RevistaArcadia.com

El filo de la risa

César Mackenzie reseña "Cirkus Columbia" de Ivica Djikic. Editorial Sajalín.

2012/04/18

Por César Mackenzie.

El ruido que hizo el croata Ivica Djikic con Cirkus Columbia dejó sordo a más de uno. Sobre todo a algunos siniestros militares de la tan herida Croacia, dividida y subdividida en credos y rencores. Publicada en el 2003, la obra es un fulgurante despliegue de imaginación al mejor estilo de Kusturica. El humor es un elemento fundamental que acentúa el dramatismo de la historia: un emigrante bosnio regresa a su país luego de haber hecho una fortuna en el extranjero. Se encuentra entonces con un país en guerra, esa misma que sucedió entre 1991 y 1995 cuando el pueblo bosnio-herzegovino quiso formar una república independiente. En el fondo es la historia de una nación que lucha por la libertad.

El libro está lleno de genialidades: su estructura insospechada, su tono visceral, tan sarcástico y negro que por momentos nos sabemos culpables de reírnos a causa de algo tan macabro como una explosión nuclear. Sus personajes, irreverentes y desvergonzados, hacen parte de la misma absurda realidad de una guerra étnica. En medio de ello sucede un adulterio entre madrastra e hijastro, se resuelve felizmente la suerte de los espías o se padece la corrosión de la violencia y el egoísmo.

Esta es la primera novela de Djikic, nacido en la Bosnia-Herzegovina del 77, donde de tiempo atrás se cocinaban ya los odios entre los llamados partisanos comunistas y los chetnicks, abanderados de la causa nacionalista. Como coeditor del periódico satírico Feral Tribune lideró un equipo de periodistas que abiertamente se opuso a los desmanes del Estado bosnio, valiéndose de la ironía y la ridiculización del poder. Esto le valió una persecución: el implacable general Ante Gotovina, acusado de crímenes de lesa humanidad, lo señaló de enemigo del país y espió sus conversaciones para saber qué era eso tan ruidoso que escribía en el ya muerto Feral Tribune.

Este libro es una memoria no dramática de un hecho indeleblemente doloroso y funesto. Está en él mucho de la esencia humana: la pasión que desborda, el rencor que mortifica.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.