RevistaArcadia.com

Lo bueno y lo malo de los premios Óscar

La noche del domingo se destacó por los mejores y peores momentos durante los premios Óscar. Entre comentarios racistas y grandes discursos transcurrió la noche. Acá lo bueno y lo malo de la premiación.

2015/02/24

Por RevistaArcadia.com

 

Lo bueno…

Reese Witherspoon promocionó la campaña #AskHerMore (#PregúntaleMás) incentivando a los presentadores de los premios de la Academia a preguntarle a las mujeres por algo distinto a su atuendo. Su campaña resultó efectiva, por lo menos cuando fue entrevistada en la alfombra roja.

Lo malo…

Resultó contradictorio que una par de horas después del evento, Witherspoon publicara un tweet sobre su atuendo, joyas y  estilista.

 

Lo  bueno…

El impecable discurso de John Legend al aceptar el premio a mejor canción por Selma. Su discurso, a diferencia de muchos a lo largo de la noche, no hacía parte de una agenda secreta sino que por el contrario fue directo y muy a tono con el tema de la película. Legend citó a Nina Simone, resaltando el deber de los artistas de reflejar los tiempos actuales. También mencionó que hoy hay más hombres negros encarcelados, que hombres  esclavizados durante 1850. Finalmente hizo un llamado a la lucha por la libertad y la justicia.

Lo malo…

El chiste flojo de Niel Patrick Harris al tratar de jugar con las palabras “brightest” (brillante) y “whitest” que trajo a colación la falta de nominaciones a directores y artistas negros.

 

Lo bueno…

La persistencia de Pawel Pawlowski por terminar su discurso y agradecerle a su esposa y a su equipo de producción, a pesar de la insistencia de la orquesta por callarlo.

Lo malo…

La intervención tan estricta de la orquesta durante los discursos de aceptación. El peor caso de toda la noche, sin duda, fue el de Pawel Pawlikowski por Ida.

 

Lo bueno…

El premio de mejor director a Alejandro Gónzalez Iñárritu por su película Birdman. Iñárritu se convirtió en el segundo director mexicano en recibir este premio, y a pesar del comentario que precedió su discurso, logró sobreponerse y dar un mensaje de apoyo a todos sus compatriotas en México. Dijo que espera que algún día puedan encontrar y construir el gobierno que se merecen. También se refirió a los mexicanos de primera generación que viven en Estados Unidos y dijo que reza por que sean tratados con la misma dignidad con la que fueron tratados los que vinieron antes que ellos: aquellos que construyeron esa increíble nación inmigrante.

Lo malo…

El comentario de mal gusto de Sean Penn sobre la tarjeta de residencia (Green card) de Gónzalez Iñarritu. No fue bien recibido ni por el público ni por la crítica. Algunos aseguraron que se trató de un intento por demostrar la supremacía de los estadounidenses blancos. Mientras que otros creyeron que si bien Penn no tenía malas intenciones (Iñárritu lo dirigió en 21 gramos), ese tipo de comentarios pueden causar mucho daño cuando vienen de Hollywood, donde se supone que reina un espíritu liberal y demócrata.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación