• Grace Kelly fue ganadora de un premio Óscar y luego Princesa de Mónaco.  Con 23 años, la actriz rodó la primera de tres películas con Hitchcock, 'La ventana indiscreta' (1954), seguida de 'Crimen perfecto' ese mismo año y 'Atrapa a un ladrón' (1955).
    Grace Kelly fue ganadora de un premio Óscar y luego Princesa de Mónaco. Con 23 años, la actriz rodó la primera de tres películas con Hitchcock, 'La ventana indiscreta' (1954), seguida de 'Crimen perfecto' ese mismo año y 'Atrapa a un ladrón' (1955).
  • Hitchcock declaró que 'La ventana indiscreta' fue "de una experiencia muy satisfactoria porque fue el epítome del enfoque subjetivo: un hombre mira, observa y reacciona ante una mujer incluso más que una situación".
    Hitchcock declaró que 'La ventana indiscreta' fue "de una experiencia muy satisfactoria porque fue el epítome del enfoque subjetivo: un hombre mira, observa y reacciona ante una mujer incluso más que una situación".
  • Eva Marie Saint fue seleccionada por Hitchcock entre docenas de candidatas para encarnar el papel del 'femme fatale' en North by Northwest (1959).
    Eva Marie Saint fue seleccionada por Hitchcock entre docenas de candidatas para encarnar el papel del 'femme fatale' en North by Northwest (1959).
  • Considerada por la crítica como una de sus mejores películas, 'North By Nothwest' fue nominada a tres premios Óscar: a mejor guion original, mejor dirección y mejor montaje.
    Considerada por la crítica como una de sus mejores películas, 'North By Nothwest' fue nominada a tres premios Óscar: a mejor guion original, mejor dirección y mejor montaje.
  • Kim Novak era considerada uno de los sex symbol de la época dorada de Hollywood, y protagonizó 'Vértigo' (1958), de Hitchcock, nominada a dos premios Óscar.
    Kim Novak era considerada uno de los sex symbol de la época dorada de Hollywood, y protagonizó 'Vértigo' (1958), de Hitchcock, nominada a dos premios Óscar.
  • Hitchcock dirige a Novak en 'Vértigo' (foto cortesía de Revista Semana).  La película habla de la obsesión, la naturaleza del amor y de la parálisis psicológica y física.
    Hitchcock dirige a Novak en 'Vértigo' (foto cortesía de Revista Semana). La película habla de la obsesión, la naturaleza del amor y de la parálisis psicológica y física.
  • Tippi Hedren protagonizó 'Los pájaros' (1963) y 'Marnie, la ladrona' (1964), la actriz también es la madre de Melanie Griffith.
    Tippi Hedren protagonizó 'Los pájaros' (1963) y 'Marnie, la ladrona' (1964), la actriz también es la madre de Melanie Griffith.
  • Hedren interpreta la conflictiva personalidad de 'Marnie la ladrona' (1964). Hitchcock la descubrió al verla en comercial de televisión.
    Hedren interpreta la conflictiva personalidad de 'Marnie la ladrona' (1964). Hitchcock la descubrió al verla en comercial de televisión.
  • El cineasta británico Alfred Hitchcock, conocido como el Maestro del Suspenso, prefería las actrices rubias para sus protagonistas icónicas.
    El cineasta británico Alfred Hitchcock, conocido como el Maestro del Suspenso, prefería las actrices rubias para sus protagonistas icónicas.

| 2016/05/11

Las rubias de Alfred Hitchcock

2016/05/11

Alfred Hitchcock, director británico, es conocido por su dominio del cine de suspenso, por hacer cameos en sus obras y por el protagonismo que le daba a las actrices rubias. Las consideraba más misteriosas, elegantes y frías: los ingredientes perfectos para una femme fatale. También eran más fáciles de fotografiar en blanco y negro. Su predilección hacia ellas, de hecho, llevó a que el francés Serge Koster publicara en 2013 el ensayo Las fascinantes rubias de Alfred Hitchcock, recién traducido al español por la editorial Periférica. 

Hitchcock dejaba claro que sus protagonistas serían rubias, como Grace Kelly o Kim Novak, así se tuvieran que teñir, como Madeleine Carroll, Joan Fontaine o Ingrid Bergman.  

Cuando no podía decidir la protagonista de su película Los pájaros (1965), escogió a Tippi Hedren cuando vio a la bella rubia en un comercial de televisión sobre un líquido adelgazante. No tenía experiencia, pero el director se justificó: "Firmé un contrato con ella porque es una belleza clásica. Las películas ya no tienen bellezas así".

Para Hitchcock, valía más la belleza de las "nórdicas", como las apodaba, que cualquier otra cosa.