RevistaArcadia.com

La muerte

Lina Vargas reseña "La esposa del tigre" de Tea Obreht. Editorial Random House Mondadori.

2012/04/18

Por Lina Vargas.

“Los cuarenta días del alma empiezan la mañana siguiente a la muerte”, le recuerda la abuela a Natalia Stefanovic, la narradora de esta novela, cuando ambas se enteran de que el abuelo Stefan ha muerto. Durante cuarenta días, el alma emprenderá un viaje al pasado y los vivos intentarán dejar intactas las pertenencias que ha dejado con la esperanza de que esta regrese. La esposa del tigre —la primera novela de la escritora Tea Obreht (Belgrado, 1985) con la que ganó el Premio Orange del 2011— recorre, metafóricamente, esos cuarenta días. Con una tremenda estructura y una trama que se nutre de leyendas y rumores repetidos durante cientos de años en la antigua Yugoslavia, el libro mezcla tres historias con brillantez. La del presente, cuando la joven médica Natalia descubre —mientras viaja a una jornada de vacunación en una región que tras la guerra ha quedado “al otro lado de su frontera”— que su abuelo ha muerto. La de la niñez de Natalia, cuyo recuerdo más vívido son las visitas con su abuelo al zoológico de la ciudad. Y la vida de Stefan, marcada por dos relatos: el del hombre inmortal y el de la esposa del tigre.

Cuando la revista The New Yorker hizo un cuestionario a Tea Obreht, a propósito de su aparición en la lista de los mejores veinte escritores menores de cuarenta años, respondió que el Nobel colombiano era uno de sus escritores favoritos. La crítica Michiko Kakutani también lo menciona: “Aunque pueda tener ecos del mejor Gabriel García Márquez, es más bien una exploración de la alegoría y el mito escrita con una textura rica y admirable”. Hay resonancias de García Márquez en el valor que se le da a la tradición oral, en las historias y personajes que se cruzan aun cuando pertenezcan a siglos diferentes, en la alianza entre invención y realidad y en el afán por construir un universo literario que lo contenga todo: de la guerra de los Balcanes a los rituales ancestrales de preparación para la muerte. Esta última —la muerte— es a fin de cuentas el gran tema de la novela. Y Obreht habla sobre ella con la nostalgia de quien ha perdido a alguien, la curiosidad de un investigador y la locuacidad de una gran narradora de historias.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.