cine colombiano.

La mejor, la peor y la favorita

A propósito del buen momento que atraviesa el cine colombiano, nueve críticos y directores de festivales eligieron una cinta nacional para cada una de estas categorías.

2015/07/24

Por RevistaArcadia.com

Diana Bustamante
Directora del Festival Internacional de Cine de Cartagena

 

La Mejor:La tierra y la sombra (2015) de César Acevedo

Aunque es muy difícil ser imparcial, realmente siempre logro ver las posibilidades, debilidades y demás en mis películas. En este caso, dentro del cine colombiano, esta se ha convertido en mi favorita, porque toca una fibras de la emoción auténtica que luego llevan y permiten la reflexión, esas son cualidades que en el arte en general valoro en extremo, además porque llega a todo aquello a través de la belleza y la dignidad en cada una de sus imágenes.

La Peor: Apatía, una película de Carretera (2012) de Arturo Obregón

La Favorita: Pura Sangre (1982) de Luis Ospina

Ha sido siempre una película cautivante. Ese tono que logra la película, más en la época en la que fue hecha, resume el espíritu de Luis, una densidad que se va deslizando por la acidez de un humor, que no parece distar de la realidad absurda que nos acompaña. Una extraña mezcla de personajes imposibles pero posibles en nuestro contexto relajadamente enfermo.

Samuel Castro

Crítico de cine

 

La mejor: La estrategia del caracol (1993) de Sergio Cabrera

Porque sigue siendo una de las mejores representaciones de lo que somos como sociedad, y porque su guión es tan bueno, que no envejece nunca.

La peor: Mi gente linda, mi gente bella (2012) de Harold Trompetero

Es la peor de todas las películas colombianas que han pasado por cartelera, por una historia vergonzosa que explota los peores prejuicios que tienen ciertos guionistas sobre lo que significa "ser colombiano".

La favorita: La estrategia del caracol (1993) de Sergio Cabrera y Confesión a Laura (1993) de Jaime Osorio

La segunda está casi empatada con la primera  porque en el cine colombiano las frases "inteligencia en los diálogos" y "sutileza en el desarrollo" casi nunca se han combinado. Y Confesión a Laura lo hace con brillantez.

Julián David Correa

Director de la Cinemateca Distrital de Bogotá

 

La mejor: Agarrando pueblo (1978) de Carlos Mayolo y Luis Ospina

Es un cortometraje fundamental en la historia del cine latinoamericano que sigue siendo material de consulta en todo el mundo. Introduce la palabra ‘pornomiseria’ en la historia del cine. Es una obra que cruza las fronteras: combina la ficción con el documental, el color con el blanco y negro, la reflexión con el entretenimiento, y tiene un profundo humor negro. Es una crítica a la obra de muchos creadores audiovisuales del continente.

La peor: La peor película del cine colombiano es cualquiera que solo se haga con el propósito de hacer dinero lo más rápido posible.

La favorita: La cerca (2004) de Rubén Mendoza y Los habitantes de la noche (1984) de Víctor Gaviria

Porque La Cerca es el final de un proceso y Los habitantes de la noche es el comienzo de otro: dos caminos importantes en la historia del cine colombiano. La cerca de una manera poética combina la pesadilla con la realidad, arroja una mirada definitiva, y en términos estéticos perfecta sobre el tema de la violencia de los años 50 en el cine colombiano. Víctor  Gaviria inaugura una estética en el cine que se conoce como realismo sucio. El filme Los habitantes de la noche señala el camino que luego seguirán los largometrajes Rodrigo D. No futuro y La vendedora de rosas.

Juan Carlos González 
Crítico de cine

 

La mejor: Confesión a Laura (1993) de Jaime Osorio

Jaime Osorio hace un sensible y hermoso drama a partir de un episodio histórico real que sirve solo como telón de fondo a una historia de amor casi imposible, contada con singular tacto. Y ni hablar de las actuaciones de Vicky Hernández y Gustavo Londoño.

La peor: Qué difícil. ¡Mejor que entre Dago y escoja! (Ah, verdad que él no lee crítica de cine).

La favorita: Perro come perro (2008) de Carlos Moreno

Carlos Moreno llena de humor negro y de absurdo una historia criminal y lo convierte en un delicioso y violento estudio de personajes.

Carlos Muñoz
Actor y Presidente honorario del Festival de Cine de Santander

 

La mejor: La tierra y la sombra (2015) de César Acevedo

Los tres importantes premios que obtuvo en el pasado Festival de Cannes, considerado el más importante del mundo, hablan por sí solos de la calidad de este filme.

La peor: El taciturno (1971) de Jorge Gaitán

Una película en la que intervine y de la que no quiero acordarme.

La favorita: La estrategia del caracol  (1993) de Sergio Cabrera

Porque en tono de comedia nos muestra la tragedia que vive gran parte de nuestro pueblo.

Omar Rincón
Crítico de televisión

 

La mejor: La gente de la Universal (1993) de Felipe Aljure

Cuenta nuestra identidad, nos hace reír y experimenta en los modos de contar

La peor: Desasosiego (2001) de Guillermo Álvarez

Esta película es inolvidable porque es espectacular que tenga tantas equivocaciones de arte, locaciones, personajes, historia. Propongo crear los Premios Desasosiego al cine colombiano.

La favorita: Chocó (2012) de Jhonny Hendrix

Simple, contundente, bella. Lo cuenta todo sin buscar el exhibicionismo. Y nos pone a pensar sobre nuestra realidad.

Ricardo Silva
Periodista y crítico de cine de la revista Semana entre 2000 y 2012

 

La mejor: Técnicas de duelo (1988) de Sergio Cabrera

Porque recrea la vida de pueblo que es la vida colombiana pero además reconoce que el género ideal para narrar el país es el western.

La peor: Entre sábanas (2008) de Gustavo Nieto Roa

Está lejos de lo mejor que ha hecho Nieto Roa, pero además es una mala versión de una película floja chilena. Sin embargo, es un placer verla con amigos, porque es absurda e inverosímil. Y une mucho a los espectadores porque es sobre todo un trauma.

La favorita: El embajador de la India (1987) de Mario Ribero Ferreira

Retrata una cara del colombiano que es parte de su gracia y parte de su ruina.

Pedro Adrián Zuluaga
Crítico de cine

 

La mejor: Rodrigo D: No Futuro (1990) de Víctor Gaviria

Víctor Gaviria no cambió la realidad, pero nos enseñó a mirarla distinto. Esta película sobre el descorazonamiento de los jóvenes de Medellín inmersos en una ciudad que los excluía, provocó asombro y desazón y sigue viva como un manifiesto sobre la resistencia y el rechazo a las formas de vida homologadas por el poder y la tradición.

La peor: Apatía, una película de carretera (2012) de Arturo Obregón

Una película frustrante, sobre la frustración de vivir en un país enfermo (Colombia), que no logra superar el retrato esquemático de situaciones y personajes y los excesos visuales que tratan de llenar la puerilidad de su punto de vista.

La favorita: Nuestra voz de tierra, memoria y futuro (1978-1982) de Marta Rodríguez y Jorge Silva 

Un acercamiento a la visión del mundo de los indígenas del Cauca, donde se dan la mano, el mito, la magia y la resistencia política. Modelo de documental complejo, de profunda investigación y comprometido con la realidad filmada.

Jaime E. Manrique
Director Laboratorios Black Velvet

 

La mejor: Gente de bien (2015) de Franco Lolli

Porque no es necesario ningún esfuerzo para establecer, sin efectismos, un vínculo entrañable con sus personajes. Porque nos permite pensar en nosotros y no en los otros. Pero además porque es una evidencia de todo lo que vendrá para nuestro cine en unos años.

La peor: El paseo (2010) de Harold Trompetero

Porque además de ser un esperpento filmado con los pies, su éxito valida una serie de discursos comerciales dañinos para nuestro cine, sin descontar el daño que hace sobre un público que espera eso de nuestro cine, sino le parece aburrido.

La favorita: La sangre y la lluvia (2009) de Jorge Navas

Por la truculencia pervertida de su mirada, porque hace que den ganas de buscar la noche incluso de día y porque su protagonista inspira mis peores pensamientos, que a largo plazo suelen ser los mejores.


Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com