Janelle Monaé, Taraji P. Henson y Octavia Spencer protagonizan el largometraje.

‘Talentos ocultos’, el poder en tiempos de injusticia

Este estremecedor retrato de segregación racial y de género en el sur de Estados Unidos, durante la década de los sesenta, cuenta con tres nominaciones al Oscar y llega a salas de cine de nuestro país el 2 de febrero.

2017/02/02

Por Daniela Hernández

Talentos ocultos, dirigida por Theodore Melfi y basada en hechos reales, devela la lucha de tres mujeres afroamericanas de la NASA que fueron el cerebro detrás de la megaoperación de 1961 que condujo a lanzar al astronauta John Glenn a la órbita, un logro para la carrera espacial de Estados Unidos contra Rusia.

El largometraje biográfico rememora la historia de la matemática Katherine Johnson (Taraji P. Henson), quien calculó las trayectorias de lanzamiento y aterrizaje que hicieron posible el vuelo del Proyecto Mercurio y la llegada a la luna del Apolo 11 en 1969. Paralelamente, expone la hazaña de sus colegas, Dorothy Vaughn y Mary Jackson (Octavia Spencer y Janelle Monáe, respectivamente), con quienes Johnson trabajó desde el área de computadores para gente de color. Juntas se enfrentan a una injusta cotidianidad, invisibilizadas y menospreciadas. Protocolos prohíben su presencia en juntas laborales, compañeros de trabajo blancos asumen la autoría de sus trabajos y ellas ni pueden hacer uso de los mismos baños que sus colegas. Todo esto hace parte de la lógica de la realidad a la que pertenecen, una realidad en la que finalmente se impone la genialidad.

La actuación de este trío de mujeres, igualmente brillantes pero muy diferentes, eleva la historia al ofrecer perspectivas diversas de un tiempo y un lugar abiertamente segregados. Así, la lucha por mantenerse a la altura de las intensas demandas que les son impuestas -en parte por su raza y su sexo- pone de manifiesto componentes de su humanidad y género: son damas elegantes que se enamoran, sufren, viven por sus hijos y corren en tacones por los pasillos de la Nasa, a donde pertenecen “no por sus faldas, sino por sus lentes”.

Talentos ocultos pone la lupa sobre un momento de gran agitación en Estados Unidos, en el que se empezaron a gestar iniciativas de cambio social e inclusión para las negritudes. En 1964 y 1965, por ejemplo, el presidente Lyndon B. Johnson pasó una serie de decretos y proyectos de ley para mejorar la condición de los negros en su país. Además, la película logra hacer una sutil pero poderosa crítica a uno de los periodos más vergonzosos de Estados Unidos mediante la inspiradora historia de tres mujeres afroamericanas que conquistan sus derechos y se hacen merecedoras de  respeto con un arma contundente: la prodigiosidad de sus mentes.  

Este escenario histórico cobra vida a través de imponentes imágenes, capturadas por la acertada dirección de fotografía de Mandy Walker, que se alternan con material de archivo de los años sesenta y vistosos diseños de trajes de la década. La musicalización es otro fuerte elemento que aporta un claro sentido de tiempo y lugar, gracias a clásicos del pop y composiciones originales que coinciden con las tendencias del momento. El homenaje a la estética general de la época incluye toques de modernidad que, además de hacerla atractiva, deja abierta la posibilidad de trazar paralelos con acontecimientos actuales.

La candidata a Mejor película, Mejor guion adaptado y Mejor actriz de reparto en los premios de la Academia está inspirada en el libro de no ficción Hidden Figures de Margot Lee Shetterly. Representa un drama humano que explora lo que significa ser mujer y afrodescendiente en una época en la que los derechos y el respeto eran privilegios de blancos y la inclusión, un ideal lejano.

Haga clic aquí para más cubrimiento de los premios Óscar.

La lucha negra, en otras películas

Recordamos otros largometrajes que arrojaron luz sobre la batalla por los derechos civiles en los años sesenta.  

Nina (2016)

Escrita y dirigida por Cynthia Mort, sigue de cerca la vida de la cantante de jazz y pianista clásica Nina Simone. Además de centrarse en su ascenso a la fama, muestra su importante papel como activista de los derechos civiles.

Selma (2015)

Está basada en las marchas por el derecho al voto de los afroamericanos que sucedieron entre Selma y Montgomery bajo el liderazgo de James Bevel, Hosea Williams y Martin Luther King.

Ali (2001)

La película relata la determinación y resistencia con la que el boxeador  Muhammad Alí se convirtió en uno de los personajes más entrañables de la historia contemporánea de Estados Unidos. Desarrollada dentro el marco de los incidentes sociales que provocaron los asesinatos de Martin Luther King Jr y Malcom X, la historia narra la vida del hombre y del campeón.

Le puede interesar La verdadera valentía, en 7 películas

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.