Escena de la película "La ciudad y los perros" dirigida por Francisco José Lombardi, quien fue premiado como mejor director en el Festival de Cine de San Sebastián por esta cinta.

Guionista, director e incluso actor: Vargas Llosa y su relación con el cine

El escritor peruano Mario Vargas Llosa, que fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura, también mantiene una fructífera relación con el cine. Muchas de sus obras han sido adaptadas. También ha trabajado como guionista, director, e incluso como actor.

2010/10/08

Por Paco de Campo

Lima (EFE).- El mundo del cine, una de las pasiones del novelista peruano, ha aprovechado el universo literario creado por Vargas Llosa. Muchas de sus obras han sido adaptadas con gran éxito comercial y otras han sufrido el revés de la crítica.

En 1973 se hizo la primera adaptación cinematográfica de una obra del escritor peruano. La novela breve "Los cachorros" fue llevada a la gran pantalla en una producción mexicana dirigida por Jorge Fons.

Sin embargo, el momento de más cercanía de Vargas Llosa con el séptimo arte tuvo lugar en 1975, cuando a raíz del gran éxito de su obra "Pantaleón y las visitadoras" logró levantar un proyecto sobre un guión escrito por él mismo y que se atrevió incluso a dirigir, en colaboración con José María Gutiérrez Santos.

A pesar de contar en los papeles protagonistas con actores de primera línea del cine español como José Sacristán o Rafaela Aparicio, y de estar rodada con medios, la cinta resultó ser un fracaso para la crítica y el público.

El propio Vargas Llosa contó, durante un homenaje que el Festival de Cine de Lima le realizó en 2008, su experiencia como director: "Un disparate sobre el que algún día escribiré una historia, aunque nadie me creerá", resumió.

"Fue una experiencia de la que preferiría no acordarme, y el resultado fue una gran catástrofe", agregó el escritor peruano, quien explicó que antes de aquella experiencia su única relación con la imagen había sido una vez que le pidió a un amigo fotógrafo que le diera su pase de prensa para presenciar una corrida de toros.

"Debe ser el único caso en la historia del cine en la que el director por la noche estudiaba un manual y durante el día ponía en práctica lo que había aprendido", dijo en aquella ocasión el escritor, para luego señalar que desde entonces decidió mantenerse en el ámbito de la creación literaria.

Tan escarmentado quedó Vargas Llosa con la experiencia que tuvieron que pasar diez años para que aceptara que una obra suya fuera adaptada: la versión de "La ciudad y los perros", que realizó el director peruano Francisco Lombardi.

La película resultó ser un éxito de público, que acercó su obra a más personas y recibió galardones como el premio a mejor director en el Festival de San Sebastián.

Años después, Lombardi convencería a Vargas Llosa de retomar "Pantaleón y las visitadoras" para una nueva adaptación, en una gran coproducción con España que terminó convirtiéndose en una de las películas peruanas más vistas en Perú. Esta es la que se conoce en Colombia por haber contado con la participación de la actriz Angie Cepeda.

Las adaptaciones de obras del hoy Premio Nobel llegaron incluso al cine norteamericano, gracias a la versión de "La tía Julia y el escribidor", que el director inglés Jon Amiel realizó en 1990, con Keanu Reeves como protagonista y bajo el título de "Tune in tomorrow".

La última adaptación, sin embargo, fue una producción española de Andrés Vicente Gómez con vocación internacional, y dirigida por Luis Llosa, primo del escritor: "La fiesta del chivo".

Esta cinta fue estrenada en 2006 en el Festival de Berlín, el mismo en el que Vargas Llosa había sido parte del jurado en 1984, cargo que también ha ocupado en el Festival de Cannes (1976) y el Festival de Venecia (1994). EFE

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.