Pierre Niney y Paula Beer protagonizan 'Frantz'.

‘Frantz’: las deudas humanas de la guerra

El misterio, el romance y el remordimiento se unen para retratar otra perspectiva sobre las agitadas relaciones entre franceses y alemanes tras la Primera Guerra Mundial. Dirigida por François Ozon, una historia atravesada por odios y amores llega mañana, 4 de mayo, a las salas de Cine Colombia.

2017/05/03

Por Daniela Hernández

Frantz, dirigida por François Ozon y nominada a la Palma de Oro en la pasada edición de Cannes es un drama de época sobre los sinsabores en la posguerra: amores perdidos, vidas destrozadas y culpas enfermizas. La película se basa en Broken Lullaby, realizada por Ernst Lubisch en 1932. La historia narrada en blanco y negro, con selectas escenas a color, se estrena en salas de Cine Colombia este jueves, 4 de abril.

En una pequeña ciudad de Alemania, el destino de una joven, Anna, ha sido truncado por la muerte de su prometido en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Aunque sus suegros, que la tratan como si fuera su propia hija, la animan a rehacer su vida, ella se niega a contemplarlo. Anna, protagonizada por Paula Beer, visita todos los días la tumba de su novio, Frantz. Un día se encuentra con Adrien, un soldado francés que deja flores en la misma tumba.

Su misteriosa aparición, que contrasta con un lúgubre ambiente marcado por la derrota alemana, despierta cuestionamientos sobre lo que realmente sucedió en el campo de batalla.

Adrien se presenta como un antiguo amigo de Frantz, de los tiempos en que él vivía en París, antes de que estallara la guerra. Llega como un consuelo ante la pérdida. Sus relatos de lo que hacían juntos y sus interpretaciones en violín de la música que disfrutaban son como un bálsamo para la familia y la prometida del difunto. Anna crea un vínculo especial con Adrien, tan fuerte que comienza a llenar sus nostalgias con él.

Sin embargo, deben distinguir la ilusión de los hechos reales y decidir si quieren aceptar la realidad que describe el francés. Lentamente, esas diferencias empiezan a cambiar las vidas de todos. 

Apoyada por su estética monocromática, la cual le significó el Premio a Mejor Fotografía de los Premios César entre sus once nominaciones, la obra es una reflexión necesaria sobre los efectos de la guerra y la muerte en la intimidad de los seres humanos. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.