Vista general del Foro Nacional de la Música durante la ceremonia de apertura de la Capital Europea de la Cultura (CEC) 2016 en Wroclaw, Polonia. EFE Vista general del Foro Nacional de la Música durante la ceremonia de apertura de la Capital Europea de la Cultura (CEC) 2016 en Wroclaw, Polonia. / Foto: EFE

Breslavia, Capital Cultural Europea 2016

El acto de inauguración de Breslavia como Capital Europea de la Cultura 2016 reflejó la crisis política que vive Polonia, con una polémica intervención del ministro de Cultura, Piotr Glinski, que defendió "los valores cristianos" y la buena salud de la democracia polaca.

2016/01/18

Por EFE & RevistaArcadia.com

Breslavia (Adaptación de Wroclaw en español) es considerada una de las ciudades más bonitas de Polonia. Su arquitectura y su historia, marcada por las múltiples guerras e invasiones, son algunos de sus principales atractivos. Este 2016, junto a San Sebastián, comparte el título de capital cultural de Europa. Un nombramiento conferido anualmente por el Consejo y el Parlamento Europeo en el que se pretende dar a las ciudades la posibilidad de mostrar el desarrollo y diversidad cultural que las caracteriza.

Para esta ocasión, Breslavia contó con un presupuesto superior a los 70 millones de euros (76 millones de dólares) con los que durante un año desarrollará todo tipo de manifestaciones artísticas. Actualmente, según informa EFE, la ciudad ya ha invertido más de 400 millones (436) en infraestructuras culturales que se utilizarán durante este año, y durante su capitalidad se prevé que habrán más de mil actividades. Todo esto con el objetivo de situar a Breslavia en el centro del mapa cultural europeo.

Baldwin, uno de los ochos comisarios que se ocupan de las diferentes disciplinas artísticas en Breslavia 2016, explicó que el objetivo es identificar este año cultural con los cuatro espíritus o esencias de la ciudad: El agua, la reconstrucción, la diversidad religiosa y la innovación.

El primero, el espíritu de la reconstrucción, recuerda la destrucción que causó la II Guerra Mundial donde alrededor del 80 % de la ciudad fue arrasada, así como el posterior esfuerzo para levantar la ciudad. El siguiente, el de la diversidad religiosa, constituye parte del pasado multicultural de Breslavia hasta la II Guerra Mundial y el Holocausto. Mientras que el espíritu del agua y las inundaciones, recuerdan que en 1997 la ciudad sufrió una gran innundación por una crecida del río Odra.

Por útimo está el espíritu de la innovación. El de una ciudad con 180.000 estudiantes (de un total de 630.000 habitantes) que quiere ser referencia tecnológica para el país. Ese espíritu de futuro quiere reflejar un ejemplo de optimismo y vitalidad al resto de Europa, y pretende funcionar como la muestra de una ciudad que ha pasado del drama de la destrucción de la II Guerra Mundial a lograr reinventarse para ser hoy el centro cultural europeo.

La crisis política marcó el arranque

Dos caras se enfrentaron en los discursos de apertura. Por un lado, el ministro de cultura y viceprimer ministro, de corte conservador, y el alcalde de la ciudad, un poco más dado a la apertura. 

Durante el discurso de inauguración, Piotr Glinski, viceprimer ministro del nuevo Gobierno nacionalista y euroescéptico del país centroeuropeo, afirmó que "Europa no estaría aquí y no sería lo que es sin los valores cristianos". El discurso político se hacía así protagonista de un acto que tendría que haberse ceñido a la cultura, y que refleja el clima de crispación que vive Polonia tras la llegada del nuevo Gobierno. Según El País de España, hubo quienes lo abuchearon por su intervención.

Entre los asistentes al acto se encontraba el comisario europeo de Cultura, el húngaro Tibor Navracsics, cuyo partido FIDESZ (al que pertenece el primer ministro húngaro, Viktor Orbán) se considera aliado de la formación gobernante en Polonia.

Por otro lado, el alcalde de Breslavia, Rafal Dutkiewicz, quien gobierna la ciudad desde 2002 al frente de un partido independiente de centroderecha, dijo que "los nacionalismos son cosa del pasado" y que "Europa es el futuro". Su intervención recibió una ovación prolongada de la mayoría del público presente en la gala. 

Se espera que tanto San Sebastián como Breslavia organizarán cerca de 400 proyectos relacionados con la literatura, el arte, el cine, la música y el teatro en este año.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com