RevistaArcadia.com

Los ojos de la infancia

Jorge Iván Salazar reseña "Memoria por correspondencia" de Emma Reyes. Editorial Laguna Libros.

2012/04/18

Por Jorge Iván Salazar.

Memoria por correspondencia es el título de este singular libro de la artista colombiana Emma Reyes. Varias cosas convierten este texto en algo especial. Primero, la estructura: se trata de una serie de cartas que Emma Reyes le escribió desde Europa a Germán Arciniegas, relatándole algunos pasajes de su turbulenta infancia; segundo, las cartas contienen un valioso material acerca de la vida en Colombia durante las primeras décadas del siglo XX. Finalmente, las cartas proponen una visión del mundo excepcional de una niña que afronta una serie de experiencias muy duras en busca de su identidad.

El intercambio epistolar duró varios años. Las cartas son escritas por una mujer madura y, en ese sentido, son un ejercicio de memoria. Sin embargo, están escritas de tal manera que parecen haber salido directamente de las manos de la niña que alguna vez fue Emma Reyes. Bien podrían compararse con algunas novelas de iniciación, en las que un protagonista infantil se enfrenta con un mundo hostil y desafiante y lo vence. Podría ser Stevenson o Dickens, excepto porque se trata de una mujer y se trata de la realidad. Reyes, con una inocencia casi infantil, pasa revista a los primeros años de su vida, entre Bogotá, Guateque, Fusa y nuevamente Bogotá, en condición de huérfana, mujer y abandonada. Alternan episodios de inhumana crueldad con escenas teñidas de candor infantil. Hay episodios humorísticos seguidos por otros auténticamente terribles. Los episodios de la vida en un convento bogotano de comienzos de siglo, por ejemplo, muestran el tributo que muchas niñas sin hogar debían pagar por su sustento. En todo momento, lo que confiere una especial fuerza al texto es la voz de la narradora. De algún modo, la voz de Emma Reyes representa en estas cartas las voces de cientos de niñas olvidadas, criadas en medio de la indiferencia y el olvido.

Señala Arciniegas que un diario de la vida de Emma Reyes podría haber ocupado un lugar de privilegio en la literatura femenina latinoamericana. La vida azarosa de la artista, en efecto, habría dado para una enorme novela de iniciación. No obstante, estas cartas, rescatadas en buena hora por la editorial Laguna Libros, constituyen una lectura tan apasionante como el mejor de los cuentos de ficción y sirven para dar voz a quienes alguna vez quedaron al margen de la sociedad.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.