Nick Sandow.

"OITNB ayuda a las mujeres a que se quieran por como son"

A punto de cumplir 50 años, el estadounidense, conocido por su papel en la serie 'Orange is the New Black', atraviesa el mejor momento de su carrera. En el marco de IndieBo, viajó a Bogotá para presentar 'The Wannabe', su segundo trabajo como director, una historia de mafiosos ambientada en la Nueva York de los noventa.

2015/07/21

Por María Camila Pérez B.

A sus 49 años, el actor y director Nick Sandow se está abriendo camino a nivel internacional. Gracias al éxito de Orange is the New Black, se ha convertido en una cara que muchos reconocen, en especial por el poblado bigote que porta en la serie cuando interpreta a Joe Caputo, el encargado de la prisión de Litchfield.

Con más de 60 títulos como actor de televisión y cine, el neoyorquino se ha aventurado recientemente en el mundo de la dirección. Ponies, su ópera prima, se estrenó en 2011 y ahora, en el marco del primer Festival de Cine Independiente de Bogotá (IndieBo), conversó con Arcadia sobre su segunda cinta, The Wannabe, su papel como el jefe de una prisión femenina y la importancia de este tipo de festivales en un país como Colombia.

¿Cómo se siente estar detrás de la cámara en comparación a estar frente a ella?

Personalmente, creo que la diferencia radica en que estar frente a la cámara te pone en una posición mucho más vulnerable. Pero estar detrás de ella y colaborar así con los demás se siente muy natural para mí, me siento como en casa y eso me pone bastante cómodo. Creo que ser actor aportó a que también haya decidido dirigir, pero siento que es muy difícil separar lo uno de lo otro. Es como intentar describir de qué forma tu padre ha influido en tu crecimiento. La actuación me enseñó nuevas formas de aprendizaje y nuevas formas de ver el mundo.

¿Qué lo llevó a dirigir una película por primera vez?

Me pareció lo más natural que podía hacer. Llevo 25 años actuando, entonces lo vi como un paso que debía tomar. Michael Imperioli, un gran amigo mío que aparece en la película, abrió un teatro en el que colaboramos juntos como directores. Ese fue el primer salto que di y me enamoré por completo.

 

The Wannabe cuenta la historia de Thomas (Vincent Piazza), un hombre obsesionado con la mafia que desea adentrarse a como dé lugar en ese mundo. ¿Qué fue lo que más le llamó la atención sobre la vida de este hombre?

La película está basada en eventos reales y en una pareja que existió en esa época. Me intrigó mucho el personaje principal, Thomas, por varios aspectos de su vida personal. Crecimos en el mismo barrio y me fascinó todo aquello que lo impulsaba a comportarse de cierta manera. Thomas era un cinéfilo y un gangsterphile, estaba obsesionado con esa cultura. Cuando yo era joven el cine fue mi primer contacto con mi sueño de convertirme en actor, pero mi protagonista no tuvo ese tipo de opciones. Entonces decidí concretar esta idea de desear convertirse de una forma desesperada en algo que uno no es. Algo que yo, como actor, entiendo a la perfección.

¿Cuál fue el obstáculo más grande a la hora de grabar esta película?

Primero que todo, no teníamos mucho dinero. Tuvimos que grabar todo en 20 días y en 35 espacios distintos, todo esto teniendo en mente que es una película ambientada en los noventa. Para encontrar los espacios ideales nos adentramos en Brooklyn y Queens para encontrar calles y espacios que no han cambiado. Fue muy complicado porque no podíamos simplemente cerrar las calles ni tener cientos de vehículos de la época. Fue un juego de tomas y ángulos muy calculado. Y claro, la ropa y los peinados también fueron claves para la historia.

Martin Scorsese, un nombre que inmediatamente se asocia a películas sobre la mafia, trabajó como productor de la película. ¿Qué tal fue trabajar junto a él? ¿Cuáles fueron algunos de los aportes que le brindó durante el proceso?

Scorsese nos apoyó mucho desde el principio. Le encantó el guion y quería involucrarse en el proyecto, entonces entró a trabajar como productor desde muy temprano. Trabajar con él fue fantástico, es una persona muy generosa. Yo estaba muy nervioso, pues es intimidante trabajar junto a alguien así, pero en el instante en que me senté con él me sentí muy cómodo. En muchas ocasiones cuando las personas te dan apuntes siempre tienen una agenda oculta y quieren hacer la película que ellos dicen, pero con él nunca sentí eso. Por el contrario, quería ayudarme a contar la historia que yo quería contar. También es un tipo muy meticuloso y específico. Decía cosas como "me encanta esa escena, pero si entraras cinco tomas más adelante transmitirías mejor el mensaje". En el cuarto de edición, cuando revisaba las cosas, me sentaba a pensar: "¿Cinco tomas? ¿Cómo logra pensar así?". Y siempre tenía razón.

¿Qué sigue ahora? ¿Tiene planes de dirigir otra película?

Sí, yo siento que soy un 'cuenta cuentos' y tengo otra historia que me tiene muy emocionado y con la que espero trabajar pronto. Se llama Memory of Loss y está escrita por uno de los guionistas que trabaja en House of Cards. Trata sobre un jugador de fútbol americano que debe lidiar con los efectos de la demencia y la búsqueda de una identidad mientras atraviesa la mediana edad. Espero comenzar a trabajar en este proyecto cuando termine de grabar esta temporada de Orange el año que viene.

Hablando de la serie, Orange is the New Black ha ganado mucha popularidad y se ha convertido en un éxito rotundo. ¿Cómo llegó a trabajar en ella?

Definitivamente fue el guion y la forma en la que está escrito. Leí el primero y me dije "esto es genial". Yo creo que ninguno de nosotros esperaba que la serie fuera tan exitosa. Normalmente cuando me enamoro de algo solo ocho personas van a verlo, entonces tener gente en todas partes del mundo que se conectan con la serie de forma tan profunda es muy especial. Nos acaban de nominar a un Emmy, esta vez en la categoría de Drama. Pasamos de ser una comedia a ser un drama en tan solo un año, pero yo no creo que el programa se pueda encasillar así y por eso le llama tanto la atención a las personas. No es una cosa específica, es algo que está cambiando de forma constante y eso me gusta mucho.

¿Qué tal es trabajar en una serie que representa el sistema carcelario de Estados Unidos?

Me parece increíble trabajar en un programa tan popular que hace llorar y reír a los espectadores, pero también me parece valioso ser parte de algo que está llamando la atención sobre este tipo de problemas. Hoy en día, en Estados Unidos hay 2.5 millones de personas encarceladas y eso me entristece por cómo habla de la sociedad en la que vivimos. Siento que estamos proporcionando una nueva visión respecto al tema y aunque claramente hay momentos en los que nos divertimos con esto, considero que le estamos abriendo los ojos a la comunidad sobre qué tan terrible es este mundo.

¿Hizo algún tipo de investigación para prepararse para el papel?

Sí, investigué un poco. Hablé con algunos oficiales que trabajan en prisiones, pero cuando me llamaron por primera vez se suponía que solo iba a aparecer en tres episodios, entonces no tuve mucho tiempo para prepararme. Grabé esos tres episodios y me pidieron que hiciera diez más y así fue como terminé participando en la primera temporada. Fue muy esporádico, por eso no investigué tanto como suelo hacerlo normalmente.

Muchos han comentado sobre el aspecto feminista del programa y la forma en la que representa a la mujer. ¿Qué piensa sobre la representación de los personajes femeninos de Orange?

Tenemos mujeres de todas las formas, los tamaños y los colores, ¡no discriminamos! Me parece increíble y creo que esa es una de las razones por las que el público ama tanto la serie. Se ven a sí mismos y ven a personas reales en su televisor. Si trabajabas en la televisión hace 20 años tenías que verte de cierta forma, tu pelo tenía que estar peinado de cierta forma, tenías que ser de cierta talla y tenías que hablar de cierta manera. Ahora este programa está ayudando a las mujeres a que se quieran por como son y a que se relacionen con sí mismas de una manera mucho más profunda. Les ayuda a entender que no tienen que encajar dentro de un estereotipo. ¿No cree que eso sea increíble? A mí me parece emocionante.

Su personaje toma un giro inesperado en esta temporada. No solo está más presente de los episodios, sino que el público conoce más acerca de su pasado y Caputo pasa de ser un peón para convertirse en una figura de autoridad. ¿Cómo fue ese proceso de evolución?

Me pareció estupendo y me enseñó mucho sobre la actuación y la creación de un personaje. Si hace un año me hubieran dicho que Caputo sería el integrante de una banda de rock llamada Sideboob habría dicho que están locos. Ver su evolución me enseñó a no cerrarle la puerta a otras facetas del personaje. Es una lección muy profunda mantenerse abierto y no encasillar a un personaje dentro de una categoría específica o decir "no, él nunca haría algo así". Más bien cabe decir "¿por qué no? ¿Por qué no puede tocar en una banda de rock y al mismo tiempo ser este tipo?".

¿Por qué cree que festivales de cine como IndieBo son importantes? ¿Por qué más personas deberían involucrarse con este tipo de eventos?

The Wannabe se estrenó en Tribeca y es una película muy de Nueva York, pero tener la posibilidad de traerla acá, compartirla con personas que pertenecen a una cultura distinta y ver sus reacciones es una gran enseñanza para cualquier actor o director. Además, creo que el hecho de que celebren el arte del cine es muy importante para la cultura. Todo el mundo ama las películas y es grandioso tener la oportunidad de decir, "miren, nosotros también podemos ser parte de ese mundo". Es la manera de demostrarles a las personas que aquí no solo se pueden traer buenas películas, sino que también se pueden producir grandes cosas.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com