Imagen de 'On Body and Soul' de Ildiko Enyedi.

Una película onírica de Hungría gana la Berlinale

El festival de cine de Berlín llegó a su fin anunciando a sus ganadores. El premio más importante se lo llevó el nuevo largometraje de la artista conceptual Ildiko Enyedi, mientras que un corto colombiano triunfó en su sección.

2017/02/22

Por Carolina Betancourt

La película ganadora del Oso de Oro en Berlín es una historia de amor poco convencional, pues se desenvuelve muy lejos de la realidad de sus protagonistas, en el plano de los sueños. Maria (Alexandra Borbely), una mujer fría, obsesiva y llena de manías, llega a supervisar los procesos de calidad de un matadero en Budapest donde se encuentra con Endre (Morcsányi Géza), su jefe, un hombre mayor e introvertido, que desde el inicio se siente atraído a ella. Dirigida por la húngara Ildiko Enyedi, (My Twentieth Century), quien cuenta con una larga trayectoria como artista conceptual y cineasta, On Body and Soul es una película dramática con toques de humor, pero sobre todo bella. El largometraje abre con una hermosa imagen que será retomada varias veces y se convertirá en el tema central de la historia: dos ciervos, macho y hembra, en un bosque en invierno, se ven, se huelen, se acarician. Deambulan en ese paisaje inhóspito en el que solo se tienen el uno al otro.

Gracias a la forma en que Enyedi construye sus planos, cuando aparecen los personaje no solo conocemos quiénes son sino también cómo son. Vemos a María en planos limpios, casi rígidos, y vemos a Endre en planos más compuestos, con objetos e información visual compleja. Enyedi también juega: usa múltiples planos cerrados de los ojos de Maria para mostrarnos su semejanza con los ojos del ciervo hembra. Entonces es cuando los protagonistas son expuestos a una serie de entrevistas por parte de una psicóloga que contratan para investigar unos robos en el matadero, y se revela que ellos están teniendo el mismo sueño.

Endre y Maria no son capaces de conectarse en la vida real, sin embargo, cada noche se convierten en esos ciervos del paisaje nevado, en todo su esplendor, en plena libertad. Para Enyedi se trata de una metáfora: el encierro que cada uno de sus personajes vive dentro de sí mismos. El matadero se convierte en un lugar simbólico en el cual los humanos estamos dispuestos a sacrificar nuestros sueños y fantasías. De todas formas, el sueño da pie y se incorpora, poco a poco, a la realidad, hasta que no es necesario, porque Endre y Maria son capaces de vivir su realidad.

Los otros ganadores

El finlandés Aki Kaurismaki recibió el Oso de Plata por mejor director en su película The Other Side of Hope. El mejor guión fue entregado a Sebastián Lelio por Una Mujer Fantástica y el premio Alfred Bauer, que se entrega al mejor film europeo del festival, lo recibió Agnieszka Holland por su película Pokot. El Oso de Plata por el gran premio del jurado se lo llevó el senegalés Alain Gomis por su película Félicité y la película rumana Ana Mon Amour, que también será presentada en el Festival de Cine de Cartagena, recibió el Oso de Plata por su Destacada Contribución Artística.

El Teddy Award, que se entrega a las películas con temas LGBT que contribuyen a fomentar la tolerancia y la búsqueda de una sociedad igualitaria, fue entregado a Una Mujer Fantástica y el FIPRESCI, otorgado por Federación Internacional de Críticos de Cine, fue entregado a On Body and Soul en la sección de competencia Oficial y a la película brasileña Pendular en la sección Panorama. En la sección Generation, la colombiana Juanita Onzaga ganó con su corto The Jungle Knows you Better Than you Do, El Premio Especial al mejor corto.  

Para más cubrimiento de la Berlinale 2017 haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.