbres de una Bogotá de antaño: sus plazas de mercado, sus peluquerías, sus hospitales y transeúntes. También sus partidos de fútbol, un deporte que entonces atravesaba su época dorada gracias a la presencia de  jugadores como el argentino Alfredo de Stéfano. Bogotá y sus espacios públicos, manifestaciones y eventos serían en últimas el sujeto principal del reportero gráfico.

El largometraje también devela una sorpresa. Hace poco se encontró un fragmento desconocido del archivo de González que consta de más de 100 cajas con alrededor de 100.000 imágenes y negativos. Ya realizado el trabajo de transmitir su obra al cine, su familia ahora emprende un nuevo reto: recuperar esas fotografías para completar su obra. Cuando los créditos empezaron a rodar en la sala de Cine Tonalá, los descendientes de González, algunos no habían visto el documental y rompieron en aplauso. Y una señora mayor, de unos noventa años, quien vivió la Bogotá que inmortalizó el fotógrafo, soltó en voz alta un suspiro entrecortado: “Dios mío, ¡qué nostalgia la que siento!”.


Foto: Archivo Sady González, Biblioteca Luis Ángel Arango, Banco de la República.


Las funciones

Sala Tonalá
Jueves 2 a las 20:15
Viernes 3 a las 20:15

Sala Kubrick
Sábado 4 a las 18:15
Martes 7 a las 17:00
Miércoles 8 a las 15:00
Viernes 10 a las 19:00
Domingo 12 a las 14:30
Martes 14 a las 17:00
Jueves 16 a las 15:00
Viernes 17 a las 17:00
Domingo 19 a las 19:30
Miércoles 22 a las 15:30

 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación