Lilia, la madre de Josephine, mostrando una foto de ella cuando vivía en Bogotá.

La singular nostalgia de una colombiana "extraviada" en Portugal

El documental 'Home: el país de la ilusión' da cuenta de la vida, las vivencias y las decepciones de una mujer que recuerda con nostalgia su vida. Se estrena el 18 de agosto en salas de cine del país.

2016/08/17

Por Matilde Acevedo

Uno de los abismos más aterradores en el que la humanidad ha temido caer durante siglos ha sido, más que la misma muerte, el hecho de morir en el olvido. El documental Home: el país de la ilusión es una prueba de eso. Josephine Landertinger Forero, su directora, decide registrar el paso de su madre por el mundo, desde sus quehaceres cotidianos hasta los lapsus existenciales que la inquietan constante y secretamente.

Resulta que Lilia Forero -la madre-, nació y creció en Colombia, y no ha regresado a su país natal desde hace casi 40 años. Después de casarse con un hombre que por su trabajo tenía que vivir en diferentes lugares del mundo, Lilia se distanció poco a poco de lo que alguna vez conoció, pero en esa travesía también encontró algo de ella en las culturas con las que entraba en contacto. Ocho países la acogieron y le dieron la sensación de ser una ciudadana del mundo. 

La inevitable soledad de la vejez aparece en Home disfrazada de nostalgia. Pues, aunque Lila se encuentra en el proceso de conseguir la nacionalidad portuguesa, todavía le pesan los 40 años en que no ha vuelto a su país. Y los motivos son extraños: no le pesan porque siente que traicionó a Colombia con Portugal, o porque no se siente bien en Portugal, sino porque fue perdiendo a lo largo de los años el contacto con su familia y con sus amigos y porque dejó de sentir la necesidad de visitar un país que, según ella, la resiente y rechaza

Y tal vez por eso su hija la persigue por Lisboa: para conocer la extraña melancolía de las decisiones tomadas que no generan arrepentimiento. Cuando Josephine y su hermano eran pequeños, Lilia vivió uno de los momentos más desafiantes de su vida: su esposo se muere y está ella, sola, con sus hijos en Portugal. Ahí se encuentra con el dilema ético de, o bien poner los intereses de sus hijos primero que los suyos y quedarse en Portugal para que no sintieran la alienación de la desadaptación, o bien irse a Colombia, donde le habría sido más fácil ejercer como madre cabeza de familia. Lilia decide quedarse, incluso ilegalmente.

Mientras Lilia lava platos, ropa, tiende la cama, hace sus ejercicios de respiración, ayuda a la anciana para la que trabaja, trapea el piso, barre la alfombra, Josephine le pregunta detalles sobre su vida que Lilia poco a poco va soltando. Pero a veces esas conversaciones, en apariencia inofensivas, terminan evolucionando a revelaciones profundas -algunas desgarradoras- sobre la vida, la muerte, la soledad y la felicidad. “Si no trabajo, no como. Así de simple”, le dice en uno de esos atisbos honestos a su hija mientras se recuesta en el sofá. Hay tensiones porque Josephine siente, en parte, responsabilidad por la situación de su madre. Pero la preocupación trascendental de Lilia realmente sale a la luz cuando le admite a Josephine que si no fuera por el documental nadie se enteraría de su paso por esta tierra. 

Sin embargo, no todo es tragedia: a fin de cuentas, también es una historia de acercamiento y, posiblemente, de reconciliación entre una madre y su hija, que sirve, igualmente, para quitar de Lilia el peso de la distancia entre ella y sus raíces. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación