BUSCAR:

La historia del vibrador

Fotograma de 'Histeria'.

Cine

Este fin de semana se estrena la película ‘Histeria’, que muestra la curiosa invención del vibrador en la Inglaterra victoriana. Su directora, Tanya Wexler, habló con Arcadia y explicó que detrás de esta historia ligera se esconde toda una revolución en las costumbres de Occidente.

Por: Manuel Kalmanovitz G.

Publicado el: 2012-09-21

Histeria es una comedia de época, que transcurre en la Inglaterra victoriana y que narra la extraña invención del vibrador, un instrumento diseñado, en principio, para curar a las mujeres que sufrían de un extraño mal que recibió el nombre genérico de histeria (del griego “útero”) y que se manifestaba de las más diversas formas: depresión y manía, aburrimiento y exceso de animación.  

En la película, un joven y progresista doctor (¡cree en los gérmenes!, a diferencia de otros médicos) comienza a trabajar en la lucrativa práctica de un colega que se especializa en el extraño mal de la histeria. Su labor, básicamente, es ayudar a sus pacientes a tener un “paroxismo histérico”, que es lo que hoy llamaríamos un orgasmo, para liberar los “humores uterinos corruptos y venenosos”.

Con motivo del estreno de la película en Colombia, su director contestó las preguntas de Arcadia. Acá están sus respuestas.

Arcadia: ¿Cuándo se interesó en la historia del vibrador? ¿Cómo encontró esta historia?

Tanya Wexler: Estoy segura de que me interesó el vibrador desde que supe de su existencia. Pero sobre esta historia… uno de los productores me trajo la idea de la película. Yo no conocía la historia de su invención, me hizo reír de inmediato.

En la película se habla mucho de la autonomía de las mujeres, su derecho a la independencia, a estudiar y trabajar. ¿Eso qué tiene que ver con el vibrador?

Bueno, hay muchos chistes buenos sobre el vibrador y la autonomía. Fundamentalmente creo que la película es acerca de la idea de que cada uno es responsable de su propia felicidad.

¿Cree que la película hace un retrato fiel de las costumbres sexuales de la Inglaterra victoriana?

No soy tan vieja, así que no puedo estar segura. Pero tratamos de ser tan fieles como fuera posible. Me imagino que ofrece una imagen relativamente fiel de cierto fragmento de la cultura inglesa de la época.

¿Cree que el placer femenino es un misterio para los hombres? ¿Es posible que lo haga menos misterioso el vibrador?

El placer femenino ha sido un misterio para muchos hombres y mujeres desde hace tiempo. Espero que haya cambiado. El vibrador es solo una herramienta o juguete, nunca fue la respuesta. La respuesta es no tenerle miedo a conocer tu cuerpo o el de tu compañero e, irónicamente, la respuesta es poder hacer preguntas y escuchar.

La idea del progreso aparece a menudo en la película. Algunos de los colegas del Dr. Dalrymple’s no creen en los gérmenes, se nos da a entender que algunos de los jueces son escépticos respecto a los derechos políticos de las mujeres. En esas áreas el progreso puede verse claramente. ¿Qué relación tiene el vibrador con el progreso?

En la película, las mujeres que quieren vivir por fuera del papel que la sociedad les asignaba eran consideradas enfermas y tenían que buscar tratamiento médico. Sufrían de ‘histeria’. El vibrador fue simplemente una herramienta que les ahorraba esfuerzo a los doctores hombres con manos cansadas. Así que el progreso fue descubrir que a menudo las mujeres simplemente estaban siendo mujeres. Solo necesitábamos sacar los vibradores de los consultorios médicos y ponerlos en las manos indicadas.

¿Cómo ha sido recibida la película en países más conservadores? ¿Cree que las batallas que debió enfrentar Charlotte, la protagonista, continúan?

Me habría gustado ir a más lugares para ver su reacción. La gente parece disfrutar la película en todas partes. Por supuesto que las batallas de Charlotte continúan. Muchas mujeres valientes luchan por la libertad en circunstancias mucho más duras. Al final, solo hicimos una película divertida sobre una ocurrencia absurda en la historia. Aunque es agradable cuando una comedia que nos hace reír también puede darnos un poquito más.

Al comienzo de la película se nos dice que está basada en una historia real. Y luego, para enfatizar, aparece un letrero que dice “en serio”. ¿Cree que para nosotros  ahora es difícil pensar en épocas donde las cosas se hacían de otra forma?

Creo que la película nos recuerda que siempre miramos las cosas desde el lugar y la época en que estamos. Creo que eso nos permite hacer descubrimientos muy cómicos cuando miramos hacia atrás. Siempre me pregunto si miraremos a esta época y diremos “¿te acuerdas cuando la gente se ponía pequeños computadores en la cabeza y los llamaba teléfonos? ¿Y cuando se ponían toxinas de botulinum en la frente para deshacernos de las arrugas?”