RevistaArcadia.com

La llave maestra

Angie Palacio reseña "La lámpara maravillosa" de William Ospina. Editorial Random House Mondadori.

2012/04/18

Por Angie Palacio.

El que abre un nuevo libro abre la puerta a un mundo mágico, dice William Ospina en La lámpara maravillosa. Y quien emprenda el viaje por este texto de ensayos encenderá una muy luminosa, que se convierte en el primer lanzamiento del poeta y novelista colombiano con Random House Mondadori. La editorial publicará su obra completa y su próxima novela, La serpiente sin ojos.

El libro recoge cuatro ensayos sobre la educación y un elogio a la lectura en los que Ospina plantea el interrogante de lo que significa el conocimiento en esta época convulsa —¿acaso tener buena memoria, destreza, ser recursivo?— y propone las claves de una educación que, lejos de uniformizar el saber y reforzar un sistema que se rige por la lógica de la competencia y la rivalidad, conduzca al goce.

El propósito de la educación, más que la rentabilidad y el éxito (dos cosas que pueden alcanzarse sin necesidad de pasar por la escuela, como lo demuestra el narcotráfico) debe ser la dignidad y la formación de ciudadanos con sentido de comunidad y felices con sus oficios. Un planteamiento romántico, pero necesario para que la educación pueda ser un camino hacia la plenitud de los individuos y las comunidades.

En ese camino es importante acercarse a la idea de que aprender no es adquirir conocimientos sino perder certezas vanas, y es necesario que el sistema escolar alimente las búsquedas personales. No se debe educar masas sino individuos, mediante la experiencia, la creatividad, la afectividad, la comunicación y la socialización. Para el ensayista, la pedagogía debería llenar de sentido la vida.

La lámpara maravillosa, el último ensayo y el que le da el título al libro, propone la lectura como una de las claves para lograr esa felicidad; es la verdadera lámpara mágica, la llave maestra que permite vivir experiencias fantásticas a través de otros. “Podemos vivir sin libros, pero corremos el riesgo de que las peores cosas del mundo se apoderen de nosotros”.

................................

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.