Una imagen del festival.

La historia detrás del principal festival de cine colombiano en París

El festival Panorama del Cine Colombiano, que nació como un cineclub de amigos en 2008, llega a su cuarta edición. Además de presentarse el la capital francesa, hace dos años está en Barcelona y pretende expandirse a Londres y Europa del Este.

2016/06/01

Por Ricardo Abdahllah* París

La historia que cuentan cada vez que les preguntan es que todo empezó con un grupo de amigos colombianos, relacionados de una manera u otra con la producción audiovisual que vivían en París y se reunían a ver películas. De allí surgió un cineclub más o menos informal y, en 2008, una asociación de promoción del cine latinoamericano al que decidieron llamar “El perro que ladra”. Ocho años después, tras varios años de pasar por varias salas no siempre ideales para las proyecciones, “El Perro” se ha instalado en la sala del cinema la Clef, a medio camino entre el Panteón y la Mezquita de París.

Fue también allí donde en el segundo semestre de 2012, el equipo de “El Perro” se lanzó en el proyecto de un festival de cine colombiano en París, el Panorama del Cine Colombiano. Gracias a estímulos que iban desde las obvias boletas para las funciones hasta cursos de salsa y de español, reunieron 3.850 euros en la plataforma KissKissBankBank. El 6 de junio del año siguiente el diario Le Monde dedicaba su primer artículo al festival afirmando que el cine colombiano “atraviesa el viento como un perro feliz”.

La presentación en Francia de Carta a una sombra, la cinta de  Daniela Abad inspirada en El Olvido que seremos, la novela escrita por su padre, Héctor Abad Faciolince, sirvió el pasado viernes como avant-première de la cuarta edición del festival, que se extenderá del 4 al 10 de junio.

“Este año cambiamos un poco la manera cómo seleccionamos las películas -explica Sebastián Coral-.Gracias al crecimiento que ha tenido el Panorama pudimos estar en los dos festivales de Bogotá, en Cartagena y Villa de Leyva además de los principales festivales europeos. Ese trabajo nos permitió una visión muy amplía de las cintas y realizadores que queremos dar a conocer”.

Buena parte de la selección tanto en cortos como en largometrajes está conformada por documentales. Coral explica que el documental ha sido un formato privilegiado desde las primeras proyecciones organizadas por la asociación y continúa así en el festival: “Nuestra realidad es un motor para el documental, tanto así que en muchas de las ‘ficciones‘ hay un trabajo de documentalista y se trabaja con actores naturales que tienen una relación ‘real‘ con el contexto y la historia que se quiere contar”.

Entre los puntos fuertes de este año estarán la presentación del largometraje de ficción Las tetas de mi madre, que a pesar de no haber sido distribuido en el circuito de Cine Colombia, ha sido un éxito desde hace ocho meses en el Cinema Tonalá de Bogotá; una selección de documentales experimentales y la presentación de Días Extraños  de Juan Sebastián Quebrada, “una cinta sobre dos colombianos en Buenos Aires que por un lado muestra esa tendencia a separarse del conflicto y la guerra, como materia prima, y por otro cuenta una historia de ‘los que estamos afuera‘ que somos algo más de cinco millones” explica Coral.

Una cifra que incluye a todos los directores que estarán presentes en las charlas y talleres que se desarrollarán dentro del festival. Según Coral, “cada vez son más quienes viven fuera del país y aprenden con otras cinematografías y otras influencias y que regresan periódicamente a filmar en Colombia historias muy colombianas”.

Como parte del festival este año se realizará una muestra paralela en la que se darán a conocer cintas latinoamericanas que han ganado en otros festivales de Francia. “Otras cosas no cambian -señala Coral-, de nuevo será el público quien elija la película ganadora”. La del año anterior fue Algún día es mañana de Ricardo Torres.

A pesar del éxito del festival y de que la colaboración de la Embajada de Colombia en Francia se mantiene, la participación del gobierno nacional se ha reducido. “Lo que se dice es que el prepuesto se está consagrando a temas relacionados con el conflicto, pero países como Francia y México han entendido muy bien que la difusión en el extranjero es esencial para mantener un dinamismo en la producción cultural”, opina Coral. Los organizadores esperan que las Temporadas Culturales Cruzadas entre Francia y Colombia que se celebrarán a lo largo del 2017 y la recién implementada ayuda para muestras en el exterior de Proimágenes, sirvan para consolidar y  hacer crecer un festival que desde hace dos años celebra una versión en Barcelona y tiene entre sus planes expandirse a Londres y Europa del Este.

Más información http://www.panoramaducinemacolombien.com/

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com