Martin LaSalle protagoniza 'El carterista'.

'El carterista': un clásico en la gran pantalla

Este domingo 28 de mayo, el ciclo ‘Clásicos del Cine Francés’, de Cinecolombia presenta la historia de un joven desempleado que encuentra sentido a su vida en el robo. La obra del reconocido cineasta Robert Bresson, se proyectará en siete ciudades del país, en funciones únicas, a las de 12 del mediodía.

2017/05/23

Por Daniela Hernández

El ciclo Clásicos del Cine Francés de Cine Colombia presenta, este domingo 28 de mayo, El carterista, del mítico director de cine Robert Bresson. Salas selectas de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena e Ibagué podrán disfrutar de esta obra restaurada, digitalizada y con subtítulos en español. Las funciones se llevarán a cabo a las 12 del medio día.

La obra, más allá de condenar el crimen y sus consecuencias, humaniza a un joven ladrón y ahonda en las causas que lo llevan a robar. Sin justificar el acto muestra los sentimientos de angustia y soledad que lo rodean, además de explorar la situación familiar crítica y falta de oportunidades que lo rodean.

Narrada con economía de medios y actores naturales, plantea con crudeza la relatividad del bien y del mal. Haciendo eco a Crimen y castigo de Dostoyevski, Bresson expone personajes que rozan los límites del desespero, emociones silenciadas e imágenes inolvidables, en 72 minutos.

El carterista, nominada al Oso de Oro en 1960, cuenta la vida de Michel, quien vive en una sórdida habitación. Su madre, a quien él jamás visita, está enferma y permanece bajo el cuidado de Jeanne, una joven abandonada por su madre. Progresivamente, Michel se va adentrando en el mundo de la delincuencia hasta refinar sus habilidades y convertirse un experto en el hurto. Aunque los bienes obtenidos dan solución a sus problemas cotidianos, la angustia y la tristeza son una constante de la que no logra escapar.

La obra no narra una historia policiaca. En vez, retrata la pesadilla de un joven empujado por la debilidad, a una aventura para la que no está hecho, pero que al final termina por reunir dos almas solitarias. El interés ético de Bresson por explorar el factor humano alrededor de la culpa culminó en una de las obras más fascinantes del consagrado director francés. En sus propias palabras, escritas en su texto Notas de cine,“No al arte sin transformación”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.