Alma con su abuelo junto al olivo, en un 'flashback'.

'El olivo', una cuestión de raíces

La nueva película de la directora y actriz española Icíar Bollaín junto a su esposo, el guionista Paul Laverty, es una comedia dramática que enfrenta a la tradición más arraigada de una familia con su incierto futuro.

2016/07/15

Por Matilde Acevedo

Lo interesante con los dramas familiares es que, dependiendo de cómo el director aborde el tema, siempre se puede desarrollar una buena trama. Entonces, si se parte de la base de que las películas necesitan conflictos entre los personajes –y personajes conflictuados– El olivo tendría que ser una gran película. Pero esta película tampoco se limita a ser un simple drama familiar. El olivo va más allá.

Dos mil años duraron los campesinos de las afueras de la provincia de Castellón dándole agua y luz a un olivo que vivió hasta volverse una insignia en la familia de Yayo, el abuelo de Alma –la compleja protagonista de la película–, quien ha procurado mantener viva la tradición de los olivos aunque haya quienes no entienden su belleza. Es poco, sin embargo, lo que puede hacer cuando una compañía les ofrece a todos, a cambio del olivo, una cantidad de plata suficiente para no tener que preocuparse por un largo tiempo. Por supuesto, Yayo se opone. Sin embargo, el padre de Alma y sus hermanos ven una oportunidad para mantener a la familia en tiempos de crisis económica.  

Luego de la venta del árbol, la muerte de su esposa y el tiempo que poco a poco lo descompone, el abuelo se enferma y deja de hablar, de comer. A pesar de los esfuerzos de Alma por acompañarlo y ayudarlo, él empeora cada vez más. Alma, firme en sus convicciones, afirma que es la ausencia del olivo lo que, al parecer, lo está matando. Es entonces cuando decide buscarlo, sin importar que ahora se encuentre en los headquarters de una compañía de energía sostenible en Dusseldorf. 

Y así entran los conflictos: el padre de Alma, quien nunca ha tenido una buena relación con su propio padre ni con ella, furibundo, está en desacuerdo con la irreverencia y terquedad de su hija; Alcachofa –el tío de Alma, con quien ella sí se lleva bien– decide acompañarla a pesar de todos los problemas que eso representa; Rafa, el hombre que trabaja con Alma en la finca y que también decide acompañarla, se lleva el camión de la empresa para la que él trabaja sin permiso; a medida en que Yayo empeora, su relación con su hijo -el padre de Alma- empeora.

Esta información ya es suficiente para preguntar: ¿hay buenos y malos? ¿Será malo el padre de Alma y buena ella? Precisamente, lo que quiere desmentir la película es el hecho de que haya buenos y malos. Sí, la mayoría de los personajes de la película mienten constantemente y a veces sus intenciones son malinterpretadas, pero todo es, según el juicio de cada uno, en aras del bien de sus seres queridos. Mientras que el padre de Alma lo único que busca es asegurar el futuro de su familia, lo que ella ve es codicia y egoísmo. Y así.

Habrá una función exclusiva de El Olivo el martes 19 de julio a las 8:00 p.m. en Cinema Paraíso (Calle 120A N° 5-69) en Bogotá.

Arcadia quiere invitar a sus lectores en Bogotá a que respondan la siguiente pregunta para participar por una boleta:

Comente en nuestra fan page en Facebook con la respuesta a la pregunta: ¿Cuántos años vivió el olivo?

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación