RevistaArcadia.com

Ciudadanos del dolor

Patricia Vélez reseña "El emperador de todos los males. Una biografía del cáncer", de Siddharta Mukherjee. Editorial Taurus.

2012/04/18

Por Patricia Vélez.

Con su caparazón duro, pinzas que se agarran a cualquier cosa, movimientos impredecibles y su capacidad de habitar en la superficie o en las profundidades, el cangrejo es la representación perfecta del cáncer. Siddhartha Mukherjee, médico oncólogo, investigador y profesor de medicina en la Universidad de Columbia, presenta al cáncer como un personaje de comportamiento complejo, no solamente a través de la historia de la ciencia y de la medicina, sino también a través de la historia de la filosofía y de la fascinante percepción de las causas y de las curas de las enfermedades. Con una visión integral y humanista, el autor presenta un relato no solo de gran valor científico, sino también literario. Esta biografía fue premiada con el Pulitzer en el 2011.

La historia de los tratamientos es tal vez el aspecto más impactante de esta biografía, no solamente porque refleja la audacia, creatividad y, en ocasiones, la crueldad de la medicina, sino porque el autor saca a la luz a un protagonista que suele ser invisible en las historias de la medicina: el paciente. Es inevitable sentir un escalofrío ante las descripciones de las mastectomías, realizadas sin anestesia, desde la época de los griegos hasta el siglo XIX. Igualmente sufren los pacientes de leucemia, en particular los niños, quienes soportaron durante la segunda mitad del siglo XX gran parte de la experimentación de los tratamientos a partir de sustancias tóxicas.

Mukherjee usa un lenguaje claro, preciso y salpicado de metáforas para explicar los desarrollos más sofisticados de la ciencia moderna. Concluye con un resumen de los retos y la polémica actual en torno a la enfermedad: la identificación de las mutaciones genéticas que podrían llevar al desarrollo de la enfermedad antes de su manifestación sintomática, el rol de las políticas de prevención en la salud pública, las incidencias de factores medioambientales como los pesticidas y los químicos cancerígenos utilizados legalmente en la industria agroalimentaria, por ejemplo.

Tal vez solo después de leer las 576 páginas de esta obra maravillosa, es que se logra comprender el epígrafe de la siempre lúcida Susan Sontag: “La enfermedad es el lado nocturno de la vida, una ciudadanía más onerosa. Todos, al nacer, somos ciudadanos de dos reinos, el de los sanos y el de los enfermos. Y aunque prefiramos usar solo el buen pasaporte, tarde o temprano cada uno de nosotros se ve obligado, al menos por un tiempo, a identificarse como ciudadano de aquel otro lugar”.

....................................

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.