RevistaArcadia.com

Panahi libre bajo fianza

Catalina Gómez Ángel analiza las razones que tuvo el gobierno iraní para liberar al cineasta Jafar Panahi, después de que este no pudo viajar a Cannes por culpa de su encarcelamiento político.

2010/05/26

Por Catalina Gómez Ángel




Muchas cosas han pasado con respecto a Jafar Panahi desde la publicación del último post. Empecemos por lo más importante: la justicia iraní ha decido devolverle su libertad, pero bajo una fianza de 200.000 dólares. Si los procedimientos fueron los mismos que se le aplican a otros presos iraníes, la familia de Panahi debió haber entregado las escrituras de su casa para que el director quedara en libertad por el momento. Más adelante, con seguridad, tendrá que asistir a un juicio donde lo encontrar culpable o inocente. Nunca se sabe. Como tampoco se sabe a ciencia cierta los cargos que pesan contra el director de 49 años. Lo último que se ha llegado a sugerir es que su detención se debe a motivos de “seguridad nacional”.
Lo que si ha quedado claro es que los eventos que se dieron relacionados con su silla vacía en Cannes habrían ayudado a impulsar su liberación. A pesar de que lo nieguen siempre ha sido claro que las autoridades iraníes terminan actuando más rápido en materia de justicia cuando existe una presión internacional. Sólo hay que ver el caso de la periodista iraní estadounidense Roxana Saberi o el del también periodista iraní canadiense Maziar Bahari que quedaron en libertad más rápidamente que otros colegas debido a la presión extranjera. Y es que en el marco de Cannes mucho se habló de Panahi. El primero fue el jurado que recordó que su silla estaba vacía. Luego tomó el relevo el reconocido director iraní y mentor de Panahi, Abbas Kiorostami, quien en un fuerte discurso pidió la libertad de su compatriota. A esto se suma que la protagonista de la película de Kiorostami, Juliotte Binoche, pidió con lágrimas por la liberación del director iraní el día que recibió el premio a mejor actriz de Cannes. Binoche levantó en el escenario en el que se leía el nombre de Panahi.
Mientras tanto, en Irán sucedían algunos eventos que aceleraron su excarcelación. Una noche, tal vez , como represalia de lo que pasaba en Cannes, Panahi fue obligado por sus captores a salir desnudo al patio durante la noche. Cabe aclarar que por más que ya haya llegado el verano a Teherán, la cárcel de Evin está ubicada en lo alto de una montaña donde en las noches hace bastante frío. Este evento indignó a Panahi que se declaró de inmediato en huelga de hambre. Horas después dictaría por teléfono a su mujer todo lo que estaba sucediendo. Ella, como era de esperarse, lo hizo público y pocas horas después se conoció que Panahi podría quedar en Libertad.
El director ya está en su casa y está bien. Eso aseguran los chequeos médicos que le hicieron al salir de prisión y las foto que han publicado las agencias internacionales. Sin embargo, su situación legal no está definida. Lo dirá el tiempo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.