RevistaArcadia.com

Plegarias humanas

José Ángel Báez reseña "Plegarias nocturnas" de Santiago Gamboa. Editorial Random House Mondadori.

2012/04/18

Por José Ángel Báez.

En la página setenta y tres de la nueva novela de Santiago Gamboa, uno de los tres personajes señala uno de los caminos por los cuales transitará esta historia: “Esta no va a ser una novela negra, ¿quiere sorprenderse? Va a ser una novela de amor”. Una noche al cónsul de Colombia en Nueva Delhi —ciudad en la que Gamboa fue agregado cultural—, le encargan atender la situación de Manuel, un joven bogotano que es atrapado en Bangkok con droga y al que le espera la pena de muerte si no se declara culpable. Más allá de probar su inocencia, el muchacho quiere que el diplomático busque a su hermana que debe de estar en algún lugar de Asia. Ella, Juana, es el amor de su vida, el único ser al que quiso y también el único que lo ha querido, una mujer que está abiertamente en contra de la política paramilitar de su país. Su búsqueda y las razones por las que desaparece se convierten en el disparador de la novela. A partir de ahí viene una historia intensa, sin sosiego. Y eso que, paradójicamente, Gamboa por mostrarse conocedor de la cultura asiática, por ilustrar al lector, le niega a veces algo de ritmo a la historia.

Aparecen relatos que reflejan sin concesiones a adolescentes sin esperanza, confundidos e inmersos en una sociedad ambigua, desigual, violenta, injusta, descaradamente arribista y asediada por el dinero fácil. Sí, muchas novelas se han acercado a estos asuntos, pero ninguna llega hasta donde se atreve Plegarias nocturnas: recrea cómo algunos jóvenes vivieron, sintieron y se afectaron con los dos gobiernos de Álvaro Uribe Vélez. Se leen confesiones sobre los golpes que les ha dado la Colombia que han dejado atrás y también se sabe de sus momentos amargos vividos en países que han trasegado buscando un futuro mejor y, lo mejor, desde distintos puntos de vista.

La más reciente obra de Gamboa es contada, a manera de monólogos, por los tres grandes personajes de la novela, que se mueven entre Bogotá, Bangkok, Tokio, Nueva Delhi o Teherán. El mundo urbano, cosmopolita, negro, sórdido, juvenil y nocturno que ha caracterizado al escritor también se marca en esta novela.

Y, ¿por qué el título de la obra? El autor recientemente respondió: “Los personajes son tipos que siempre están solos, que rezan, pero nadie les escucha, son plegarias humanas. Ellos lo que quieren es volverse a encontrar, pero se perdieron… Dos personas que quieren estar juntas y mucha gente se interpone”.

Si le interesa comprar este libro haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.