Isadora de Norden

De Colcultura al Ministerio

El ministerio no debe ser para los espectáculos. El ministerio debe ser para las grandes obras

2014/08/06

Por Isadora de Norden

 Durante mi gestión en el Instituto Colombiano de Cultura (Colcultura) se retomó y se profundizó un trabajo que tenía como fin la creación del Ministerio de Cultura durante la presidencia de Ernesto Samper Pizano. De la mano de la senadora María Isabel Mejía, Luis Armando Soto, Juan Gustavo Cobo y yo,construimos el proyecto de ley y  emprendimos una gran campaña de motivación por la falta de interés de varios miembros del senado que no comprendían realmente la importancia de la consolidación de un Ministerio de la Cultura para Colombia.

En el año de 1997 finalmente lo logramos. Sin embargo, uno de los aspectos que había retrasado su creación fue la oposición de Gabriel García Márquez. Él pensaba que el Ministerio se iba a burocratizar y a politizar, cosa que no ha sucedido, por el contrario, hoy es un Ministerio de perfil técnico que consolidó los procesos de financiación, formación, planeación, evaluación e información.

Colcultura fue el embrión del Ministerio de Cultura. El Ministerio sin lugar a dudas era indispensable para el país. El presupuesto que tiene hoy en día el sector cultural, además del presupuesto nacional,  viene de diferentes fuentes de financiación que han permitido tener recursos de sus propios sectores para las bibliotecas, el cine, el patrimonio material e inmaterial y la infraestructura de las artes vivas.

La gestión del Ministerio

De las cosas más importantes que  resaltaría de la gestión del Ministerio en este siglo, está la creación de planes y programas de bibliotecas públicas y escolares, y de la lectura y escritura como Leer es mi cuento.

La ley de patrimonio que renovó el concepto, ampliándolo a las manifestaciones del patrimonio oral e inmaterial, también ha sido un aspecto vital de la gestión del Ministerio. Se ha logrado que muchas de las manifestaciones del patrimonio colombiano estén en la lista de la UNESCO.

La ley del cine ha permitido, que por ejemplo, este año un documental colombiano haya ganado un premio en Cannes. El número de producciones nacionales dan cuenta de una industria en pleno auge. 

  

El Ministerio a futuro

Toda la inversión que se ha hecho para estas ofertas culturales, habría que aprovecharlas en la creación de públicos para ellas. Existen magníficos creadores que tenemos que difundir y que el país entero debe  conocer, disfrutar y reconocerse en ellos. Las herramientas existen para lograrlo, hay que sintonizarse con el colombiano de la calle, el que se estremece con el fútbol, con el ciclismo. Este colombiano también puede estremecerse con la música, el baile, el cine y las letras. Pero tiene que conocerlas. El Ministerio no debe ser para los espectáculos. El Ministerio debe ser para las grandes obras.

 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación