| 2015/09/30

¡Que viva la literatura!

por Felipe Botero

2015/09/30

Por Felipe Botero

Esta convivencia entre libros y música surgió de manera un poco accidentada, pues cuando Camilo de Mendoza decidió fundar este espacio con su socio, Álvaro Roa, lo que quería era en realidad abrir una tienda dedicada a la venta de discos y vinilos, no de libros. Sin embargo, percatándose del rápido progreso de la tecnología MP3, que en muy pocos años ha desbancado casi definitivamente a los CD’s, Camilo cedió parte de su sueño y lo compensó dirigiendo su mirada al mundo de los libros.

¿Sabe por qué los libreros nos acompañan toda la vida?

Afortunadamente para él, esta alternativa resultó un éxito, pues, como lo comprobó Caicedo en su novela, los libros y la música han tenido siempre una relación muy estrecha que se asemeja de cierta manera a una vieja amistad: Antonio Machado consideraba que la poesía es “cuento y canto”, pues “se canta una vieja historia/contando su melodía”. 

Siga estos pasos para abrir su propia librería.

Prueba de esta estrecha amistad es que el nombre musical del espacio donde conviven tan agradablemente la literatura y la música se le ocurrió ni más ni menos que a un escritor, Hugo Chaparro Valderrama, a quien une una larga amistad con Camilo y al que éste consultó para que lo ayudara con una idea para el nombre, el cual se demoró tan sólo una noche en sugerir.

La convivencia de diversas artes es algo que Tornamesa ha alcanzado hasta llegar casi a la perfección: además de libros, novelas gráficas, discos y vinilos, en la tienda se pueden conseguir películas –particularmente de cine arte y de cine colombiano– y vinos, por los que Camilo y Álvaro siempre han sentido una inmensa pasión. Por ello se entiende que Camilo diga que, más que ofrecer sus libros, películas, vinilos y vinos, lo que Tornamesa otorga a su cliente es “cierta sensación, diferente, especial” que cuesta mucho trabajo describir. Sin duda alguna esta “sensación diferente y especial” es uno de los principales motivos por los que vale la pena visitar esta librería. 

Un buen ejemplo de la armonía que ha establecido Tornamesa entre la música y los libros – y con otras artes como el diseño y las artes gráficas- es la muestra que organizó Camilo para agosto y septiembre en el parque de la 93, en el norte de Bogotá: en agosto montó una exposición, curada por el periodista Eduardo Arias, de carátulas famosas de vinilos para hacer una especie de recuento visual de la historia del rock; y en septiembre y octubre estará abierta al público, de manera gratuita, una exposición de cincuenta portadas excepcionales de libros, ésta vez curada por él mismo. Adicionalmente, en el Parque, Tornamesa está estrenando un nuevo espacio llamado “La Carreta de Letras”, donde los visitantes pueden ir a pedir prestado libros para leer en el parque por una, dos y hasta tres horas (e incluso por días una vez ya estén registrados en la tienda). No contento con ello, Camilo también ha auspiciado un par de conciertos en el mismo Parque, entre los que se destaca aquel en el que se presentaron las bandas bogotanas Fatso y Bituin el domingo 13 de septiembre.

Además del ya clásico local del Centro Comercial Avenida Chile, que abrió hace cinco años y medio, al lado se encuentra su hermano mellizo, Tornamesa Retro, en el que se puede encontrar una selección de vinilos y cómics. Allí, de manera análoga a la librería, donde los clientes son atendidos por estudiantes ad portas de graduarse de Literatura en la Javeriana, hay jóvenes estudiantes de Artes y Diseño Gráfico dispuestos a sugerirle diversos títulos y productos. De tal modo se pueden adquirir en un mismo lugar libros difíciles de encontrar y vinilos delicados y lujosos, por lo cual se puede hacer de su propia casa un nuevo lugar de convivencia para esos dos viejos amigos: la literatura y la música.   

Dirección: Centro Comercial Av. Chile en la Calle 72 # 10-34/ Locales 225 y 236

Teléfono: 3221639 / 2550116