RevistaArcadia.com

La importancia de confrontar el pasado

‘La conspiración del silencio’, película nominada por Alemania a los premios de la Academia en 2016, reconstruye la investigación que llevó a los juicios de Auschwitz, cuando los alemanes decidieron juzgar su pasado nazi. Arcadia habló con su director, Giulio Ricciarelli.

2015/12/07

Por revistaArcadia.com

Frankfurt, Alemania, 1958. Johann Radmann (Alexander Fehling) es un joven fiscal que intenta ascender en su trabajo y seguir los imperativos morales que le dejó su padre soldado, muerto en la Segunda Guerra Mundial. Un día, aparece en su despacho el periodista Thomas Gnielka (André Szymanski) denunciando a un antiguo guardián de Auschwitz que trabaja como profesor de un jardín infantil. No es el único caso. Radmann y Gnielka comienzan a descubrir cientos de ex funcionarios y soldados de las SS, ocupando importantes cargos administrativos en la floreciente Alemania de la posguerra. En la búsqueda, enfrentan a las más altas esferas del poder y el pacto de silencio e impunidad que busca ocultar los crímenes cometidos por los nazis. Estas investigaciones darán inicio a los juicios de Auschwitz –no tan célebres como los de Nuremberg–, en los que los mismos alemanes, y nos los jueces de las potencias aliadas, condenaron los crímenes de guerra del nazismo.

El holocausto, el nazismo y la figura de Hitler han generado una enorme cantidad de películas de ficción y documentales. ¿Qué es lo particular deLa conspiración del silencio?

No hicimos una película sobre el holocausto. Hicimos una película de cómo Alemania empezó a lidiar con ese pasado y a asumir su responsabilidad. La cinta está situada entre finales de los cincuenta y comienzos de los sesenta. Sin duda alguna, se trata de una historia que jamás se ha contado. Y me he dado cuenta, a medida que viajo a varios festivales, que existe una resonancia con muchos países y audiencias, quienes ven en la película algo de su propia historia.

La historia está plagada de genocidios. El armenio, el de Ruanda, por nombrar algunos. ¿Por qué cree que el genocidio judío perpetrado por los nazis es el más mediatizado?

Creo que se debe a su tamaño y a su duración. Además, el número de personas que participaron en él hace que sea un evento único en la historia de la humanidad.

¿La película dirige su mensaje a las nuevas generaciones que heredaron la historia alemana pero se sienten ajenos, o hacia los más involucrados en los hechos?

Espero que haya algo para todo el mundo. Esta historia de cómo un país se enfrenta a su pasado, a lo que ha hecho, es bastante única. Fue la primera vez que Alemania sometió a juicio a sus propios soldados por algo que había ocurrido durante la guerra. La cuestión de la responsabilidad personal, más allá de las órdenes, fue tan nueva como importante. Esperamos, además, haber hecho de la película una experiencia cinematográfica.

¿Por qué la inclusión de un ingrediente romántico en esta reconstrucción histórica?

Sentíamos que era importante mostrar el tremendo optimismo del llamado milagro económico que atravesó Alemania en la posguerra. Marlene, la muchacha, representa una nueva y joven generación que quiere vivir, construir una nueva vida, olvidar y ser feliz. Johann, en cambio, representa esa también nueva generación que decide examinar el pasado para entender que había pasado. El conflicto entre ambos, y el precio que Johann termina pagando por el camino que toma, es una parte integral de la estructura dramática.

El hecho de que la película represente a Alemania en los premios Oscar de 2016 puede ser visto como el gesto políticamente correcto de un país que asume sus culpas frente al país con la industria cinematográfica más poderosa del mundo. ¿Qué lectura hace de esto?

No me desvela. Hicimos una película para contar una historia que considerábamos importante. Lo que viene después no lo podemos controlar. Estamos felices de estar en los Oscar, pero intento no pensar mucho en eso.

En su películaLa patriota, el director alemán Alexander Kluge cuenta la historia de una profesora de escuela que en los ochenta está terriblemente atormentada porque no sabe cómo contarles la historia de la guerra y de todo lo que pasó en Alemania a sus estudiantes. ¿Cómo cree usted que debería contarse esa historia nacional a las generaciones más jóvenes?

Creo que Alemania está haciendo un buen trabajo en las clases de historia. Los estudiantes visitan los campos de concentración, hay varias nuevas películas y se están escribiendo libros. Yo creo que para entender nuestra historia a uno lo tienen que confrontar en todos los niveles: mental, emocional y espiritualmente.

El periodistaThomas Gnielkaes quien pone en movimiento la investigación y posterior juicio de los crímenes, y al mismo tiempo, confiesa haber sido él mismo un joven soldado nazi. Es uno de los personajes más interesantes en términos de la moral que propone la película, además está basado en un personaje real.¿Cómo lo concibió y qué representa?

Para Johann, Gnielka es un arquetipo y lo incita a la aventura. El periodista reta y se burla de Johann, y lo hace porque percibe en él cierta fuerza y un buen carácter. Gnielka había tenido que estar enAuschwitz de joven, un hecho que lo había traumatizado, pero que también lo llevó a pelear contra los nazis y convertirse en un vocero de la verdad. ¡Un gran hombre!

Esta es su ópera prima, ¿Ya está pensando en un próximo proyecto?

Sí, estoy escribiendo un guion centrado en un tema político coyuntural de Berlín.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación