Fotograma tomado del documental La tierra de los vascos.

El paso de Orson Welles por la tierra de los vascos

Un documental realizado en 1955 por el cineasta y actor estadunidense es uno de los mayores atractivos de la IX edición del Festival Internacional de Cine Documental de Navarra, España, que inició el 9 de febrero.

2015/02/10

Por RevistaArcadia.com

Orson Welles se encuentra parado en la línea divisoria entre España y Francia, en medio de un ambiente apacible, rodeado de colinas y árboles. Mientras el viento sopla alrededor suyo, reflexiona acerca de las ambiguas fronteras que dividen a los vascos. Un pueblo que ha estado en Europa desde los inicios del continente, con un lenguaje único (el euskera),  y orgulloso de sus tradiciones.Como expresa Welles, ellos “no son franceses ni españoles, son vascos”.

Este documental llamado La tierra de los vascos fue realizado junto con la BBC para la serie Around The World (Alrededor del mundo). El video muestra a un Welles bastante simpático y reflexivo, vestido con traje y corbatín recorriendo Ziburu, un pueblo de la zona vasca francesa.

La producción fue rescatada por la organización del festival y llama la atención por ser una pieza poco exhibida en la pantalla grande y por la forma poética y romántica con la que el cineasta aborda la historia, cultura y la cotidianidad de esa región.

El director llegó a este pueblo por ser el hogar de su amigo Charles Wertenbaker, periodista estadounidense, editor de la revista Time, quien murió antes de la visita. La esposa de Wertenbaker, Lael Tucker, y su hijo Chris lo recibieron y guiaron alrededor del lugar, donde se encuentra una serie de personajes diversos, quienes le cuentan anécdotas de la vida en esa región. Una de las más sorprendentes es la de un niño que, a pesar de ser torturado por los alemanes en la época de la ocupación, no reveló el escondite de su padre.

Welles además habla acerca del juego llamado pelota vasca, que tiene varias modalidades pero que básicamente consiste en golpear una pelota contra la pared, usando raquetas, canastas o la mano.

Acompañado de Chris, quien dio una conferencia y un recital de guitarra  durante la inauguración del festival,  Welles grabó partidos protagonizados por los pescadores, panaderos y clérigos del pueblo. También entrevistó a una de los mejores jugadores del lugar, Robert, un niño de cinco años que le explica algunas reglas y le habla de su día en el colegio.

Welles también asiste a bailes, cuenta historias graciosas de los habitantes del lugar y al final reflexiona sobre el absurdo papel que juega la frontera entre España y Francia en un pueblo que más que un territorio comparte un legado cultural e histórico que ha sobrevivido a pesar de las guerras, invasiones, usurpaciones y divisiones que marcan su historia.

Uno de los objetivos del festival es ser un punto de encuentro entre el pasado y el futuro del documental. Sin duda la proyección de esta obra, originalmente transmitida por la BBC en dos episodios y casi inadvertida dentro de la vasta producción artística de Welles, cumple con el objetivo de generar una reflexión acerca del oficio del documentalista y las formas en las que se pueden contar historias.

 

Lea Tambien

 ***

Encuentran película perdida de Orson Welles

20 cosas de 'Ciudadano Kane' que probablemente no sabía

 


¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.