La actriz Daniela Vega en una escena de la película.

Sebastián Lelio: “El cine debería parecerse más a una pregunta que a una respuesta”

El director chileno estrenó su largometraje 'Una Mujer Fantástica' en el Berlinale 2017. Narra la historia de una mujer transgénero en Chile, planteando preguntas sobre los límites de la empatía, de la tolerancia y del amor.

2017/02/15

Por Carolina Betancourt

Sebastián Lelio cuenta que su fascinación por retratar personajes femeninos de carácter fuerte nace desde la intuición. Desde la intriga y admiración que le producen estas mujeres. En su película Gloria, el director chileno nos mostró a una mujer compleja y muy real. Gracias a la profundidad con que se desarrolló el personaje y su notable interpretación por Paulina García, recibió el Oso de Plata en la Berlinale de 2013, logramos establecer con ella, un grado de intimidad que no es fácil de alcanzar.

Lelio logra esto nuevamente con su película Una Mujer Fantástica, la cual tuvo su estreno mundial en el marco de la Berlinale. Lo interesante en este caso, es que al centrar su historia en un personaje poco convencional, el chileno, también guionista, productor y montajista, conduce al espectador por un viaje de autoreflexión y de confrontación consigo mismo.

Una Mujer Fantástica es la historia de Marina Vidal, una mujer transgénero. Interpretada por la actriz, también transgénero, Daniela Vega. Marina trabaja en un restaurante, le apasiona cantar y está enamorada de Orlando (Francisco Reyes - El Club, Neruda), un hombre algunos años mayor que ella. Durante los primeros minutos del filme vemos a la pareja bailando en un club. Es el cumpleaños de Marina. Lelio subraya este momento a través de una estética que inunda la escena de una luz que habla de intimidad y que hacia el final de la película nos traerá a este mismo momento. Esa misma noche, de forma inesperada, Orlando muere a causa de un aneurisma y evidentemente, el mundo de Marina se desintegra. Empieza entonces una travesía donde se encontrará con la humillación y los prejuicios de toda una sociedad chilena, donde está ambientado el filme, representados en la familia de Orlando y en las personas a cargo de llevar su muerte. A través de las interacciones que se crean con la familia de Orlando, el director aborda esta incomodidad: “Es que cuando te miro, no sé lo que veo. No se lo que eres.”, le dice la ex esposa de Orlando al prohibirle que asista a las ceremonias de su muerte. Sin embargo, Marina, siendo fiel a sí misma y a sus sentimientos, con una dignidad y voluntad retratados de manera excepcional por Daniela Vega, conseguirá el objetivo de tener el derecho a hacer su duelo.

La película, producida por los hermanos Juan de Dios y Pablo Larraín, ganadores también del Oso de Plata en la Berlinale de 2015 con su película El Club, cuenta con una fotografía por parte de Benjamín Echazarreta que nos recuerda por momentos la sensibilidad de Almodóvar, por medio de la cual se entrelazan de forma orgánica la realidad y la fantasía. Metáforas fílmicas y símbolos recurrentes, develan la lucha interna de Marina, su angustia y su impotencia, y van conduciendo al espectador a través de su propio rol frente a la película. El rol de darle a Marina la empatía que su mundo no le está dando.

Al preguntarle sobre el personaje, Lelio responde “Marina está completamente preparada para el mundo. Es el mundo el que no está preparado para ella.” Y mientras para Daniela Vega suena el Oso de Plata por mejor interpretación femenina, lo cual sentaría un precedente en el festival y ante el mundo, el realizador se gana el favor de la crítica en Berlín, porque él sabe que provoca sensaciones encontradas, pero de la forma más honesta y sin caer en la trampa del exotismo o de la propaganda, nos entrega la lucha de un personaje auténtico.

Una Mujer Fantástica invita a examinarnos y a replantear nuestros prejuicios, y al lograr esto, Lelio rompe las barreras de cómo nos relacionamos con Marina. Más allá de que la lucha central concluya y se resuelva, deja puntos interesantes abiertos y nos invita a plantearnos cuáles son los límites de la empatía, de la tolerancia, de los principios y del amor.

Para más cubrimiento de la Berlinale 2017 haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.