RevistaArcadia.com

Antes de la guerra

Alberto de Brigard reseña "Tierra trágica" de Erskine Caldwell. Editorial Navona

2012/04/18

Por Alberto de Brigard.

Erskine Caldwell fue un autor especializado en relatos sobre las miserias que surgían y se alimentaban de la pobreza, la ignorancia y los prejuicios del sur de los Estados Unidos, donde nació en 1903. La época de mayor popularidad de sus novelas (que fue mucha) coincidió con la más paranoica censura del régimen franquista, de manera que la mayoría de sus libros apareció por primera vez en español en ediciones argentinas de los años cuarenta y cincuenta y solo ahora aparecen en España en nuevas traducciones que los revitalizan y son, en sí mismas, argumentos para su permanencia en las librerías.

La Tierra trágica que da título a la novela es un barrio de invasión en una ciudad sin nombre, posiblemente en Mississippi o Louisiana, adonde emigran familias campesinas arruinadas por la Gran Depresión, tras la ilusión de encontrar un trabajo industrial durante la guerra. Spence Douthit es uno de esos miserables, contratado por una fábrica de pólvora que pronto se cierra, y él y su familia quedan a merced del destino que, en su caso, tiende a asumir las figuras de la señorita Saunders y la señora Jouett, dos trabajadoras sociales totalmente incapaces de encontrar algún canal de comunicación con las personas a las que, más o menos con sinceridad, pretenden ayudar; sin embargo, el desempleo, el alcoholismo, la prostitución y el crimen están tan asentados en el mundo de los Douthit que no hay redención posible.

Después de sesenta años las novelas de Caldwell han perdido algunas de las características que las llevaron a vender millones de ejemplares: sus alusiones sexuales dejaron de ser excitantes o escandalosas hace tiempo, y su sentido del humor, muy apoyado en lo grotesco, lo mismo que sus comentarios sobre la bestialidad de los pobres, tienen que pasar constantemente por el filtro de lo políticamente correcto en el siglo XXI. Con todo, siguen siendo un testimonio valioso de una época en la cual un buen número de personas encontraba en novelas de buena calidad las emociones, los temas y la entretención que hoy parecen accesibles solo en las telenovelas.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.